Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Sierras Interiores
Yernes y Tameza
Asturias

Pico Nido de Utre

Yernes, 01/2020

JFCamina, 05/2020

.

Pico Nido de Utre

Braña La Cueva

(Disfrutando entre rebecos)

Mapas ING: 052-I "Villabré".

Inicio y fin: Yernes, Concejo Yernes y Tameza, Asturias.

Objetivo: Nido de Utre y Cueva La Braña, Yernes - Asturias.

Recorrido: Yernes (675 m.a.) - Inicio pista (650 m.a.) - Camino (770 m.a.) - Braña de Senra (900 m.a.) - Cumbrera Nido Utre (943 m.a.) - Nido Utreo Toraniello (984 m.a.) - Collado de bajada a Cueva La Braña (903 m.a.) - Cueva La Braña (828 m.a.) - Collado Subida (928 m.a.) - Pista asfaltada (962 m.a.) - Braña de Senra (641 m.a.) - Yernes (675 m.a.).

Distancia: ± 7,5 Kilómetros = 4,0 Ida + 3,5 Vuelta.

Tiempos: 3,0 h. = 2,0 Ida + 1,0 Vuelta.

Desnivel: ± 400 mts. de ascensos más su correspondiente descenso.

Terreno: Pista terrera y veredas montañeras.

Señalizacion: No.

Creative Commons License


Por nuestra parte en el escondido pueblo de Yernes nunca habíamos estado, ni de paso, pues a él hay que ir expresamente. Realmente en el pequeño Concejo de Yernes y Tameza en pocas ocasiones hemos estado, solo una vez que paramos en Villabré de vuelta de la zona de los Puertos de Maravio y otra que nos despistamos en la salida de Trubia y decidimos hacer el transito desde la entrada de Grado. No hace mucho estábamos invitados a una fiesta campestre en casa de una amigo natural del pueblo pero se puso a llover a chuzos y se suspendió. No estaban los dioses muy a favor muestro para conocer Yernes, y no era porque alguna cosilla tuviéramos pensado realizar. Efectivamente, hacía unos cuantos años que habíamos visto una cueva al lado de una braña que la teníamos apuntada, también un paseo por la llomba del Buey Muerto. El tema no salió hasta que vimos unas fotos con muchos rebecos de nuestro amigo Diego en la zona escarpada del Nido de Utre (peña en cuyas inmediaciones se encuentra la braña y cueva citada) fue cuando ya no quedó otra que arrimarnos. Además nos venía muy bien esta excursión para hacer en invierno, con pocas horas de sol, pues es relativamente corta.

Falta de nuestra inexperiencia por la zona fue el como llegar al bonito pueblo de Yernes. En el viaje de ida fuimos a tiro fijo, a lo que conocíamos, es decir, carretera AS-311 para arriba hasta las inmediaciones del Villabré y unos dos kilómetros antes cogeremos un desvio a la izquierda y para arriba con fuerza hasta el objetivo de inicio de ruta. Para la vuelta seguimos las indicaciones de un lugareño y cogeríamos una carreterina local muy panorámica que cae cerca del propio Concejo de Grado, a la altura del Rte. El Bailanche. Recorrido en coche muy panorámico, al final os dejaré una guapa y sorprendente foto del atardecer. Otra diferencia de este último recorrido es que también te ahorras unos cinco kilómetros de coche. Para el aparcamiento nos pasó una cosa parecida, ya en Yernes, nos fuimos directos hasta las inmediaciones de la iglesia, entorno donde como en casi todos los pueblos existen algunas zonas libres para aparcar. Calzamos las botas y con rumbo Sur vamos en buscar una zona de parque o área recreativa donde se inicia la subida hasta la braña de Senra por pista asfaltada. 

