Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Asturias

Molinos Ribadesella y +

Ribadesella, 3/2013

MJCamina, 04/2013

 

Los molinos de Ribadesella y La Cuevona

(Un húmedo, etnográfico y panorámico paseo a la vera del río Sella)

Mapas IGN: 31-1 "Ribadesella" (1999).

Inicio y fin : Cueves, Concejo de Ribadesella, Asturias.

Objetivos: Los Molinos y Pico Moru, Concejo de Ribadesella, Asturias.

Recorrido: Cueves del Agua (10 m.a.) - Río Sella (5 m.a.) - Caserío Santiago (15 m.a.) - 6 Molinos através del Arroyo de Ginestral del Castiello (75 m.a.) - Tresmonte (165 m.a.) - Area Recreativa de Monte Moru (315 m.a.) - Pista forestal (280 m.a.) - Pico Moru o La Cruz (332 m.a.) - Pista forestal (280 m.a.) - Carretera a La Cuevona y Cuevas (60 m.a. ) - La Cuevona (15 m.a. ) - Cueves (10 m.a.).

Distancia: ± 12,0 Kilómetros = 5,4 Ruta de Los Molinos + 6,6 Pico Moru y Cuevona.

Tiempos: 4 horas = 2 h 00' + 2 h 00' respectivamente.

Desnivel: ± 300 mts. de ascensos y su correspondiente descenso.

Terreno: Camín, carreterina y pista forestal.

Señalización: Sí, PR AS-58.1 "Ruta de los Molinos"

Creative Commons License


Aunque fai tiempu que le vengo diciendo a Félix, que teníemos que facer la ruta de los Molinos de Ribeseya, ¡pues nun había manera!, hoy por arte de virlivirloque me propone facer la ruta, ¿tas seguru, nun quies raquetear?, -no tengo ganes de algo más liviano, -bueno pues vamos p'alla, nun vaya a ser que te arrepientas.

(Cueves del Agua, Concejo de Ribadesella, Asturias, ± 0,0 K / 10 m.a. / 12:00 h.)

El día se presenta fabilosu, nuestru amigu Lorenzo brilla con fuerza, la verdad que ya necesitabamos algo de sol, parez que esti inviernu la humedad nos va a dejar como figos pasos. Nos vamos a Cueves del Agua, situadu en el concejo de Ribeseya (Ribadesella), pasamos por la gran gruta de La Cuevona y dejamos el nuestru coche en el aparcamientu que hay al final de la misma, aquí allí comenzamos nuestru caminar. Antes de arranque, decir que, a pesar de que ya habíamos estao en una ocasión, nos costó un poco de trabayu llegar al pueblin de Cueves, cogimos la carreterina que pasa por delante de la cueva de Tito Bustillo y después a culebrear por las carreterinas, muy antentos a la señalización, pensábamos que taba más cerca.

(La ruta va bien señalizá)

Ya en plan vemos que la ruta comienza bien señalizá, así que cruzamos todo el pueblu siguiendo les señales de la ruta, nos olvidamos de la desviación que hay a Monte Moru y pronto vamos a la vera del ríu Sella, entre el ríu y las vias del tren, encarrilaos, nunca mejor dicho, en busca de nuestros molinos. Como nun pue ser de otra manera, nos entretenemos a la vera del ríu, hoy tien un color verde muy guapu y va totalmente en calma por esta zona, aunque queden restos de les pasaes subides del mismu.

(Un desviu a Monte Moru)

(Río Sella, Concejo de Ribadesella, Asturias, ± 0,5 K / 5 m.a. / 12:10 h.)

(El ríu ta muy guapu, esis color verde...)

Después de contemplar un ratu el Sella durante casi dos kilometrucos, nos topamos un arco de puente, ye aquí onde nos desviamos a la derecha, justo por debajo de les vies del tren y pasando al lau de un caserio. Un gran perru nos ladra desde sus dominios, recorre todo su prau a la nuestra vera, así justo hasta una portilla, la cual abrimos y cerramos, pues debemos seguir el senderu. Fue aquí donde el perru sal por debajo de la alambrera, como siempre se arrima pacificamente, le acaricio, después de unos miminos y de que su dueñu lu llamara, se marcha contentu, nosotros seguimos nuestru caminar.

(Caserío de Santiago, fin de la compañía de Sella y de las vías, ± 2,0 K / 5 m.a. / 12:30 h.)

