Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Rutas por Amieva, Ponga y Piloña
Ponga y Amieva
Asturias

Pico Carriá

Collá Llomena, 05/2016

JFCamina, 06/2016

 

Pico Carriá

(ascensión a la torre NorOccidental del desfiladero de Los Beyos)

Mapas IGN: 55-III "Beleño"

Inicio: Collá Llomena - San Juan de Beleño - Ponga - Asturias

Objetivo Principal: Pico Carriá, Concejos de Ponga y Amieva - Asturias

Recorrido: Collá Llomena (993 m.a.) - Desvio del PR AS-211 (1010 m.a.) - Collau de Ovia (1040 m.a.) - Monte Robleu - Canal ascenso a la Boquera (1135 m.a.) - Boquera (1195 m.a.) - Silla de Cabrestredo (1269 m.a.) - Collau del Trecho (1193 m.a.) - Entrada Arista Norte Carriá (1140 m.a.) - Pico Carriá (1431 m.a.) - Regresos sobre nuestros pasos mañaneros hasta la Collá Llomena (993 m.a.).

Distancia: ± 13 Kilómetros = 6,5 Ida + 6,5 Vuelta

Tiempos: 6,5 horas = 3,5 h. Ida + 3,0 h. Vuelta.

Desnivel: 800 mts. de ascenso y su correspondiente descenso.

Terrenos: Pista y veredas montañeras.

Señalización: No, solo el punto de inicio del PR AS-211 "Ruta Subida al Pico Pierzu"

 

Creative Commons License

Hacía mucho tiempo que teníamos ganas de ascender a esa torre norteña del desfiladero de Los Beyos conocida por Pico Carriá. Pese al interés, como es costumbre en nosotros, no lo queríamos hacer en cualquier circunstancia, sino con día, a poder ser, excelente, otra cosa es lo que después surja camino de la cima. Como no tenemos prisa, esperamos y en un día guapo de la primavera del 2016 nos plantamos en San Juan de Beleño a tomar un cafetín y después nos arrimamos hasta el Collau Llomena para afrontar el ataque a tan majestuosa torre beyusca. El recorrido escogido parece que se trata del menos sacrificado (menos esfuerzo físico al tener menor desnivel) pero no por eso está exento de dificultades, así que muy impacientes vamos.

Se nota que la gente madruga mucho más que nosotros, pues en el aparcamiento ya estaba bastante lleno, aunque no tuvimos ningún problema para estacionar el vehículo. Mientras calzamos las botas una pareja inicia al marcha y otro coche llega y coger el último hueco bueno. Nosotros no nos distraemos más e iniciamos nuestro camino al Carriá, en principio por el sendero que va al Pico Pienzu, aunque solo unos trescientos metros, pues alcanzada esta distancia toca abandonarnos y girar a la derecha dándoles la cara a los Picos de Europa y a sus satélites más cercanos.

(Collau Llomena, Concejo Ponga, Asturias, ± 0,0 K / 993 m.a. / 11:15 h. / Punto 1 Mapa)

(Desvio a la Izqda. del PR AS-211 al Picu Pierzu, ± 0,3 K / 1010 m.a. / 11:20 h. / Punto 2 Mapa)

(Tras olvidarnos del camino del Pienzu toca el giro a la derecha y saludar a los Picos de Europa)

Vamos por cómoda pista terrera con rumbo NorOriental, tras un pequeño giro observamos nuestro primer jito del día a pasar, hablamos del collau Ovia, el cual debemos tener muy en cuenta pues es donde arranca nuestra excursión montañera. De lado vemos los pueblinos ponguetos de Viego, además de las preciosas cumbres de El Recuencu, Lluengu, Zorru, Sen de los Mulos, Peña Subes y la gran Peña Salón. Sin lugar a dudas el día está muy contemplativo, para hacer muchos planes de futuras salidas montañeras. Con estas cuitas contemplativas sin darnos cuenta llegamos a las proximidades del collau Ovia, al cual no accedimos de inmediato porque unas vacas estaban un poco trabadas en el medio del camín, además con muy mala cara.

(Tras un pequeño giro de la pista, pronto vemos el primer jito por donde debemos pasar)

(A la vista el Collau Ovia, donde empieza nuestro recorrido más montañero)

(Mientras llega el Collau Ovia, saludamos al Recuencu, Luengu y Zorro, el Rasu, además de...)

(... los pueblinos de Viego, Sen de los Mulos y Subes, además de Peña Salón)

(Ya tenemos a la mano el collau deseado, aunque...)