(Yernes, Concejo de Yernes y Tameza, Asturias, ± 0,0 K / 675 m.a. / 11:00 h. / Pto. 1 Mapa)

(Ya en Yernes toca buscar el inicio de ruta en la zona sur del pueblo donde existe un área recretativa)

(Ya testamos en el buen camino, rumbo Sur por pista asfaltada en busca de la braña de Senra)

En las inmediaciones del área recreativa existe buen lugar para aparcar así que ya sabemos un sitio para otra ocasión que volvamos. Aclarados este tema logístico, toca empezar a tirar para arriba por ancha traza dejando tras nuestro un guapo y soleado pueblo. Al poco de adentrarnos en la pista asfaltada, a nuestra mano derecha, dejamos de lado la Fuente Vieja. Después ya para arriba sin más contemplaciones, que aunque el recorrido de hoy sea corto (menos de ocho kilómetros) no conviene entretenerse demasiado, arriba nos esperan grandes cosas mucho más entretenidas. Cuando superamos la cuesta más dura del inicio unos guapas praderías muriadas nos reciben a la derecha. Un poco más arriba observamos un depósito blanco utilizado para el abastecimiento de agua, muy atentos a este punto. Efectivamente, justo ahí sale un camino que nos llevará más directamente hasta la braña de Senra, aunque si no queremos complicarnos la vida podemos seguir por el cómodo asfalto realizando un rodeo donde la inclinación del terreno va a ser menor.

(Yernes,inicio pista asfalta hacia Braña Senra, ± 0,3 K / 650 m.a. / 11:10 h. / Pto. 2 Mapa)

(En la Fuente Vieja)

(Tras una primera cuesta llegamos a zona de guapas y verdes praderías muriadas)

(Si queremos olvidarnos del negro asfalto tenemos que estar muy atentos al caseto blanco del agua)

(Abandono pista asfalta, hacia Braña Senra por camín, ± 1,2 K / 770 m.a. / 11:30 h. / Pto. 3 Mapa)

Nosotros camino para arriba ganando altura con rapidez, de esta manera pronto empezamos a tener buenas y soleadas vistas. También al poco comenzamos a ver cuidadas cabañas ganaderas, incluso un simpático hórreo ya muy cerca de las verdes y llanas vegas de la guapa braña Senra. Unos dos kilómetros y 250 metros de desnivel positivo desde que abandonamos el coche de la iglesia de la Santa Cruz de Yernes, al lado del cementerio y un poco por encima del bar del pueblo. 

(Nos olvidamos del asfalto y aunque un poco más empinado nos vamos por camino hasta Senra)

(El camín va bastante bien, aunque en ocasiones la maleza te puede resultar un poco molesta)

(Como es bastante pindio en poco tiempo ganamos un buen desnivel y mejoran las vistas sobre Yernes)

(Ya estamos casi arriba, queda muy poco de subida y después llano hasta enlazar de nuevo con el asfalto)

(Cuando el terreno se tumba vuelve la pradería con sus guapas cabañas ganaderas)

(También algún singular hórreo ya en la propia braña de Senra)

Ya en Senra nos incorporamos al asfalto y nos vamos unos metros por él hacia la izquierda, justo hasta sobrepasar una mojón con el escudo del Principado de Asturias y el K6 (suponemos que del recorrido andariego propuesto abajo, la verdad que no lo miramos mucho). Justo pasado este majón giramos a la drecha y volvemos a pisar camín terrero en dirección a unas cabañas que no llegaremos a tocar, pues nos iremos, otra vez, hacia la derecha en subida para plantarnos en el verde monte que domina la preciosa y verde braña de Senra al Norte. 

(Braña Senra, ± 2,0 K / 900 m.a. / 11:45 h. / Pto. 4 Mapa)

(Ya tenemos muy claro donde nos encontramos, hasta aquí todo muy fácil, ahora empieza el montear)

(Ya en el asfalto y, con rumbo Sur, dejamos tras nuestro Senra para coger pronto un desvio a la derecha)

(Poco metros de asfalto, justo después de mojón Principado de Asturias K6 toca cambiar a tierra)

A partir de ahora toca montear con rumbo Occidental a buscar el entronque con la cumbrera de Toraniello que teníamos en frente. Sobre el terreno no vemos una vereda muy clara pero si un terreno bastante accesible y a su busca fuimos dejando a la mano derecha una excelentes vistas de la braña de Senra. En este punto muy guapo fue cuando comentamos que solo nos faltaba que aparecieran los rebecos en la peña. Fue decir esto y aparecer, como si nos hubieran oído. Efectivamente, allí aparecieron media docena de ellos, además con algún pequeño. Precisamente estaban situados en una zona por donde íbamos a pasar, así que muy tranquilamente fuimos cambiando el rumbo a Sur para ir alcanzado la cumbrera en traza diagonal en poco tiempo, aunque el terreno en este tramillo era un poco más confusa, con mucho cotoya por el medio. 

