Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
"Quién va a Santiago y no al Salvador, visita al criado y no al Señor"
www.jfcamina.es
Recorrido C.N. a El Salvador
D 2/7 del 05/2014
JFCamina, 08/2014

 

D 2/7: Pendueles - Poo de Llanes

(De paseo peregrino por los bellos rincones del Oriente de Asturias)

Mapas ING: 33-III "SanVicente" y 32-IV "Colombres"

Inicio: Pendueles, Concejo de Llanes, Asturias

Objetivo: Poo de Llanes, Asturias

Recorrido: Pendueles - Por la Senda Costera E 9 - Playa de Vidiago - Lateralmente Vidiago y Puertas de Vidiago - Bufones de Las Arenillas - Río Purón - Andrín - Mirador de la Boriza - Sierra plana de Cue - Ermita del Cristo - Llanes - Poo de Llanes.

Distancia: ± 18,0 Kilómetros / Tiempo: 5,0 horas.

Desnivel Positivo: ± 200 mts. / Desnivel Negativo: ± 230 mts.

Terreno: Caminos y carreterinas onduladas, el "llano asturiano", es decir con subidas y bajadas.

Señalizacion: Si, los mojones con la concha peregrina del Camino del Norte, además de numerosas flechas amarillas.

Creative Commons License


Tiempo: Soleado

Nuevos Peregrinos encontrados: 10 Ac.: 19


Como no podía ser de otra manera, la primera noche en El Camino dormimos muy bien, de tal manera que si no hubiera sido por el despertador, que sin piedad tocó a la siete y media de la mañana, seguro que hubiéramos dormido un par de horas más. Tras el aseo personal y recoger nuestras cosas nos bajamos a desayunar, donde nuestra anfitriona nos tenía preparadas unas tostas de pan de maíz deliciosas. Un momento más de relajo posdesayuno, pues cuesta un poco arrancar, liquidamos cuentas, nos despedimos y cargamos las mochilas al hombro, comenzaba nuestra segunda jornada peregrino-andariega por la costa oriental asturiana, la cual prometía porque el cielo azul y radiante lucía con gracia, lo cual siempre se agradece.

(Pendueles, Bar Castiellu, Concejo Llanes, ± 0,0 K / 45 m.a. / 8:45 h. / Pto.1 Mapa)

Justo cuando salimos del Castiellu comienzan a llegar Peregrinos y entran a desayunar, realmente este bar está situado estratégicamente. Nos despedimos con un “Buen Camino” y arrancamos en dirección Occidental por la acera adelante, aunque no por mucho tiempo, pues justo en la esquina del destartalado palacio de Mendoza – Cortina (Siglo XIX) giramos a la derecha y abandonamos la carretera para adentramos por el recorrido del GR E-9 “Senda Costera”, pues el ir por la carretera N-634 sería una verdadera locura.

(La esquina del palacio de Mendoza - Cortina nos adentra en el Camino Costero y Peregrino)

Definitivamente en marcha, vamos muy contentos por el excelente día que nos ha tocado hoy, pues las picachas de la Sierra del Cuera se dejan contemplar en su totalidad, lo que no siempre es posible, aunque tampoco debemos de fiarnos mucho, aquí el tiempo cambia muy rápidamente, la cercanía del Mar y la Montaña hace que esto sea más habitual de lo deseado. Con estas cuitas meteorológicas, sin darnos cuenta, nos plantamos en la entrada peatonal Oriental del Camping la Paz, el “nuestru”, en el que hemos pasado muchos veranos, la dejamos a nuestra derecha y comenzamos a descender bordeándolo hasta la playa y entrada principal.

(Desvio de entrada Este al Campig La Paz, Concejo Llanes, ± 1,0 K / 55 m.a. / 8:55 h. / Pto.2 Mapa)

(Ahora toca bajar unas cuantas escaleras y bordear el camping)

(Un recorrido con muchos recuerdos para nosotros)

(Campig La Paz, Vidiago, ± 1,7 K / 15 m.a. / 9:10 h. / Pto.3 Mapa)

Unos minutos contemplativos ante el mar Cantábrico y le damos la espalda al camping y a nuestros recuerdos, para afrontar un pequeño repecho de la senda costera que nos llevará hasta el centro urbano de Llanes. Un pajarillo, en medio el camino, sobre un pivote que avisa del cuesto y estrecho paso, nos anima a tirar para arriba, nos deja sacarle una foto y al poco, unos Peregrinos que nos adelantan con fuerza, realmente intimida su marcha, nosotros tan tranquilos.

