Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Rutas por valles de Lena y del Caudal
Lena
Asturias

Foz de la Cabilllera y +

Los Pontones, 10/2014

JFCamina, 10/2014

 

Foz de la Cabilllera y Pto. La Bachota

(En otro bello ricón más del paraiso)

Mapas ING: 77-III "Pajares" y 103-I "Busdongo" (1997).

Inicio y fin : Los Pontones, Concejo de Lena, Asturias.

Objetivos: Foz de la Cabillera y Puerto La Bachota, Concejo de Lena, Asturias

.Recorrido: Los Pontones (585 m.a.) - Traslacruz (710 m.a.) - La Linar (865 m.a.) - Arroyo de La Foz - Foz de la Cabillera (1160 m.a.) - Salida de la Foz de la Cadillera (1370 m.a.) - Braña La Mata (1375 m.a.) - Puerto de La Bachota - Majada Cheo (1460 m.a.) - Inicio del camino sobre nuestros pasos hasta Los Pontones (585 m.a.)

Distancia: ± 16 Kilómetros = 8 Ida + 8 Vuelta.

Tiempos: 5,5 h. = 3,0 Ida + 2,5 Vuelta.

Desnivel: ± 900 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Al comienzo pista y después todo vereda montañera.

Señalizacion: No, aunque te tropiezas con algún jito y manchas de pintura.

Advertir que la ruta que hoy nos ocupa ha sido realizada físicamente en Ocubre de 2014 y que desde 1 de Enero del 2015 han acontecido asuntos legislativos que limitan el paso dentro del área del Parque Natural de Las Ubiñas - La Mesa. Por todo ello conviene revisar la normativa vigente para comprobar si los caminos por lo que hemos pasado son actualmente de libre uso o por el contrario su tránsito está restringido. Comprobación y Responsabilidad personal de cada uno a la hora de iniciar un proyecto andariego que transcurra por territorios acogidos a alguna figura jurídica de protección, teniendo que adaptar el recorrido a la legislación vigente.

Creative Commons License


Durante un tiempo conocí a una persona que, conocedor de nuestra afición andariega, cada vez que me encontraba me decía que el su pueblo era muy guapo y que, además, tenía una subida muy guapa a los Puertos de La Bachota, para él lo más bonito de Asturias. Uno pensaba que exageraba un poco, cosa muy habitual hablando del pueblo de uno mismo. Pasó el tiempo y pensé, que ya que estábamos en otoño y que por la zona en cuestión había un buen bosque de fayas a los pies norteños de pico La Tesa, sería interesante hacerle una visita y comprobar de primera mano lo que allí había y si era tan especial como el compañero Jesús decía. Con tal fin nos fuimos hasta el pueblín Traslacruz, en el concejo de Lena (L.lena – Chena, Asturias), para inicial un espectacular recorrido otoñal, con estas últimas palabras ya adelanto que el chaval tenía más razón que un santo, razones no le faltaban, veamos.

(Los Pontones, Concejo de Lena, Asturias, ± 0,0 K / ± 585 m.a. / 11:10 h. / Pto. 1 Mapa)

El recorrido de aproximación desde Mieres del Camín no es muy grande, unos 18 Kms. a Campomanes, donde nos giramos a la derecha y cogemos la carretera que va hasta Las Ubiñas, aunque no habrá que ir tan arriba, unos 10 kilómetros más y nos tropezamos con Los Pontones, ese pueblo que sale tanto en la prensa por ser donde desembocan los famosos túneles del tren de alta velocidad León - Asturias (Ave). Justo a la entrada del pueblo tenemos el desvío a la izquierda que nos lleva hasta la plaza de la iglesia del pueblo, la cual está muy guapa rodeada de tres texos (al menos dos son hembras, porque tenía las bolas rojas), también está muy afeada porque está allí toda la estructura de las obras, así que una de cal y otra de arena. Cruzamos el río y comenzamos a subir por inclinadísima carretera de hormigón hasta el pueblín de Traslacruz. El motivo de no subir en coche, no es solo por el fuerte desnivel, si no porque arriba no hay mucho lugar para el estacionamiento del coche, así que por un kilómetro de nada no nos vamos a complicar la vida.

(Cruzamos el río Huerna y seguimos las señalización de "la carretera" a Traslacruz)

(Atrás queda el pueblín de Cortina, muy guapo)

Nos tomamos con calma la ascensión a Traslacruz, resistiendo la fuerte tentación de coger las numerosas castañas que tropezamos a cada paso, pero no es plan de cargar la mochila aún más. Tras veinte minutos llegamos al pueblín deseado, el cual era bien guapo, aunque aún no le daba el sol bien, pues el día estaba un poco triste, no acababa de romper. Mary se tropieza con un guapo gatín y charramos un buen rato con una moza del pueblo, le preguntamos por Jesús y nos informó que acaban de marchar, una pena.