(Aunque nos ladra desde su hogar)

(Al final nos sale a saludar, aunque esto siempre asusta un poco)

Dejamos atrás el perru y el caseriu, vamos un poco a la vera del arroyo de Ginestral del Castiello, justo el que suministra el agua de los molinos que vamos a visitar. Siguiendo la señalización, al poco abandonamos la compañía del arroyo, giramos a la derecha y subimos un poco, después a izquierda y vamos paralelos al curso del agua. Como se puede ver, paez que la ruta nun tien perdida, ya que el camín ye bien anchu y de vez en cuando aparecen les señales verticales, además de las antiguas rayas blancas y amarillas, en esti tramu todavía nun aparecen los molinos, pero contemplamos el lugar y vamos en busca del primeru.

(Arroyo de Ginestral del Castiello, a punto de entregar sus aguas al río Sella)

(Contemplamos el lugar, hay que seguir por la derecha)

(El camín, ahora gira a la izquierda y sigue bien anchu)

(El sol empiza a calentar, incluso se agradecen las sombras, lo cual siempre se agradece)

(Boj y mofo en un conjuntu preciosu)

Cuando llevamos unos dos kilómetro y medio de caminar, nos encontramos el cartel del primer molinu, un rústico letrero de madera solamente reza: "Molino", bajamos hacia él, la zona ahora está bastante deteriorada, tien pinta de que en su día la arreglaron bastante pero ahora el abandonu se ve patente. Los restos de molín como otros muchos de nuestra tierra, está en ruines, un cartel nos advierte del peligro de desprendimientos, así que andamos con cierto cuidao.

(Molíno 1 de 6, ± 2,6 K / 35 m.a. / 12:45 h.)

(La zona está algo abandonada)

Esti rincón ye muy guapu, el arroyu con sus pequeñes cascades fai que sea un sitiu muy interesante, especialmente para los temas fotográficos, así que desplegamos el tripode y nos podemos a darle a click de la cámara. Tras unos cuantos minutos tratando de facer una foto chula, volvemos sobre nuestros pasos de nuevo al camín general, fue en esti momento cuando vemos pasar, a toda pastilla, un grupo de jovenes senderistas, -¡uf, así nun van a ver ningún molín!, -nun ves que ni se pararon, que tiraron de largo, -bueno peor pa ellos, porque si vienes a la ruta y nun ves los molinos, pues...

(Arroyo de Ginestral del Castiello, unos de los últimos afluentes del gran Sella, nuestro anfitrión)

(El mofo nos guía por el camín, así sin mucha perdida posible, vamos en busca del segundu molín)

Como a medio kilometro del primero nos encontramos la seca señalización del segundo, bajamos con mucho cudadín, pues el camín ta más pindiu y algo resbaladizu que el anterior. Llegamos a les ruines del molín, otru cartel nos advierte del peligro que este bello rincón tiene, solamente quedan sus paredes, pero el lugar existen varies cascades y alguna que otra poza muy guapes, seguimos entreteniendonos con la fotografía, -a esti pasu nun vamos acabar hoy, -bueno pues vendremos otru día.

(Molíno 2 de 6, ± 3,2 K / 50 m.a. / 13:10 h. /Tenemos que bajar unos 50 metros)

(Esta bajada está un poco pindía y con la humedad un tanto rebalosa)

(Restos del segundu, solo los muros pero tenemos unes pozes donde seguro que se bañan las Xanas)

Volviendo al anchu camín y caminando otro kilometrucu más, llegamos al tercer molín, esti ta muy cuidadín y ye el que tienen preparau pa les visites, pero como ahora nun ye época de turistas nos tendremos que conformar con velu por fuera y através del ventanu sacai alguna fotuca del interior, ¡ye una pena que nun este disponible todos los fines de semana!, aunque según leimos en el porpio pueblu de Cueves, frente al albergue, parece que hay la oportunidad de concertar una visita guiada, sería cuestión de informarse antes de iniciar la ruta.

(Dejamos atrás el guapu rincón de Xanas molineras y vamos en busca del terceru)

(Molíno 3 de 6, el de Francisco, ± 3,9 K / 65 m.a. / 13:25 h. / Molín demostración)

(Esti ye el de les visites)

Observamos que por fuera y dentro del molín tiene puesto unos carteles con los diferentes mecanismos que intervienen en el molín, yo aquí nun los voy a contar, si teneis interes podeis leer el reportaje que Félix fizo de los Molinos del Profundu, de similares características que estos, en él se explayó a sus anchas, creo que saldreis bien informados sobre el tema.