(Ya tenemos la cumbrera de la pena Taraniello / Nido de Utre a la vista)

(Hora de arrimarse a la cumbrera con rumbo Occidental para después virar al Sur y pillarla)

(Atrás, a la derecha, dejamos la braña de Senra)

(Precioso transito del que vamos disfrutando en busca de la peña)

(-¿Y esos rebecos? Nada que nos salen a recibir.)

(Parece que nos estan esperando, por ahí tenemos que pasar)

(Poco a poco vamos virando al Sur para alcanzar la cumbrera en diagonal)

(-Félix no se si nos esperan)

Pendiente del movimiento de los rebequinos y de las cotoyas entre las rocas, cuando nos dimos cuenta ya estábamos casi arriba, fue cuando se marcharon los rebecos, era lo previsto. Fue cuando miramos hacia atrás y disfrutamos de una preciosa panorámica de las verdes vegas muriadas de la zona. Así de entretenidos alcanzamos la cumbrera y disfrutamos de todo el valle de Tameza. Abajo el pueblo de Villabré, la carretera AS-311, el de Fojó (Foxóu) y una guapa zona rocosa que forma la guapa foz por la que pasamos y donde existe una preciosa y gran cueva, creo que La Bocandía se llama. Al fondo. Oeste, vemos toda la gris silueta del Peña Manteca, aunque antes el cordal de Dolia y el Porcabezas, por tierras de Belmonte de Miranda. Más a la derecha, al NO, una consecución de pequeñas sierras, con pequeños pueblinos de altura, como la sierra de Llamas, Borrallo o Pedrorio, para nosotros, estas últimas sierras, son un mundo que no conocemos muy bien habrá que remediarlo.  

(Tras nuestro disfrutamos de unas preciosas praderías muriadas)

(Cumbrera, vistas de la zona de Tameza - Vrillabré y Fojó, ± 2,8 K / 943 m.a. / 12:15 h. / Pto. 5 Mapa)

(De Tameza a la zona de Belmonte de Miranda y Peña Manteca)

(Arriba, al Sur, tenemos la cima, pero tenemos que disfrutar un poco más de lo que tenemos más cerca)

(Al NO: Sierras Llamas, Borrallo y Pedrorio, abajo la foz y la AS-311 donde exite una gran cueva)

(-Mira Félix, mira donde están los rebequinos)

Perdemos los rebequinos de vista ladera abajo y toca arrancar de nuevo, dar la espalda al Norte y poner rumbo sur arista arriba en busca del objetivo de la cima del Nido de Utre. Ahora el terreno está mucho más despejado que el último tramo para alcanzar la cumbrera, así que lo tenemos mucho más fácil y cómodo. Por todo ello no tardaremos mucho en llegar al punto más alto de la corta jornada, solo las clásicas distracciones panorámicas o Mary oteando la empinada ladera que da hacia Tameza por si vuelven a ser visible los rebecos. Pese a sus interés ella delante, fue cuando un servidor se agachó para fotear unas florinas y al levantar la cabeza ella ya se encontraba arriba. 

(-Dejalo Mary, que los rebequinos van tardar en volver)

(Ahora ya hacia la cima de Nido de Utre por terreno más limpio de andar)

(Una mirada hacia trás, al Norte, donde tenemos una grandiosa panorámica de la guapa Senra)

(-¡Oye, que Mary ya está arriba!!!)