(Traslacruz, ± 1,0 K / ± 710 m.a. / 11:30 h. / Pto. 2 Mapa)

Tiramos para arriba cambiando la dirección totalmente, al Norte, a coger una pista terrera con una señal de prohibición a la entrada, “Excepto vehículos autorizados”. Unos metros más y volvemos a girar bruscamente al Sur, ahora todo pista terrera hasta las cabañas de La Linar, según teníamos apuntado en nuestro mapa, eso sí, siempre subiendo, aunque con algún descansillo que otro.

(Ahora todo pista terrera, primero al Norte y después al Sur, pero sin coche)

(Pese a que las previsiones eran de día soleado, aún no acaba de arrancar)

Antes de llegar a La Linar, nos encontramos con un estratégico canto que nos da una visión perfecta de donde nos vamos a meter, además de otras opciones andariegas que hoy no vamos a intentar. Observamos los farallones de las estribaciones SurOrientales del pico La Tesa y al otro lado unas picas, como dientes de sierra, por el medio, entre un tupido bosque de fayas (hayas) de se cuela el arroyo de La Foz, la de Cabillera, nuestro objetivo. A nuestra izquierda dejamos la Sierra Negra, autovía del Huerna y la entrada al Tunel del Pando.

(Cantu sobre la foz y a la vista La Linar, ± 2,5 K / ± 880 m.a. / 12:10 h. / Pto. 3 Mapa)

(Descendemos unos metros y nos vamos hasta La Linar, siempre con la vista puesta en la foz)

(Desvio a la derecha a la entrada de La Linar, ± 3,0 K / ± 865 m.a. / 12:20 h. / Pto. 4 Mapa)

Nos apeamos del canto y la pista nos lleva en descenso hacia las primeras cabañas de La Linar, no nos adentraremos en ella, pues a la entrada encontramos una pista terrera que sale a la derecha y la cual muere junto a una cabaña, pero antes debemos superar un cierre de troncos que dejaremos cerrado, como lo encontramos. Aquí ancho camín o pista, sale a derecha, una señal de pintura así nos lo hace entender, no queda otra que seguirle pues vamos en la buena dirección. La traza andariega, por momentos va bien empedrada, lo que no da una idea de lo importante que debió ser este paso.

(Cruzamos el cierre de palos, dejandolos de nuevo en la posición inicial de cierre)

(La nueva traza andariega va muy cómda, un ancho camín o pista)

(Por momentos, nos deja ver su antiguo pavimento empredrado, así que debió ser importante)

Llegamos a un punto donde vemos un jito a la derecha, el cual nos llevaría por un camín, pero la pista sigue muy clara de frente, así que no le hacemos caso a la indicación, pues además, en el mapa el camín sigue dibujado tal como está. No tardamos mucho en darnos cuenta que hemos metido la pata, nos tropezamos con un buen arroyo, donde parece que muere el camino pues al otro lado no vemos que continúe. No probamos a cruzar el arroyo y comprobarlo, pues bajaba con mucha agua, no quisimos arriesgar y nos volvimos hacia el jito que dejamos atrás, ya veremos si está en lo cierto.

(Llegamos a un punto donde existe dudas, ± 3,4 K / ± 935 m.a. / 12:30 h. / Pto. 5 Mapa)

(La pista siguía de frente, pero..., ± 3,5 K / ± 935 m.a. / 12:35 h. / Pto. 5 No Mapa)

(Volvemos atrás, hasta el Pto. 5 Mapa, donde debemos girar a la derecha, los jitos están claros)

Siguiendo el camín, mejor vereda, del jito, entre bosque de ablanares, salimos a una pequeña pradería ubicada debajo de los farallones calizos de La Tesa, unos caballos pastan tranquilamente. La traza sigue jitada y con señales de pinturas en las rocas, la misma nos adentra en el bosque y el arroyo con el que anteriormente hemos tropezado. Aquí comienza nuestro precioso paseo por el fayeu (hayedo), actividad que personalmente me encanta, más si es en otoño, por algo estamos hoy aquí.