(... Unas vacas "malencarás" se interponen en el camino, parece que no nos dejan pasar)

Solventado el franqueo del paso, llegamos a una bifurcación de pista, nos olvidamos de la que sigue por la derecha y tomamos la de la izquierda que sube por un caleyón, aunque solo unos metros. Estamos en el collau Ovia, ha llegado la hora de abandonar los cómodos caminos y auparnos al terreno montañero. Rápidamente hubiéramos empezado a caminar monte arriba si no fuera porque un pequeño pinzonín se nos puso a tiro de cámara, así que no quedó otra que sacarle unas cuantas fotos. Después ladera arriba por una franja verde que parece que nos lleva a tomar un camino que va faldear toda la ladera del largo sierru que va de Sur a Norte desde el Pico Valeru al Calderón de la Arena.

(Collau de Ovia, giro a la derecha por el monte, ± 1,3 K / 1040 m.a. / 11:30 h. / Punto 3 Mapa)

(Un pequeño pinzonín nos entretuvo un poco antes de entrar en el recorrido más montañero)

(Tras al fotos al pajarín, una mirada atrás y a comenzar a tirar para arriba)

(En verde brecha vamos en busca de una vereda que faldea todo el sierru de Sur a Norte)

En principio nos surgieron varias dudas la vereda a tomar era la buena o si la ideal sería la que va mucho más arriba, pues parece muy marcada. Pronto se disiparon las dudas, pues el camino estaba muy pisado y empezaba a ser cada vez más claro y evidente. Ahora el siguiente jito estaba puesto en una preciosa y verde “silla de caballo” que vemos al fondo, donde se observa la silueta de la pareja de compañeros que salieron antes que nosotros. Ya con este tramo bien fijado solo queda seguir la estrecha vereda (con la cumbre del Pienzu por delante muy visible) y llegar a este precioso punto verde, al cual llegamos sin muchos problemas.

(Al final de la estrecha vereda, vemos el siguiente jito de paso, la preciosa y verde "silla de caballo")

(Con la imagen del Pienzu muy visible y la del Sueve al fondo, vamos descontando metros)

(Verde "Silla de caballo" con vistas excelentes, ± 2,4 K / 1070 m.a. / 12:00 - 12:15 h. / Punto 4 Mapa)

El estratégico paso nos brindó una preciosa postal de, posiblemente, las montañas más bonitas de Asturias, como son el Recuencu, Maciédome y Tiatordos. Una verdadera gozada, allí en aquella cómoda mancha verde contemplando tan precioso ramillete de cimas. Además, para darnos más facilidades, unos caballos pastaban tranquilamente interponiéndose entre nosotros y el Tiatordos, nos lo pusieron muy fácil para sacar una foto guapa, sobre todo el caballo blanco. Sin lugar a dudas habíamos comenzado muy bien, mejor imposible. Los posibles problemas vendrían ahora, pues había que afrontar otro tramo de estrecha y empinada vereda a la falda Occidental del Calderón de Arena. Ya estábamos advertidos, así que expectantes vamos.

(De las montañas más bonitas de Asturias, además el caballín nos lo puso muy fácil para lucirla más)

(Dejamos atrás la " verde silla" y comenzamos a negociar el complicado tramo del Calderón de Arena)

(En principio nada especial, una zona verde que nos va mentiendo en un bosquejo al pie de los farallones)

En principio nada especial, una zona verde que nos va metiendo poco a poco en un bosquejo al pie de los farallones calizos del sierru que llevamos por compañero desde que arrancamos en el collau Ovia. La vereda se ve pisada, pero no tanto como la que dejamos atrás hace un poco, además esta pica más hacia arriba. Así dejamos de lado una buena faya y pronto vemos una buena subida por una especie de sedo, arriba observamos un jitu de piedras. Parece que vamos por el buen camino. Alcanzado el jitu continuamos el lado por la estrecha vereda, con mucha hierba y con cierta caída. Así hasta un punto donde parece que vamos a chocar con la roca, pues por ahí continúa la raya caliza del sierru, es ahí donde debemos hacer un brusco giro al Sur y comenzar a subir fuerte para alcanzar la rotura de la Boquera.