(Servidor un poco más tarde pero también llegué)

En una escasa hora y media desde que partimos de la iglesia de Yernes alcanzamos la cima que hoy, un soleado y caluroso día de enero, nos habíamos propuesto. Según el mapa del IGN nos encontramos en el pico Toraniello a 981 metros de altitud, sin embargo el buzón de cumbre nos indica que estamos en el Pico Nido de Utre. Ya sabéis como es esto de la toponímia, así que no nos preocupamos mucho más y pasamos a realizar las fotos de rigor, especialmente las de pareja, pues las panorámicas ya las hemos realizado al alcanzar la cumbrera y en esta cima poco más aporta, solo la visión del cercano pico Loral (1247 m.a.) pero el sol nos pega en todo los ojos y la foto sale muy fea, así que lo dejamos y pronto retomamos la marcha de descenso manteniendo el rumbo que traíamos, el Sur.  

(Pico Niedo de Utre / Toraniello, ± 3,0 K / 981 m.a. / 12:30 - 13:00 h. / Pto. 6 Mapa)

(Visión de Tameza, con Villabré y Fojó, en otro cordal el Porcabezas y, más al fondo, Peña Manteca)

(Foto de pareja con la chomba del Braniella de fondo)

(Aquí, en el Nido de Utre ya está todo hecho, solo queda despedirse e ir en busca de la Braña La Cueva)

Nada, lo dicho, manteniendo el rumbo Sur con ligera inclinación al Este, hacia la izquierda, pues a la derecha las caídas sobre la vertiente de Tameza son grandes, abandonamos la cima del Nido de Utre o Toraniello y vamos a por el tercer objetivo del día, la Cueva. Por si no lo hemos dicho antes, hoy tenemos tres objetivos en esta pequeña excursión de invierno, a saber: Rebecos, Cumbre y La Cueva. Así que solo nos queda uno y a por el vamos. El arranque de descenso no lo vemos muy complicado, sí observamos que el terreno se vuelve más escarpado y oscuro pero según vamos avanzando la luz ilumina nuestro camino y superamos cualquier temor. Además otra manada de rebecos nos salen a paso, en esta ocasión a buena marcha, parece que son otros y los hemos pillado por sorpresas. Les sacamos un par de fotucas rápidas y a seguir tras ellos hasta alcanzar el collado que nos enfoca hacia donde se encuentra Braña La Cueva. 

(Manteniendo el rumbo Sur, con inclinación al Este, en principio el terreno se deja caminar bien)

(Al Oeste, a la derecha, hacia Temeza, la caida de la peña es grande, así que procuramos no arrimarnos mucho)

(-¡Mira Mary, más rebequinos!!!)

(Ahora el terreno parece que está un poco más abrupto y oscuro, hay que ir más atentos)

(Poco a poco la luz nos ilumina y superamos sin muchos problemas la bajada hasta el collau)

Ya sobre el collado Sur de la peña de la cual nos hemos apeado solo queda bajar al Sur más puro. Sí, sabemos que La Cueva se encuentra debajo de peña, entre los pastizales verdes de la braña y la roca caliza. No existe ningún indicador ni existe una vereda muy clara de bajada, solo hacer un acto de fe basado en el estudio previo del recorrido desde casa y descender hasta encontrar la braña, una vez encontrada la morada del ganado seguro que la cavidad se nos manifestará. Así lo hicimos y poco a poco fuimos perdiendo desnivel, evidentemente con mucho cuidado pues el terreno no es el más apropiado para ir con prisa. Según íbamos descendimos observamos que un claro camino venía por la izquierda en diagonal descendente que supuestamente se dirigía hasta nuestro destino, esto nos daba buenas vibraciones.  

(Collau Sur de descenso a Braña La Cueva, ± 3,5 K / 903 m.a. / 13:20 h. / Pto. 7 Mapa)

(Tras una baja sin vereda que nos guia pronto vemos la braña, así que pronto nos encontraremos la cueva)

(Dicho y hecho, vista la braña a la derecha la cueva bajo la peña)