(Interior del molín, sacao através del ventanu)

(Guapu entorno)

(Partes del Infiernu: Alibio, árbol, puente y rodezno)

En esti echamos un pocu más de tiempu, teniemos muches coses que fotografiar y mirar, después como en los anteriores volvemos sobre nuestros pasos y seguimos ruta en busca del siguiente molín, ¡la verdad que ye una pena que nun tengan nombre!, pues sólo en su indicación trae "Molino", sería bueno saber a quien pertenecían como ocurre en los Molinos del Profundu, les da un toque más personal, con más vida, pero nos conformaremos conque la ruta siga señalizá y los árboles nun la inunden.

(Tras fotografiar los guapos detalles del riu volvemos al camín principal, el cual sigue bien señalizau)

Nos encontramos con la dirección del siguiente molín, pero a esti sólo lu podemos sacar desde lejos, el ríu ye su frontera natural, sacamos la foto y de pasu aprovechamos pa sacar alguna fotuca de les primeres florines que parez que ya quieren empezar a asomar. Luego volvemos a retomar de nuevo el camín.

(Molíno 4 de 6, ± 4,0 K / 75 m.a. / 13:40 h.)

(Molín a la otra vera del ríu)

(De nuevo en la senda)

Llegamos a las proximaciones del quintu molín, desde lejos nos parece que está en buenes condiciones, ya de cerca vemos un cartel blanco, nos arrimamos y un papel nos advierte que: "molino en ruinas, peligro de desprendimientos", -¡vaya una pena, esti parecia que taba bien!, - ¡mira ye que tien un árbol cayiu encima!, -vaya con lo curiosin que se ve.

(Molíno 5 de 6, ± 4,3 K / 75 m.a. / 13:50 h.)

(Vamos hacía el quintu pero.... )

Sacamos unes cuantes fotos del quintu y nos vamos con pena, al seguir nuestru caminar nos encontramos con un argadiellu en mediu del camín, -¡anda ni perres pa cortar un árbol!, -¡pero mira pusieron-i una estaca pa sostener por él!, -pasa con cuidadín, -anda sacame una foto que esto tien que quedar inmortalizao.

(Argadiellu pa sujetar el árbol cayiu)

Muy próximu al quintu nos topamos con el sextu molín o últimu, por lo menos los que nosotros encontramos, esti, con diferencia, ye, pa nosotros, el más guapu, una pena que nun este restaurau, pues a su vera el ríu fai una guapa cascada, que pa los amantes de la fotografía del agua ye una delicia. Félix vuelve a desplegar el tripode y se dispone a sacar una guapa foto del lugar, aunque después de un buen ratu tratando buscar la mejor posición, parecia nun encontar el mejor encuadre.

(Molíno 6 de 6, ± 4,5 K / 85 m.a. / 13:40 h. / El último y el más vistosón)

(Esti ye el más guapu, tien cascada incluida)

(Una semeya del fotografo con el guapu molín)

El lugar es espectacular, parez que reune todos los elementos naturales de este tipo de parajes: el agua con su remanzo y cascadas, el mofo, los felechos y, ¡como no, el molín, todo ello faen un conjuntu muy guapu, a pesar de todo lo dicho anteriormente, Félix paez que nun marcha muy contentu, paez que nun sacó la foto que el esperaba, había mucha luz para su gusto y cámara, -si hubiera venio Felipe..., iba el diciendo.

(Entre tantes fotos alguna tenía que salir medio bien)

(Verde y agua para una guapa semeya)

Después de la sesión fotográfica, damos por terminada lo que sería la "Ruta de los Molinos", aunque seguimos hacía arriba en dirección a la aldea o caserio de Tresmonte, donde aparece el cartel de: "Fin de ruta". Creemos que para una ruta corta, hasta el últimu molín y dar la vuelta, esta requetebien, sobre todo si no quieres subir cuesta, pero se pue facer hasta el pueblu y contemplar la ermita de San Agustín o incluso, como nosotros vamos facer, seguir por la carreterina hacia el Área Recreativa de Monte Moru, para dir, ya por pista forestal, hasta el picu para luego bajar de nuevo hacía Cueves, pero nun vamos anticipar acontecimientos.

(Ahora toca subir hasta el lugar de Tresmonte)

(Enlace carretera Noceu - Tresmonte, ± 5,0 K / 165 m.a. / 14:25 h.)

(Pico la Corona del Castiello)

¡Lo dicho!, nos tiramos p'arriba, subimos por una cuesta, ya estábamos un poco raros sin topanos con una y tras aproximadamente unos quinientos metros entroncamos con la carreterina que viene por la derecha desde Noceu, nos giramos a la izquierda, aunque sabemos que tenemos que volver a este punto pa seguir por la derecha y vamos, dandole la cara al gran porru de la Corona del Castiello, hasta la aldea, lugar o caserío de Trasmonte. Cucamos un poco la ermita de San Agustín y leímos un azulejo que nos transcribre unas guapas palabras de añoranza de un nativo importante del pueblo que tuvo que emigar: D. Manuel Fernández Juncos (Tresmonte 1846 - Puerto Rico 1928). Tras unos breves instantes en este escondido rincón de nuestra tierra Astur, volvemos sobre nuestros pasos al enlace que habíamos dejado anteriormente.