(Ya estamos metidos en el bosquejo y en contacto con la caliza del Calderón de la Arena)

(Terreno con mucha hierba, tirando para arriba en estrecha vereda con caida. Arriba un jitu)

(Atrás dejamos el jitu y seguimos vereda estrecha, herbosa y con algo de caida, hasta casi topetar)

(Giro brusco en el Robleu para ascender a la Boquera, ± 3,2 K / 1135 m.a. / 12:25 h. / Punto 5 Mapa)

(Seguimos con el mismo terreno, ahora más inclinado, así que nos lo tomamos con calma contemplativa)

(El Tiatordos, además de la blanca cima del Campigüeños siguen siendo nuestras guapas referencias)

(La vereda va clara, aunque atentos vamos a no pegar algún resbalón por la verde argana)

Con cierta tranquilidad y mucho tiento, salimos a la Boquera sin muchos problemas. Otra tema sería en un día de lluvia o con la niebla rociando todo la verde árgana de la vereda, los resbalones serían frecuentes y peligrosos. Contentos de superar este primer tramo complicado, recogemos nuestro pequeño premio visual, las cercanas y blancas cumbres del Macizo Occidental de los Picos de Europa, aunque la que más atrae nuestra atención, es una rocosa muralla que vemos a nuestra izquierda, parece infranqueable, precisamente la que pretendemos asaltar. Mary la mira preocupada, la tranquilizo diciendo que la vamos a franquear con una estrategia de asalto similar a la que ahora hemos realizado. No muy convencida gira a la izquierda y nos introducimos por la vertiente Oriental del sierru que acabamos de franquear, un jitu nos invita a ello, la Silla de Cabrestedo ya la tenemos casi a la mano.

(Boquera, ± 3,5 K / 1195 m.a. / 12:40 - 12:45 h. / Punto 6 Mapa)

(Por la izquierda nos vamos en busca de la Silla de Cabestredo, antesala de la muralla del Carriá)

(Mirada al SE, abajo la carreterina que desciende de Viego a Los Beyos a la altura de Pte.Vidosa)

(La cima de la Silla de Cabrestedo está a la mano, aunque antes tenemos que llegar al collau intermedio)

(Ahora el terreno es mucho más firme y seguro, los jitos nos marcan los paso a seguir)

(Una vista atrás, hacia la Boquera y Calderón de la Arena, y... ¡Espectacular!)

(Al Sur, las vistas nos se quedan a la zaga: Peña Salón, Nochendi, Niajo y Pozalón, El Frailón, etc... )

Ya en el collau intermedio hacia la Silla de Cabrestredo, fue cuando mirando hacia atrás le dije a Mary que habíamos acertado con el día y con la elección del recorrido. La posición del sol nos estaba favoreciendo mucho con la visualización de las preciosas montañas (seguro que a la vuelta ya no sería lo mismo) y el recorrido era muy entretenido. Así que contentos tiramos para arriba, parando un poco a fotografiar unos preciosos narcisos, y en poco nos vemos hollando la cima. Realmente todo un lujo, de lo que habíamos dejando atrás, al SurOeste, lo que teníamos a nuestra izquierda, al Norte, y lo que por delante nos deparaba, aunque aún los Picos de Europa no se divisaban en toda su totalidad, pero el resto era una pasada.

(Espectaculares la panorámicas al SurOccidente, además del sierru que acabamos de cruzar)

(No todo está en las alturas, a nuestros pies nos econtramos con unos preciosos narcisos)

(Al Norte todo el arco de la rasa costera del Cantabrico, del Sueve al Cuera, mas otras más cercanas)

(Silla de Cabestredo, Concejos Ponga y Amieva, ± 4,2 K / 1269 m.a. / 13:00 - 13:15 h. / Punto 7 Mapa)

Ahora, en la montonera de piedras de la cima, según el mapa del IGN que portamos nos encontramos en los límites territoriales entre Ponga (de dónde venimos) y Amieva. Tras el clásico recuento de cumbres desde la cima, el cual no detallo para que no me llamen pesado pues en la subida ya lo hice. Mary encara la gran muralla Occidental del Carriá y comienza a escudriñarla, -¿por dónde dices que tenemos que subir? La verdad que impresiona un poco, pero con el recorrido bien estudiado desde casa, y con el día guapo que tenemos, no creo que tengamos muchos problemas. De momento a descender por la arista Norte de la guapa picacha donde nos encontramos, hasta tropezar con un paso curioso que nos permita descender cómodamente hasta las verdes praderías del collau del Trecho. Después a buscar el paso en la arista Norte, una brecha tiene que nos va dejar franquear la muralla, pero ahora a lo más inmediato.

(Tras hollar la cima y relizar el recuento de cumbres, toca descender para aproximarnos a la siguiente)

(Con cierta incertidumbre descendemos por la arista Norte de la Silla de Cabestredo)

(-Y me dices que tenemos que descender hasta aquella grieta a la izquierda, ¿no hay otra?)