Nada, dicho y hecho, no fallamos en nuestras previsiones, vista la braña al poco La Cueva se manifestó. Efectivamente, a la derecha de las, ya un poco asilvestradas, praderías. En cuanto nos aproximamos a los dos retales de pastizal miramos a nuestra diestra y allí observamos una gran cavidad bajo la peña que habíamos descendido. No demoramos mucho la entrada en ella, en principio un poco remisos por si hacía frio en ella, pero rápidamente Mary me dijo que frio no haría, pues en caso contrario el pastor de la braña no habría montado la cabaña al cobijo de la gran cueva. Razón no le faltaba y pronto lo comprobamos, era muy caliente, lo cual se agradece pues fuera había mucho calor, más bien bochorno invernal, y con la sudada igual nos podía dar algo. Lo primero que observamos fue su buena sonoridad y su perfecta cúpula. Además de que era muy seca. No nos extraña nada que los lugareños la utilizaran con fines de habitabilidad, era el lugar perfecto. Así que, sin poner ropa adicional, comenzamos a fotearla. 

(Cueva La Braña, ± 3,8 K / 828 m.a. / 13:30 - 14:00 h. / Pto. 8 Mapa)

(-Creo que no vamos a tener frío, dice Mary, en caso contrario no habría una cabaña dentro)

(Curioso y singular cueva con cabaña, además con una boveda y sonoridad perfecta)

(Como si fuera la cumbre de la cual nos hemos apedado, sacamos una foto de pareja en tan singular rincón)

Singular y ancestral rincón en la Asturias más profunda y despoblada. Sin lugar a dudas se trata de una espectacular cueva donde se ubica una cabaña ganadera bajo un lateral de la cumbre del Nido de Utre. Muy curiosa, así que no podíamos marchar de este bello y escondido rincón sin grabar un pequeño video de recuerdo. Así lo hicimos y ahora es el momento de mostrarlo, creo que bastante ilustrativo nos ha quedado y aquí os queda para nuestro y vuestro disfrute. Por todo ello no os olvidéis de darle al “play”.

 

(Enlace directo para casos de problemas en la visualización del video)  

Media hora nos tiramos metidos en la cueva, la verdad que se estaba bien, daba un poco de pereza salir pero había que ir buscando un sitio cómodo para comer el bocata, que ya va siendo hora. Así a eso de las dos de la tarde salimos de la cueva y de la braña y cogemos el camín diagonal que habíamos visto en la bajada y nos dejamos llevar ascendiendo por la inclinada ladera. Tranquilamente vamos remontando hasta llegar a un guapo collau paralelo al que utilizamos para bajar y desde el que se veía ya la pista asfaltada que sube hacia las inmediaciones del pico Loral o baja a nuestro punto de partida. Entre el collau y el asfalto una gran pradería muriada dentro de una buena hondonada. Un lugar muy amañoso para comer el bocata y relajarse un buen rato, el día, pese a ser Enero, está para dormir una siesta al aire libre, pero antes a desenvolver el bocata. 

(Tras media hora en la cueva toca remontar y buscar un buen collau donde comer el bocata)

(Para subir hacia la pista asfaltada tomamos un camín diagonal que nos lleva hasta un guapo collau)

(Sin mucho apuro vamos recuperando metros de altitud y pronto vemos la carreterina ganadera)

(Collau ascenso Cueva La Braña, ± 4,8 K / 928 m.a. / 14:15 - 14:45 h. / Pto. 9 Mapa)

Al final no hubo siesta, solo media horina nutritiva y listo, que teníamos pendiente hacer otras cosillas por el camino y no queríamos que la noche se nos echara encima, que a las cinco y media ya oscurece, que estamos en Enero. Así que levantamos tienda y nos arrimamos a la gran pradería (lo que parece una gran dolina kárstica) para ver que camino estaba mejor para rodearla y salir a la pradería que está muy próxima a la pista asfaltada. Desde arriba ya nos inclinábamos por rodear por la izquierda, cuando llegamos al camino comprobamos que era la mejor opción y la tomamos. Por lo que por seguro que era una estrecha vereda de ganado, con algún arto saliendo a nuestro encuentro, transitamos y rodeamos casi todo el prado hasta llegar a un punto que tocó tirar para arriba y salir a la guapa mayá próxima al asfalto. Ya arriba, justo en la perpendicular con la cumbre del Nido de Utre, una caseta nos recibe y pronto pisamos la ancha traza de pista que lo mismo nos lleva, por la derecha, a las faldas del pico Loral o Aula Vital. También, a la izquierda, hasta la muy próxima y ya visitada braña Senra o al propio punto de partida.  