(A los pies calizos del pico La Tesa)

(Dejamos los últimos jitos y pinturas del claro y al bosque que vamos de cabeza)

(Además con la cromática otoñal que tanto nos gusta)

Tras el repecho de la pradera enjitada, poco a poco, nos adentramos en la frondosidad del bosque, además parece que no va tan cuesto, aunque eso no deja de ser una ilusión, pues desde que partimos de Los Pontones no hemos dejado de hacerlo. Antes de entrar definitivamente en la frondosidad del bosque, miramos hacia abajo y vemos la profundidad de la hendidura por la que estamos transitando, y eso que aún no nos adentramos de pleno en la foz, aún tenemos que dar unas cuantas patadas. Después el manto de hojas nos ponemos por boina.

(Una mirada hacia la frondosa arboleda y en ella nos metemos de pleno)

Llegamos a un punto, que debemos cruzar, donde observamos unas grandes piedras cargadas de musgo, se siente con fuerza el rumor del agua bajo ella, compruebo con el GPS la posición donde nos encontramos, es precisamente el arroyo con el tropezamos anteriormente, por lo que se puede comprobar, un poco más abajo brota el líquido elemento. Después viene un terreno muy embarrado, nos tenemos que salir de camino para sortearlo un poco, está claro que cualquier ruta norteña que se precie no le puede faltar un buen barrizal.

(Arroyo sumido, ± 5,0 K / ± 1025 m.a. / 12:45 h. / Pto. 6 Mapa)

(Un buen barrizal no puede faltar en cualquier ruta norteña que se precie)

Tras el barrizal, emerge de nuevo un tramo de camín empedrado, no mucho, parece que ha desaparecido por completo el primitivo, el que seguro que estaba en la zona húmeda que atrás dejamos. Ahora seguimos muy tranquilos, no observamos desviaciones que nos hagan dudar. Vamos fotografiando numerosos detalles, especialmente setas, no podemos poner una foto de cada una de ellas porque sería eterna la presentación, solo una singular muestra.

(Entre la frondosidad del bosque las setas son muy numerosas y variadas)

(Resultaría muy extenso mostrar una foto por cada una, valga esta foto como representación de todas)

(El rítmo de avance, como es habital, pero ahora más, es lento, son muchos los detalles a fijar)

En nuestro lento avance, observamos que las señales de pintura están todas en sentido contrario al que nosotros llevamos, son descendentes. No es de extrañar, pues esta marcha es muy habitual entre los grupos montañeros partiendo desde el alto del puerto de La Cubilla, realizando las altas cumbres de La Bachota (La Almagrera, La Mesa y La Tesa) y descenso para ser recogidos por el autobús en Los Pontones. Hoy veremos una muestra representativa de lo que ahora comentamos. Pero nosotros… ¡para arriba!!!

(En dirección contraria a las señales de pintura, lo jitos son un poco más ambigüos)

(Es todo ascender, pero simpre tenemos una buen excusa para hacer un alto contemplativo)

(Como el de esta llamativa oruga peluda)

Además, ahora sí, parece que el sol prometido llega y la luz comienza a entrar con fuerza, podemos decir que el bosque, poco a poco, comienza a eclosionar, los tristes marrones de un día gris, se trasforman en naranjas y amarillos rabiosos, el verde tímido del musgo se vuelve completamente chillón, formando, salvando las distancias, en un perfecto cuadro impresionista.

(Bueno, parece que el sol comienza a dar un toque extra de luz al bosque)

(Así observar con más viveza los numerosos detalles naturales que nos vamos tropezando en el camín)

Sin darnos cuenta el camín se va volviendo más revirado y vertical, una revuelta tras otra, aunque con tanta distracción no lo apreciamos tanto. Hoy más que nunca no debemos tener en cuenta el tiempo realizado en este recorrido, es sencillamente un dato numérico, para la estadística de nuestras actividades, puramente testimonial, sin valor deportivo, solamente disfrutón, del período de tiempo que estuvimos gozando bajo las ramas otoñales de las fayas. Así que el que quiera ir directamente a La Tesa, desde aquí, que no se fije en él.

(Sin darnos cuenta vamos revirando el el bosque, una revuelta y otra)

(Sin apenas darnos cuenta, avanzamos con buen verticalidad, eso sí, pero muy disfrutona)

Alcanzo un punto donde veo un foto “perfecta”, le dijo a Mary que se detenga antes de dar el recodo y perderla, apretó el botón gordo de la cámara y plancho la foto, realmente bonita, o al menos así me lo parece a mí. Después el camino se deja caer sobre el arroyo de La Foz, unos metros más y con su gran torrente de agua tropezamos, el cual se precipita, en diversas cascadas, con mucha fuerza, no esperábamos tanta agua, realmente nos sorprendió, menos mal que llevamos puestas las botas de invierno.

