Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Sierras Costeras
El Sueve
Asturias

Pico Pienzu

El Fitu, 01/2007

JFCamina, 02/2007

 

Pico Pienzu (1.161 m.a.)

"Un guapo paseo por la Sierra del Sueve"

Mapas I.G.N.: 30-I "Colunga" (1999)

Inicio y fin : Mirador del Fitu, AS-260 (K ± 10), Concejo Caravia, Asturias.

Recorrido: Mirador del Fitu (579 m.a.) - Collau Cabanas de Amor (645 m.a.) - El Bustacu (650 m.a.) - Fuente Megullines (825 m.a.) - Collau Beluenzu (960 m.a.) - Pico Pienzu (1161 m.a.) - Camino de vuelta siguiendo el mismo recorrido de la subida.

Distancia: ± 13,0 Kilómetros = 6,5 x 2

Tiempos: 4,5 horas = 2 h 15' x 2

Desnivel: 580 mts. de ascensos y su correspondiente descenso.

Terreno: Verdedas montañeras.

Señalización: PR AS-71 "Sendero del Picu Pienzu", aunque si somos sinceros no encontramos muchos rastro de señalización.

Por su relevancia y por que es una de las rutas senderistas más populares de Asturias la recuperamos con mucho cariño de nuestro desaparecido blog, no queremos tenerla más tiempo encerrada en el disco duro de nuestro PC, así que...

¡Disfrutarla!

 

Creative Commons License


Estamos a mediados de Enero, tenemos que aprovechar y estrujar al máximo las oportunidades que nos ofrece el buen tiempo de esta fría estación del año, el día está medianamente curioso asi que una buena ocasión para acercarnos al Sueve y subir hasta el Picu Pienzu (1.161 mts), dicen que el pico más alto de Europa por proximidad al mar.

(Mirador del Fito, ± 0,0 K / 579 m.a. / 12:00 h.)

Pues nada, aparcamos el coche en el mirador del Fito (579 mts) y nos disponemos a caminar hacia el pico costero más popular de nuestra tierra, aunque no es tan sencillo, ya que las distracciones son muchas: la niebla sobre el valle, los autobuses con numerosos senderistas, las vacas y Asturcones pastando, etc…

(La niebla nos va dejando unas bonitas postales)

(Y algún que otro bichejo raro entre los pinos)

Cruzamos la carretera y tomamos el primer camino a la izquierda, aunque también tendríamos la opción de ir por la derecha, con vistas al mar, pero nosotros vamos con vistas a la negras montañas y nos adentramos en un pequeño bosque de pinos y de repente: ¡un corzo!, buena manera de comenzar, esto promete.

Dentro del pequeño bosque la senda se pierde por momentos, no hay que perder el olfato, si llevas un mapa mucho mejor, ya que la ruta no está señalizada, a pesar de que viene en el catalogo como PR AS-71 "Sendero del Picu Pienzu", salimos a un pequeño mayau desde donde se observa la costa.

(Primeras vistas marinas de playa Espasa y La Isla)

Después de oir el rugir del Cantábrico, ladeamos por la izquierda el cantu que nos encontramos, creo que Los Arrudos, aunque Luisin lo subió y evidentemente lo bajó, nosotros continuamos caminado plácidamente (nada de esfuerzo innecesarios) observando las grandes vistas que nos ofrecía la niebla mañanera sobre el valle.

(Las chicas divisando el horizonte)

Coincidimos con Luisin en otro mayau, Cabañas de Amor, custodiado por un gran árbol, donde debemos cambiar de lado, ahora pasamos a ir por la derecha del Cantu La Teya, aquí ya se empieza a intuir el objetivo de nuestra excursión.

(Collau de las Cabanas de Amor, ± 1,8 K / 645 m.a. / 12:45 h.)

Por un camino un poco más incomodo que el anterior llegamos al entronque con una pista y el inició de un gran collau, observaremos la presencia de un gran deposito de agua y un fuente con amplio caudal de agua, gozamos con la presencia de una pequeña manada de Asturcones, nos incorporamos a la pista y rápidamente veremos que nuestro objetivo ya está cerca.

Después de llevar una hora caminando, desde el inicio de la ruta, llegamos a la majada de Bustacu donde se acaba el camino cómodo, a partir de aquí se inicia la ascensión al Picu Pienzu, nos espera un “moderado” zig-zag por su ladera.

Se nos acaba el camino cómodo, pronto iniciaremos la ascensión. Observamos que hay gente que ha madrugado, unos están arriba y otros de regreso. Tomamos un poco de alimento y comenzamos la ascensión, evidentemente ya no es lo mismo, tenemos que cambiar el ritmo y tomarnos el tema con más calma.