(Se acabó el tiempo nutritivo, ahor a rodear la pradería, lo que parece ser una gran dolina kárstica)

(El último tirón y pronto tocamos pista ganadera)

(Perguapa mayá en la perpendicular con la cumbre del día, la del Nido de Utre)

(Enlace con pista asfaltada, ahora hacia Senra, ± 5,1 K / 962 m.a. / 14:55 h. / Pto. 10 Mapa)

Faltaban cinco minutos para las tres de la tarde cuando alcanzamos la pista y viramos al Norte para llegar de nuevo a la guapa Braña de Senra, unos cuatrocientos metros nos quedaban para cerrar el circuito andariego entorno a este guapo rincón del Paraíso Astur que acabamos de conocer. En este punto habíamos caminado unos cinco kilómetros y medio y para regresar al pueblo aún nos quedaban dos deshaciendo el camino transitado hace unas tres horas. Fue en este punto de cerrado del circuito donde, aún no entiendo el motivo, apagamos el GPS y aún faltaba un poco, debió ser algo instintivo al dar ya por finalizada la ruta pues nada nuevo teníamos al frente. No importa mucho, lo sustancial del día estaba grabado y fotografiado, ahora solo tirar para abajo y saludar a las gallinas y gallos de Yernes.  

(Braña Senra, ahora a deshacer camino hasta Yernes, ± 5,5 K / 900 m.a. / 15:05 h. / Pto. 4 Mapa)

(Yernes, Concejo de Yernes y Tameza, Asturias, ± 7,5 K / 675 m.a. / 16:00 h. / Pto. 1 Mapa)

Ya hemos terminado nuestro reportaje gráfico de este corto recorrido, aunque suficiente guapo e interesante, el que hemos realizado. La verdad que no salió mejor de lo que pensábamos, además con muy buen tiempo, quizás con exceso de calor para ser Enero. Ahora solo queda compartir el mapa utilizado con la impresión de nuestros pasos sobre él. También el “track” con los puntos claves que hemos considerado oportuno. Para las personas que descarguen el archivo del recorrido recordarles que al mismo le faltan los dos últimos kilómetros, los comunes del final de ruta entre la braña de Senra y el pueblo de Yernes. Advertidos quedais. Ni que decir tiene que queda a la responsabilidad de cada uno la utilización correcta del mismo, además de tomar todas las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán de muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad. También lo relacionado con la legislación administrativa y ambiental del espacio donde nos estamos moviendo.  

(Nuestro recorrido hasta la cima Nido de Utrre y bajada a Braña La Cueva/ ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL’)

 

(Si tienes algún problema en la visualización pincha este enlace para una visualización directa)

Todo muy claro ¿no? Creemos y esperamos que sí, ahora solo queda regresar a nuestro hogar entreteniendonos un poco por la nueva carreterina que nos indicó un señor que encontramos en el pueblo y que con el estuvimos hablando un poco. Nosotros entramos desde la carretera AS-311 y cuando llegamos al pueblo de Yernes vemos que la misma continúa atravesándolo en su totalidad y siguiendo rumbo Norte, en carretera de altura, llegar a caer sobre a la altura del Rte. Bailache en la propia AS-311. Realmente fue un descubrimiento esta estrecha carreterina, muy vistosa y panorámica, tal fue así que creo que a la altura de Panicera (ya en el Concejo de Grado) llegamos a sacar una preciosa postal montañera de los Picos de Europa con su escaso manto invernal. 

(Picos de Europa y las Peña Santas desde las inmedioaciones de Panicera - Grado)

Ya en casa, comentado esta última alternativa de aproximación por carretera, unos amigos nos confirmaron que era la carretera que ellos utilizaban para subir hasta Yernes, que la otra era muy húmeda y oscura. Otra cosina que aprendimos, pues tenemos que volver para hacer la atractiva “chomba” del Buey Muerto. Así que sin más palabrerio nos despedimos con un fuerte...

¡Hasta pronto Yernes!!! 

.

JFCamina

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o "Rutas por Redes"

 

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.