(-De momento bajar hasta los caballos y después descender hacia el norte, hacia el pequeño bosque)

(-Ya estamos en el colláu, ¿ahora? -Por la izquierda en pequeño descenso diagonal a la muralla)

Ya junto a los tranquilos caballos del collau del Trecho, toca coger una de las veredas laterales a la izquierda, la más pisada y empezar a descender suavemente en diagonal Norte bajo las grandes murallas del Carriá. Pasamos una fuente y después llegamos a lo que parece los restos de una pasada majá donde se nos presenta un pequeño pedrero. Seguimos descendiendo, unos jitos nos ayudan, al otro lado un pequeño bosque al cual debemos llegar y coger la vereda más pisada, con suerte algún jito más. El recorrido es puramente intuitivo, sabemos dónde está la brecha y debemos ponerle rumbo, así que nos vamos dejando llevar. Decir que a la vuelta lo hicimos desde un poco más abajo, pues nos parecía mucho más factible.

(Collau del Trecho, Concejos Ponga y Amieva, ± 4,7 K / 1193 m.a. / 13:25 h. / Punto 8 Mapa)

(En busca de la brecha que tenemos en medio de la foto, debemos llegar a los árboles)

(Entre la verde pradera y los árboles se interpone un pedrero que debemos cruzar, algún jitu nos ayuda)

(Ya estamos ante el primer árbol, arriba ya queda la collá, ahora empieza lo más delicado)

Ya ante el primer árbol comienza el caminar por una pequeña vereda herbosa muy pegada a la peña, muy parecido a lo que pasamos en el tramo bajo el Calderón de la Arena, pero esta creo que más complicada. No nos apuramos y poco a poco vamos sorteando los pequeños pasos. El verde sedo, por momento, se pierde cubierto por la capa vegetal y se pone más empinado. Menos mal que el día no está húmedo, no es una zona para despistarse mucho. Llegamos a un punto donde debemos subir un poco hasta otro gran árbol, apenas se observan los peldaños naturales, así que mucho tiento y prudencia, nada de tomárselo a la ligera, pues nos puede acontecer una caída no deseada sobre la riega del Trecho.

(Comienza el "baile" por el extrecho y herboso sedo bajo los farallones del Carriá)

(Por momento parece que los pasos se pierden, así que muy atentos)

(Llegamos a un punto donde tenemos que subir un poco, conviene no ir muy relajado)

Tras superar el pequeño desnivel herboso la estrecha vereda continúa con cierto desnivel de caída, en poco llegamos a tocar otro gran árbol y la peña, es el momento donde una guapa canal (la rotura de la arista Norte del Carriá) se nos presenta y será la que, tras ascenderla, nos permite alcanzar la arista. En este punto en concreto recuerdo que le comenté a Mary que esta subida me recordaba mucho a la vez que ascendimos a la Cabeza del Arco en Caso. No hubo ningún problema y pronto nos vimos arriba, en los Llanos de Boa.

(Otro árbol que debemos alcanzar, ya muy pegado a la peña, la vereda apenas se percibe)

(Alcanzado el árbol la rotura de la arista se manifiesta ante nosotros, solo queda subir por ella)

Cuando franqueamos la muralla ya nos creíamos arriba, aunque rápidamente se nos enfriaron los ánimos, aún quedaba un duro ascenso de más de trescientos metros de desnivel en poco más de un kilómetro. Estaba muy claro que había que tomárselo con cierta “pachorra”, en nuestro caso fotográfica, pues eran innumerables las primaverales florinas que ante nuestras botas se presentaban. Además no había una vereda clara que seguir, sino coger la que mejor nos viniera, en nuestro caso, sobre todo al comienzo, cercanos a la arista, pues parecía la zona más limpia, pues a la izquierda había muchos árboles sobre un terreno muy herboso y rocoso. Paciencia y a descontar metros de altitud, aprovechando la ocasión para saludar al gran Picu Pierzu, ese desde el cual escudriñamos el paso que dejamos atrás con nuestros amigos Mireia y Carlinos tiempo atrás.