(Un recodo más y una bajada hacia el arroyo de La Foz)

(Entrada en la Foz de la Cabillera, ± 5,5 K / ± 1160 m.a. / 13:30 - 14:30 h. / Pto. 7 Mapa)

Por la información previa consultada al realizar esta actividad, sabíamos de la existencia de diversas cascadas, pero no creíamos que tan grandes. No me paro mucho a realizar fotos, convine con Mary que lo haríamos para la vuelta, ya con la tranquilidad de haber realizado el recorrido propuesto, el subir hasta el Puerto de La Bachota. Así que cruzamos el río sin remilgos, de frente, por el medio del agua, pues nos daba un poco yu-yu saltar por las piedras al borde de otra cascada en la parte baja del camino. Después una canal herbosa y vertital hacia arriba, aunque no andaríamos mucho de continuo por ella.

(Canal arriba, pero no por mucho tiempo)

Efectivamente, me había quedado un poco atrás sacando unas fotos, cuando escucho a Mary llamarme con insistencia: -¡Ven Félix, ven!! Tiro para arriba y ya no la veo, la tengo que llamar, me contesta y por la voz intuyo donde se encuentra, voy hacia ella y me llevo una gratísima sorpresa, bueno mejor, un sorpresón. Allí, estaba Mary contemplando como una Xana mecía sus blancos cabellos, así le pareció a un servidor cuando vio tan espectacular cascada, el agua blanca parecía una gran melena blanca, una verdadera preciosidad. No nos explicábamos como no habíamos visto ninguna imagen de tan insólito rincón, no nos lo podíamos creer.

(No nos lo podíamos creer, ¡cuánta belleza!!!)

Se nos paró el reloj en este punto del Paraíso, así que no sabemos cuánto tiempo tuvimos allí sacando fotos, en su diferentes posturas. También posando un poco por nuestra parte, no queríamos dejar de inmortalizarnos en tan especial y escondido paraje. Terminada la sesión contemplativa y fotográfica seguimos canal arriba, observando los ruidosos rincones que nos quedaban a nuestra derecha, por donde discurría el arroyo de La Foz en una rápida consecución de bellas cascadas. A la izquierda nos quedaba el colorido bosque, pero este había pasado a un segundo orden, ahora la protagonista era el agua.

(Tras la gran sorpresa de "la melena de la xana" seguimos para arriba cotilleado todos los rincones)

(El arroyo de La Foz desciende con fuerza através de la foz de Cabillera)

(Entre los farallones calizos de La Tesa y los de... se precipita el arroyo de La Foz)

(También, repegan para arriba las coloridas fayas)

Con muchas distracciones seguimos avanzando por la foz arriba, cuando ya parece que salimos sentimos el ruido del río con más fuerza, me asomo entre las hojas del fayeu y… ¡espectacular!!, menuda chavanera que aparece ante nosotros. El arroyo se desliza por un tobogán perfecto, el colorido de los árboles ponen un punto especial a tan sorprendente rincón, así que no quedó otra que meterse en él y sacar unas cuantas fotos, no lo podíamos remediar, sufríamos una fuerte atracción.

(Una pequeña ventanina en el Paraiso de la Foz de la Cabillera)

(El arroyo se desliza desde las brañas del puerto de la Bachota en guapa consecución de cascadas)

(Salida de la Foz de la Cabillera, ± 6,5 K / ± 1370 m.a. / 14:45 h. / Pto. 8 Mapa)

Realmente todo es una misma cascada, no parece que tenga interrupción, desde que comienza a precipitarse a la entrada de la Foz de la Cabillera, justo de donde estamos a punto de salir después de una disfrutona hora, la que empleamos en deleitarnos. Después saldríamos a las praderías de la braña de La Mata, donde tropezamos con una guapa cabaña al lado de una gran piedra (seguramente caída de lo más alto), un poco más allá otra cascada más. Y miramos a lo alto y un rebaño de rebecos, realmente un paraje de primera especial.

(Braña La Mata, ± 7,0 K / ± 1375 m.a. / 15:00 h. / Pto. 9 Mapa)

(Un paraje muy especial, con su singular cabaña al lado del arroyo y una piedra que...)

(Un rebaño de rebecos pone la guinda a tan especial paraje)

Un poco más arriba nos encontramos, además de más cascadas, con dos grupos de montaña, primero con la gente de Arguelles y después los de Pielago, no hubo manera de avanzar rápido, lo del “charraneo” nos pierde, así que la hora de comer ya empezaba a pasarsenos. Seguimos para arriba y unos preciosos meandros nos abren las puertas de los Puertos de La Bachota, casi del Paraiso Astur, si no hubiera tantos rincones bellos en este pequeño territorio norteño.