(Dejamos el mar y el camping y afrontamos un pequeño repecho)

(-¡Ánimo chavales!!!, parece que nos quierde decir el pequeño raitanín)

(Superado este pequeño repecho el terreno llano vuelve y unos Peregrinos nos pasan con fuerza)

Volvemos a la tranquilidad de la rasa costera y también a nuestros recuerdos, pues nos hubiera gustado poder pasar hacia el otro lado de las vías del tren y la nueva autovía, para tomar un cafetín mañanero en la sidrería El Rubio, pero ahora, con la nueva infraestructura vial, esto no es tan inmediato como antes y tenemos que rodear mucho, así que, con cierto pesar, dejamos lateralmente las bonitas casas de Vidiago y hasta el cementerio de Vidiago que nos vamos.

(Pasando lateralmente por Vidiago, ± 2,9 K / 40 m.a. / 9:25 h. / Pto.4 Mapa)

(Cementerio de Vidiago, ± 3,0 K / 35 m.a. / 9:30 h. / Pto.5 Mapa)

En el cementerio, con amplia señalización sobre el tema que aquí hoy nos trajo, giramos a la derecha y seguimos por la buena traza, lo que ayuda mucho a descontar kilómetros y disfrutar, aunque no al ritmo alegre de otros peregrinos que nos alcanzan, en este caso un chico que viene de Estados Unidos, el que vimos el día de ayer al apearnos del autobús en Unquera. Tras el –Where are you from? y poco más, él sigue a su marcha dejándonos en el olvido, aunque no por mucho tiempo. Poco después llegará el cruce con el camino que viene de Puertas de Vidiago, donde ya vemos información sobre posibles lugares donde dormir en esta o etapas posteriores. Después alcanzamos los bufones de Las Arenillas.

(Entronque con camino a Puertas de Vidiago, ± 4,5 K / 35 m.a. / 9:50 h. / Pto.6 Mapa)

(Ya estamos otra vez al lado del mar)

(Bufones de Arenillas, ± 5,0 K / 20 m.a. / 10:05 h. / Pto.7 Mapa)

Tal como nos temíamos los bufones… ¡no bufan!, la marea es baja y el mar está en calma, así que no nos entretenemos mucho, paralelos al mar, seguimos nuestro camino por la blanca y cómoda pista hacia el río Purón. Aunque parándonos un poco para sacarle una foto a un cantarín pajarillo, la verdad que la guapa mañana estaba para ello, daba gusto.

(Con la mañana tan guapa que disfrutábamos no es de extrañar que los pajarillos rebosaran de alegría)

(Por blanca pista siguiendo las indicaciones de la flecha amarilla que vamos en busca del río Purón)

(Entronque con camino a Puertas de Vidiago y N-634, ± 6,0 K / 40 m.a. / 10:20 h. / Pto.8 Mapa)

Antes de llegar a las inmediaciones del río Purón nos encontramos con un ramal que llega o va por la izquierda, de Puertas de Vidiago y la carretera N-634. Nosotros seguimos el desvío a la derecha y en poco tiempo nos plantamos ante la atalaya-mirador sobre la desembocadura del río que andamos buscando, la cual, como estamos en marea baja, nos se observa muy grande, así que, tras unas fotos, nos bajamos en busca de él.

(Mirador sobre el río Purón, ± 6,4 K / 30 m.a. / 10:30 h. / Pto.9 Mapa)

(Descenso hacia el río Purón, con las nubes tampando las cumbres de la Sierra del Cuera)

En nuestro descenso hacia el río observamos que las nubes están cubriendo las cumbres de la cercana Sierra del Cuera, lo que decíamos, la alegría en la costa oriental puede ser muy fugaz. Meneando la cabeza seguimos descontando peldaños hasta encontrar el moderno puente de madera sobre el Purón. Nos encontramos en un especial paraje natural, el cual siempre da gusto disfrutar por sus aguas cristalinas y llenas de peces, además de la abundante arboleda que lo envuelve todo.

(Río Purón, ± 6,7 K / 1 m.a. / 10:35 h. / Pto.10 Mapa)

Le damos la espada al río y ascendemos un poco hasta alcanzar el terreno tendido en poco tiempo, llevando por compañía lateral la valla metálica que nos separa de la Autovía del Cantábrico. Tropezamos con otro cruce de caminos, el camino de la izquierda nos llevaría a la zona del Camping del río Purón, esto no nos interesa, así que, otra vez más, volvemos a coger el desvio de la derecha, el que nos llevará directamente a Andrin, nuestro objetivo inmediato.

(Entronque con camino al Camping Purón, nos a la derecha, ± 7,2 K / 30 m.a. / 10:50 h. / Pto.11 Mapa)

(Por cómoda pista terrera vamos todo el día y la misma a nuestro destino nos llevará)

(En este punto más inmediato, hasta Andrín, donde nos relajaremos un poco)

(Andrín, ± 8,5 K / 55 m.a. / 11:10 - 11:45 h. / Pto.12 Mapa)

En el mesón La Fuente de Andrín, al cual ya íbamos a “tiro fijo”, nos relajamos un buen rato, íbamos con idea de tomar un cafetín, pero, viendo el calor que nos iba dando, decidimos tomar algo más refrescante. Mientras allí estábamos llegaron los chicos que se pararon a desayunar en el Castiellu de Pendueles, los cuales, para no romper la estadística, hablaban en inglés, de momento, no nos habíamos tropezado con ninguno que hablara español, empezábamos a tener una extraña sensación.