(Tresmonte, ± 5,4 K / 165 m.a. / 14:30 h. / Erminta de San Agustín, cartel de "Fin Ruta")

(Retrocedemos a enlace camín con carretera y vamos hacia Noceu, ± 5,8 K / 165 m.a. / 14:35 h.)

Ahora nos toco un tramu de asfalto, pero como suelen decir: "ye lo que hay", caminamos traquilamente observando el picu que llevamos a nuestra vera, la Corona del Castiello, nuevu objetivu en nuestra carpeta de "pendientes". Transitamos tranquilamente y vemos una cantidad de procesonarias por la carretera, ¡claro vamos por zona de pinos!, unes buenes fileres de elles caminen tranquilamente, otres tan estrapayaes en el suelu por los coches, "la ley del más fuerte".

(Picu Corona, un objetivo montañero más)

(Siguiendo la señalización y "La Procesionaria")

(Parece que La Procesionaria hoy está muy andariega)

Alcanzamos el cambio de vertientes de agua y ante nosotros se presenta la panorámica de la rasa costera y del mar Cantábrico, si siguieramos por carretera llegaríamos hasta Noceu pero nosostros la abandonamos girando a la derecha e instruduciendonos en una gran explaná, al final de la mismasale una especie de "raya al medio" que peina el pinar, parece un cortafuegos, al final del mismo contemplamos unas antenas, son nuestro próximo objetivo, ye el picu La Cruz, según el mapa que llevamos como guia.

(Área Monte Moru, sigue la carretera Tresmonte - Noceu, ± 7,0 K / 315 m.a. / 15:10 - 15:45 h.)

(Al Sur el Macizo Occidental de los Picos de Europa, el Cantu Cabroneru marcando la diferencia)

Vamos caminando por la cresta del área hacía el picu, hacemos alguna paradina que otra contemplativa, en un punto donde la masa de pinos es escasa observamos las blancas cumbres de los Picos de Europa. Depués,viendo que yera la hora de comer, nos sentamos tranquilamente en la praera con la vista puesta en la mar y sacamos nuestru bocata, nos disponemos a dar buena cuenta de él, el sol nos acompaña y apetez sentase un ratiquín pa después seguir nuestra ruta.

(Al Sur la soleada villa de Ribadesella)

Cuando terminamos nuestra comida, de nuevo nos ponemos en ruta, vamos en dirección al picu, cuando vamos tranquilamente, volvemos a ver el grupo de jovenessenderistas, que habíamos visto por la mañana pasar "volando", nos preguntan: ¿sabeis si se puede hacer en redondo?, nosotros respondemos que sí, que hay una pista de servicio y cortafuegos por donde se puede bajar a la carretera que da a La Cuevona, ellos nos dicen que ya había bajado por la pista y que les pareció que daban mucha vuelta, por lo que decidieron dar la vuelta y volver por donde vinimos, nosotros nos quedamos un poco sorprendidos, pues nuestru mapa nos indicaba que la pista conectaba con la carretera, se lo comentamos pero ellos siguieron en su idea de volver sobre sus pasos. Les digimos hasta luego, ellos por un lau y nosotros por el otru, en este casu directos al picu La Cruz.

(El objetivo a la vista, aunque pa les antenes nun miraremos mucho)

(Pista forestal de acceso a les antenes del Monte Moru, ¡interesante!, ± 8,1 K / 280 m.a. / 16:00 h.)

(Del Corona al ríu Sella y... ¡la infinita de la Cordillera Cantábrica!)

Realmente merece la pena reallizar el pequeño tironucu de subirse a esta pequeña picacha llena de argadiellos comunicativos, es una balconada excepcional sobre la gran desembocadura del riu Sella, ver como el agua discurre sinuosamente entre las verdes vegas, además de exelente atalaya para contemplar la franja costera que hoy nos ocupa y las cumbres vecinas, como el Jorovitaya, el Joyadongu y el Mofrechu.

(Nos aproximamos al mirador del Sella)

(Pico Monte Moru - La Cruz, ¡muy panorámico!, ± 8,4 K / 332 m.a. / 16:10 h.)

(Bajamos por la pista forestal de acceso a les antenes del Monte Moru, ± 8,7 K / 280 m.a. / 16:15 h.)