(Más cascadas y encuentro con compañeros montañeros)

(Entrando en la zona de los meandros del arroyo de La Foz)

(Todo el recorrido es "una pasada", guapos detalles a cada paso)

Observando cómo descendían de la cumbre de La Tesa los compañeros montañeros más aguerridos del último grupo mencionado, comemos el bocata plácidamente en las húmedas praderías de La Bachota. Allí, rodeados de caballos, pues vacas había muy pocas, alguna que otra perdida. Realmente estábamos muy bien, como para dormir la siesta, pero ahora ya estamos a finales de octubre y no podemos relajarnos mucho, así que no queda otra que levantar tienda, además porque queremos ir, aún, hasta la majada de Cheo.

(Vega arroyo de La Foz, ± 7,5 K / ± 1375 m.a. / 15:30 - 16:20 h. / Pto. 10 Mapa)

(Ahora de comer, no solo para nosotros)

Una vez visitada la majada, la cual estaba ya un poco oscura, especialmente en contraste con la lúcida peña de La Mesa, comenzamos el retorno sobre nuestros pasos, aunque antes nos pararemos a beber un poco de agua en la natural fuente que allí brota. También sacamos un buen número de fotos de las pequeñas lagunillas que allí existe y el reflejo de las cumbres sobre ella. Realmente un lugar muy especial.

(Depués del bocata un poco más de recorrido para acercanos hasta la majada del Cheo)

(Majada de Cheo - Puertos de La Bachota, ± 8,0 K / ± 1460 m.a. / 16:30 h. / Pto. 10 Mapa)

(Preciosa estampa de La Mesa reflejándose sobre una de la lagunillas de tan especial paraje)

(Un poco de agua fresquina para coger fuerzas para el recorrido de retorno)

(Aunque para algunos ya es la hora de la siesta)

(No así para nosotros que tenemos que volver al punto de partida)

Habréis observado que no dejamos muchas fotos de las numerosas cascadas que encontramos en sorprendente rincón, el cual no esperábamos que lo fuera tanto, lo que resulta doblemente interesante, pues ya había decidido que esto había que grabarlo en video, ver el agua en movimiento y con su música casi celestial. Para la vuelta bajaríamos grabando los rincones más interesantes de este tramo alto de la ruta, realmente merece la pena inmortalizarlo. Aquí os dejamos el resultado de lo grabado, esperamos que os guste.

 

(Si tienes algún problema de visualización pincha este parrafo y te llevará directamente al video)

 

Creo que no ha quedado nada mal estos tres minutos de video por la foz de la Cabillera. Ahora solo queda bajar y bajar, sobre nuestros propios pasos, así que pensamos que es un buen momento para dejar aquí el recorrido que realizamos sobre el mapa del IGN, material indispensable para hacer la ruta con cierta seguridad, pues, aunque la ruta sea fácil (esta no tanto) siempre surge alguna duda y tener donde consultar siempre viene bien, no siempre te vas a encontrar a un lugareño para resolverla.

(Nuestro recorrido de ida y vuelta por la foz de la Cabillera y los Puertos de la Bachota sobre el mapa del IGN )

El descenso fue tranquilo, deshaciendo el camino mañanero y también repasando fotográficamente algún rincón que otro, aunque ahora la luz ya no es tan especial como al medio día, pero siempre pillas algún detalle que fijar en la memoria de la cámara. Tengo que reconocer que Mary tiene mucha paciencia con un servidor, pues me pierdo en estos paraje, no controlo el tiempo. Cuando nos encontramos con la gente de los grupos de montaña, un conocido de las Redes Sociales, me preguntó que si no subíamos a La Tesa, la respuesta fue inmediata: -Para qué quiero subir más arriba teniendo esta maravilla aquí a la mano.

(Los Pontones, Concejo de Lena, Asturias, ± 16,0 K / ± 585 m.a. / 19:30 h. / Pto. 1 Mapa)

Cuando llegamos a Los Pontones ya la luz era muy baja, aunque no importaba mucho, íbamos más que satisfechos, con las cabezas y las cámaras cargadas de preciosas imágenes, imborrables, pues perdurarán durante mucho tiempo. Sin lugar a dudas un recorrido muy, pero que muy, especial, ¡qué razón llevaba el compañero Jesús! Tanto que en otra ocasión (para el próximo otoño) pensamos repetirlo pero en travesía desde el Puerto de la Cubilla y hacer de paso alguna cumbre, para variar un poco, porque esta zona ofrece unas posibilidades fantásticas, así que…

¡Hasta pronto!

 

 

 

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.