(Paso arista Norte del Carriá, Llanos de la Boa, ± 5,7 K / 1140 m.a. / 14:00 h. / Punto 9 Mapa)

(Aún quedan 300 metros de desnivel positivo, así que a tomárselo con calma, las florinas son una excusa)

(Además no existe una traza muy clara a seguir, sino que buscar la que menor nos venga)

(Mary rápidamente echa cuerpo a tierra para inmortalizar unos altivos y llamativos narcisos)

(Cerca de la arista, con el Pierzu al otro lado de la riega del Trecho)

(Sorteando las grandes fayas entre la tupida hierba y las rocas de la muralla)

(Parando cada poco para fotografiar la belleza a nuestros pies, como esta Anemona nemorosa)

Tras superar el primer tramo de ascenso, poco a poco los grandes árboles se van diluyendo sobre la extensa ladera Norte del Carriá, así una mezcla de hierba, árgana y roca nos lo pone un poco más sencillo, además de más visual, aunque la cumbre aún no la divisamos, bueno creo que hasta arriba no lo haremos. No tenemos la referencia de la cima que vamos a hollar en poco, pero si que tenemos muchas otras a la vista, un nuevo horizonte montañero se abre ante nosotros, además de los pueblinos que bajo ellas moran, como Comeya, San Román y San Juan. Estamos contemplando el precioso Concejo de Amieva, el que ahora estamos pisando en exclusiva, pues hasta la cima no volveremos a contactar con el límite de Ponga. Después nos separamos un poco de la arista para irnos más al Este, el imán de los blancos Picos de Europa, de la Peña Santa y su sequito nos atraen con mucha fuerza, están irresistibles.

(Preciosa la cumbre del Picu Pierzu, al otro lado de la arista, aunque parece tan cercana que...)

(También los picos de Amieva, el Primiellu y sus satélites. Al fondo la rasa costera y sus sierras)

(Todo muy bonito, pero en cuanto aparece las manchas blancas de los Picos de Europa...)

(... Irresistible está la Peña Santa y su blanco séquito)

(No hay manera que vemos el final de la ladera Norte del Carriá, parece interminable)

(Realmente me importa poco, con estas vistas uno se lo toma con mucha pachorra)

Logramos desengancharnos y tiramos definitivamente hacia la cima. Ahora la hierba mala se vuelve más suave, ya no existen árboles, una guapa alfombra primaveral nos recibe en lo más alto del Carriá. A la vez que nosotros llega un solitario montañero que viene desde el beyusco pueblín de San Ignacio. Pasamos al lado de una rotura en la cima, parece una cueva, la que le hace la figura del guiño de un ojo a la cara Occidental del Carriá. En la cumbre nos encontramos con la pareja que salieron antes que nosotros, se ve que fueron mucho más ligeros. Es hora de iniciar un pequeño recuento, aunque las vistas hacia SurOccidente ya empiezan a ser un poco borrosas, la luz no beneficia, menos mal que en la ascensión nos hartamos de contemplarlas.

(Ya arriba del todo, observando una rotura o cueva de la vertiente Occidental del Carriá)

(Pico Carriá, Concejos Ponga y Amieva, ± 6,5 K / 1431 m.a. / 15:00 - 16:45 h. / Punto 10 Mapa)

Antes de sentarnos en la preciosa mesa que teníamos preparada en la cima, hacemos un rápido recuento de cumbres más visibles, pequeño porque Mary dice que me pongo muy pesado y ya tiene ganas de dar cuenta del bocata. Decir que las vistas hacia SurOccidente ya empiezan a ser un poco borrosas, la luz no beneficia, menos mal que en la ascensión nos hartamos de contemplarlas. Por el contrario la luz favorece mucho al Este, hacia los Picos de Europa, donde los ilumina con especial cariño. Vemos algunas de las panorámicas más representativas empezando por el Occidente, de derecha a izquierda, desde donde venimos:

(Al Oeste: El Pierzu, al fondo tenemos el Pandemules, Llambria, Taranes, Campigüeños y Tiatordos)

(SurOeste: Tiatordos, Maciédome, Recuencu, Rasu, Lluengu, Zorro, Pileñes y Ten)

(Al Sur: Recuencu, Rasu, Lluengu, Zorro, Pileñes, Ten, Peña Mora, Niajo, Salón, Subes, Sen)

(Al Sur: Del Lluengu a Ten, Pozalón y Niajo, Salón, Subes, Sen, y el tajo que nos baja a Pte. Vidosa)

(Al SurEste: Desfiladero de Los Beyos, el tajo del Sella, y el Macizo Occidental Picos de Europa)

(Abajo el desfiladero de Los Beyos a la altura de Puente Vidosa y la preciosa cascada de Aguasaliu)

(Entre los ríos Sella y Dobra, los Sedos Beyuscos, Valpino, Jucantu, Cabroneru...)