Después de nuestra inspección por el picu, dimos vuelta sobre nuestros pasos, no muchos, una gran curva al inicio de la subida final, cogemos la pista de acceso a les antenes, la cual ya habíamos visto y por la que debieron intentar bajar los senderistas de antes, nosotros, al contario que ellos, seremos pacientes y no volveremos por donde vinimos, sino que utilizaremos la pista de servicio y, con el fin de atayar un poco, los cortafuegos del bosque (lo cual siempre entraña un riego extra) para bajar hasta la carretera de Noceu - Cueves.

(Bueno, más bien bajamos por el cortafuegos)

(Evitando los zig-zags que va faciendo la pista)

Según íbamos bajando, íbamos observando las huellas recientes, vemos hasta donde debieron llegaron los otros senderistas, ¡casi ya estaban abajo!, pero ellos prefierieron dar la vuelta por donde habían venido, nun ye mala opción, pero si esto les pasa en una ruta sencilla ¿qué les puede pasar en una más complicada?. Nos creo que interpretamos bien el mapa y, además, teníamos la ayuda del nuestro GPS, un aparatu que facilita muy información y dá cierta seguridad, así que culminamos la bajada por la pista y cortafuegos varios.

(Hasta enlazar con la carretera que viene de Noceu, ± 10,2 K / 65 m.a. / 16:40 h.)

(Y al poco con la que va a La Cuevona y Cueves, ± 10,3 K / 60 m.a. / 16:45 h.)

Nosotros bajamos sin ningún problema, por la pista unes veces y otres acortando por los cortafuegos, luego entroncamos con la carretera que va a Cueves y por la que pretendiemos pasar, para visitar la Cuevona andando, ya que por la mañana la habíamos cruzao en coche hasta el aparcamiento del pueblu, aunque existe otro área de estacionamiento antes de entrar en élla.

(En dirección a La Cuevona dandole la cara al Jorovitaya)

A punto de culminar el recorrido, dejamos el dibujo que el nuestro GPS marca sobre el mapa del IGN, en el podemos observar lo "redondina" que nos quedó la ruta, el atajo que pillamos por la pista de acceso a les antenes y el recorridos que hubieramos fecho si hubieramos optado por dir hasta Noceu (Nocedo) en lugar al picu La Cruz.

(Nuestro paseo por los Molinos de Ribadesella y La Cuevona / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Ya repasamos el mapa y ahora solo queda caminar unos dos kilometrucos de cartel indicador de carretera para allegarnos al punto de inicio de ruta, aunque antes teníamos que volver a cruzar unos trescientos metros por el oscuro tunel karstiko, horadado por el arroyo de La Cueva, hablamos de La Cuevona, un orgullo natural de nuestra querida Asturias.

(Entrada en La Cuevona, imprescindible para llegar a Cueves, ± 11,7 K / 15 m.a. / 17:00 h.)

A eso de las cinco de la tarde entramos en la gran gruta de La Cuevona, donde disfrutamos un buen ratu sacando fotografies y viendo la cavidad, hasta que un aire fríu y penetrante nos obliga a salir de ella, decir que había mucha gente visitandola y pocos coche, la expectación que provoca al pasala en coche, te deja con ganes de pasar andando. Esti ye el únicu sitiu por donde pueden pasar los habitantes de Cueves, si algún día la montaña se viene abajo ¿por dónde pasaran?

(La Cuevona, único lugar de transito para llegar al pueblín de Cueves)

(La carretera serpentea por el medio)

(Detalles de la Cuevona)

A pesar de la fría corriente que circulaba por la gruta, nos tiramos un cuarto de hora contemplandola y tratando de sacarle una foto guapa, tema un tanto complicado, tras ello llegamos de nuevo al aparcamientu y damos por terminada nuestra ruta. Tras apear las mochilas y cambiarnos un poco de ropa, nos vamos a tomar un cafetín al bar del pueblu, luego volveríamos a pasar otra vez por La Cuevona en dirección a Ribeseya, aún nos quedaba tiempu para quedar con unos amigos y pasar un buen rato en grata compañía.

(Salida de La Cuevona y llegada a Cueves, ± 12,0 K / 10 m.a. / 17:15 h. / Fin de nuestra ruta)

Para acabar nuestra jornada, decidimos dir con nuestros amigos hasta Llanes, yeren les jornaes de la harina de maiz, así que a disfrutar de unos platucos fechos con ella. Buen colofón para una buena jornada, la verdad que fue una jornada bien redonda, casi tanto como la ruta que acabamos de reflejar.

MJCamina

 

Para referencias sobre la zona ver la sección correspondiente en www.jfcamina.es

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.