(El Bustacu, ± 3,3 K / 650 m.a. / 13:00 h.)

La aproximación a la cumbre se hace de dos etapas de una duración aproximada de una hora y quince minutos:

La primera, en una larga línea recta ascendente hasta un amplio collau, a mitad del recorrido encontraremos una hermosa fuente que nos aliviará del cambio de desnivel.

(Con carina de risa iniciamos la dura ascensión, 500 mts. de desnivel en poco más de 3 kilómetros)

(Fuente Megullines, ± 4,7 K / 825 m.a. / 13:25 h.)

La segunda, parte también de otra fuente o bebedero (en esta ocasión esta sin agua) y en un verdadero zig-zag sin parar hasta llegar a la cruz metálica. Observamos que un gran número de caminantes se acercaban, había que darse prisa para sacar las fotos sin mucho gentío.

(¡Todo para arriba!)

(Collau Beluenzu, ± 5,3 K / 960 m.a. / 13:35 h.)

Los chicos atacamos la subida casi de frente, las chicas se escoraron un poco a nuestra derecha, hay multitud de pequeñas sendas que llevan al mismo objetivo, las personas que caminaban detrás de nosotros nadie seguía el mismo sendero.

(Cada uno va por donde le parece menos cuesto aunque....)

Las vistas son impresionantes, aunque un gran frente de nubes sobre la cordillera Cantábrica impedía mejorar la postal, en este caso el valle se imponía. La gran cruz metálica no la vemos casi hasta el final, la verticalidad de la ascensión nos impide su visión.

Ya estamos en la cumbre y nos recibe los ladridos de un perro “montañero”, miramos hacia atrás y divisamos el numeroso grupo que se nos acerca, rápidamente nos hacemos las fotos de rigor y disfrutamos de las maravillosas vistas costeras que nos ofrece el Pienzu.

(Pico Pienzu, ± 6,5 K / 1161 m.a. / 14:15 h.)

(Las fotos en la cumbre son obligadas, no podemos marchar sin ellas)

Primero sacamos las fotos por la ladera que dá a la Cordillera y después nos pasamos de vertiente, la marinera, por la que este picu es tan deseado, ya que desde él tenemos unas impresionantes vistas de toda la rasa costera, como mínimo, desde la ría de Ribadesella a la de Villaviciosa, aunque hoy no es el mejor día, así que nos conformamos con lo más cercano.

(Con la mirada orientada al Este, vemos la cuerda montañera del Duernes, Sellón y Babú)

(Pero lo verdaderamente guapo son los planos marinos)

La marea montañera ha llegado, decidimos dejar hueco y dar la vuelta, comeremos un poco más abajo al abrigo de unas peñas, ¡fallamos! otros ya habían tenido la feliz idea, no importa, frente a nosotros teníamos otra posibilidad, cruzamos totalmente el collau Beluenzu y al abrigo de otras peñas, con la cruz vigilándonos, comemos los bocatas.

(Del Picu a comer el bocata en el collau Beluenzu, con la metálica cruz vigilandonos)

La tarde ha venido un poco fresca, rápidamente iniciamos la vuelta hasta el mirador del Fito. Al llegar al Bustacu nos encontramos con un numeroso grupo de jóvenes senderistas, debían haber venido a pasar el día a ésta maravillosa pradería desde Cofino.

El encuentro con unos Asturcones, que se funden con el horizonte costero, hace que nos deleitemos un poco más, ¿no ha sido suficiente para este día?

Parece que sí, cuando llegamos al mirador la inercia nos lleva a sentarnos en los bancos, la presencia de unas apacibles vacas en perfecta armonía con el paisaje hizo que algunas de las personas allí presentes llegó a decir: “En otra vida quiero ser vaca”, ¡no me extraña!

(¡Maldita envidia!)

Como despedia de este popular paraje solamente quedaba tomar las fotos de rigor en el mirador, construido en 1928, ¡qué idea!, un adelantado, seguro que ya intuía la repercusión que iba a tener el tema turistico. La instantanea puso un bonito final para un excelente día.

En la última parte de la ascensión al Pienzu grabamos un pequeño video en el cual se observa perfectamente la duereza de la subida y la compensación a tanto esfuerzo realizado, aquí os lo dejamos:

 

Pues esto no ha sido todo, antes de tomar dirección a nuestra casa decidimos tomar un café en la playa de la Espasa, esa playa donde tantas veces tomamos el sol y nos remojamos en sus aguas, el Cantábrico estaba un poco enfurecido, las magnificas instalaciones del Restaurante allí ubicado nos permitiría pasar una hora estupenda comentado las incidencias y las fotos de la ruta con el rugido de las olas de fondo.

Una ruta completa con unos momentos muy especiales, no podemos desear más.

 

JFCamina


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.