(Al Norte: Desde las cercanas montañas de Amieva a la rasa costera del Cantábrico, imnumerables)

(Foto de pareja ante La Reina de los Picos de Europa y su sequito, además del Pre-Cornión)

Con seguridad que estaréis pensando que me he quedado muy corto, pero creo que más que suficiente para hacer boca. Tras este pequeño aperitivo nos sentamos y, a la vez que devorábamos el bocata, pues ya era un poco tarde, seguíamos apuntando. Que si había un pequeño fuego para la zona del Cuera, que lo bien que se veían las sierras costeras. Así durante un buen rato. Después la pareja nos pidió que les sacáramos una foto de cumbre, fue cuando nos dijeron que nos conocían por la página y que hacían muchas de nuestras rutas. Agrada que nuestro pequeño trabajo anime a la gente joven a salir, esperamos y deseamos que por mucho tiempo y no defraudar. También fue cuando Mary fue a revisar el buzón de cumbres y el solitario chico le dijo que lo dejara, que aún estaba muy caliente. Fue cuando lo reconocimos, pues con el sombrero no había manera de verle la cara bien. Se trataba de Alejandro, habíamos coincidido hace una par de años en Peña Salgada y nos acompañó durante un tramo del recorrido. También porque de una “tacada” nos devolvió diez tarjetas de cumbres que había acumulado, después otra tanda de seis. Un chaval un tanto especial, pues no es muy amante de las nuevas tecnologías y sigue saliendo a la montaña con los tradicionales mapas. Allí charramos un buen rato de nuestras andanzas comunes y las futuras. Un placer, tal es así que cuando nos dimos cuenta casi eran las cinco de la tarde, había que iniciar el regreso sobre nuestros propios paso.

(Comenzamos el regreso sobre nuestros propios pasos, por los sedos del Carriá y Calderón de la Arena)

No vamos a compartir fotos de regreso (solo una al final, de broche) pues ya sería un exceso, creemos que con las ya publicadas queda bien a las claras las excelencias del recorrido y de la cumbre del Carriá. Ahora corresponde dejar aquí el dibujo que ha realizado el nuestro GPS sobre el mapa correspondiente del IGN. No nos casaremos de la importancia de portar este tipo de herramientas, tanto las digitales como el clásico mapa de papel. Como es habitual en nuestra manera de preparar las actividades, sobre el mismo marcamos los puntos conflictivos, los “wpt” por donde tenemos que pasar, así, en caso de duda, solo nos queda que ir verificando, especialmente cuando las cosas se ponen feas, como una niebla repentina, pues en caso de que sea de inicio mejor dejar la excursión para otro día.

(Nuestro recorrido de ida y vuelta al Carriá, especial atención a los paso por los puntos de 4 al 6 y del 8 al 9)

El regreso, con menos incertidumbre que a la ida, fue mucho más sosegado, ya lo teníamos todo muy claro. Sobre nuestros pasos volvimos, incluso volviendo a hollar la guapa cima de la Silla de Cabestredo. La verdad que fue un recorrido muy “prestoso” donde disfrutamos mucho por la “entretenida” traza que seguíamos. Además la vistas, de primera especial. Por todo ello pensamos que había merecido la pena hacer esperar esta actividad, el buscar el día “perfecto”, aunque en ocasiones no suele salir tan redondo, aunque hoy…. Creo que todo ello se nota en una de las últimas fotos de la jornada que Mary obtuvo de mi persona con los relucientes Picos de Europa, un resumen perfecto de una excelente jornada.

(Bonita foto de final de recorrido, creo que no podía ser mejor, así da gusto salir de casa)

Como es habitual en nuestros finales de ruta, cuando llegamos al aparcamiento solo quedaba un coche, ya todos había finalizado las actividades, como casi siempre los últimos. No importó mucho, pues estábamos radiantes de satisfacción, de haber disfrutado mucho con el recorrido y la cumbre deseada. Tras soltar las botas ponemos rumbo al desfiladero de Los Beyos, hacia Viego y Puente Vidosa, un pequeño refrigerio nos espera. Por el camino vamos haciendo planes futuros, con lo ufanos que vamos, por esta zona especialmente, aún nos quedan muchas cosas pendientes, algunas desde hace mucho tiempo, así que nos despedimos con un fuerte….

¡Hasta pronto Ponga!

JFCamina

Para referencias sobre la zona ver la sección sobre Ponga en www.jfcamina.es


Deja tus comentarios

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.