(Tras unos momentos de relax toca reponer agua en la fresca fuente y buscar el enlace con el camino)

(Iglesia y texu de Andrín)

(Un poco por la carreterina hasta encontrar el desvio que nos suba por la senda costera)

Tras el refrigerio, sustituimos el agua de la cantimplora por otra más fresca y reanudamos la marcha en busca del mirador de la Boriza, para ello callejeamos un poco hasta encontrar el enlace con la senda costera que hoy nos guía. No tuvimos muchos problemas, pues ya lo conocíamos, y si esto no hubiera sido así, la atenta señora del mesón nos lo indicó, lo cual no viene nada mal. Los chicos parece que se liaron un poco, pues los vimos tirar hacia la carretera nacional, pensamos que irían por ella, pero a última hora nos reencontramos todos.

(Unas guapas aguileñas nos dieron la entrada en la traza de subida al mirador)

(Definitivamente las nubes sobre el Cuera se habían hecho cargo de toda su cumbrera)

El alcanzar el mirador de La Boriza, y contemplar la preciosa playa La Ballota, es todo un regalo para los ojos y demás sentidos, un placer, aunque sea esta la “enésima” vez que uno haya tenido tal placer. No es de extrañar que a nuestros circunstanciales acompañantes les encantara. Tras el disfrute correspondiente seguimos nuestro caminar por la pequeña senda que sigue bordeando el alto sobre la costa hasta tropezar con el negro asfalto de la carretera local que nos llevaría a Cue y Llanes.

(Mirador de la Boriza sobre playa la Ballota, ± 9,4 K / 130 m.a. / 12:00 h. / Pto.13 Mapa)

Al otro lado de la carretera vemos por donde sigue la traza del la Senda Costera (GR E-9), aunque lo que más llama nuestra atención es una flecha sobre el suelo, esta no es de pintura amarilla, sino confeccionada con piedras, así que lo teníamos más que claro, comenzaba nuestro transito por la Sierra Plana de Cue, la cual es un lujo así hacerlo, pues es la perfecta balconada sobre el mar Cantábrico y los preciosos pueblinos que lo bordean.

(Una flecha de piedras nos invita a cruzar la carretera y adentrarnos por la Sierra Plana de Cue)

(Todo un placer el transitar por este perfecto mirador sobre el mar Cantábrico)

(Detalles de la villa de Llanes y su puerto, con sus famos "Cubos de la Memoria")

Decir que vamos flanqueados por la derecha por el mar y por la izquierda por un campo de golf, el cual no está nada mal ubicado. Nuestro cómodo caminar, aunque las piedrinas del camino se nos meten por las botas de vez en cuando, nos permite ir contemplando el objetivo grande el día, la villa de Llanes y su puerto pesquero, aunque más próximo está el pueblín de Cue, una verdadera cocada. Llegamos a un punto donde nos encontramos con el desvío que nos invita a bajar hasta él, tentación tenemos pero desistimos, teníamos claro nuestro objetivo. A nuestros circunstanciales acompañantes también fueron tentados, pero la chica del grupo les enseñó sus sandalias, el camino de bajada no era el más apropiado para este tipo de calzado, pues es bastante abrupto.

(Sierra plana de Cue, desvio al pueblo, ± 11,0 K / 120 m.a. / 12:30 h. / Pto.14 Mapa)

(Un lujo pasear con este día y por esta especial balconada)

A pesar de que el recorrido parece que va en llano, el terreno tiene sus pequeñas subidas y bajadas, lo que nos obliga a esforzarnos un poco más de lo previsto inicialmente, más ahora que parece que el sol calienta con fuerza. Nosotros mitigamos un poco el esfuerzo extra parándonos con frecuencia a sacar fotos, una disculpa muy habitual y aceptada, nadie podría imaginarse que sea una estrategia de descanso simulado.

(Poco a poco vamos dejando Cue a nuestras espaldas, aunque no nos resistimos a otra mirada más)

(Llanes parece que queda cerca, aunque aún...., pero una foto más nos ayuda a llevarlo mejor)

Con unas negras nubes sobre El Cuera, las cuales no nos gustan nada y nos pronostican agua para la tarde o noche, al fin llega el momento de apearnos de esta guapa planicie costera, alcanzamos el punto donde definitivamente la pista baja sin remedio hacia la villa de Llanes, aunque antes tenemos que pararnos en un lugar emblemático en el Camino, hablamos de la ermita del Cristo con su gran pórtico, su pequeña espadaña a la izquierda y su reloj solar a la derecha.

(Con unas nubes muy negras sobre El Cuera nos apeamos de la planice de Cue)

(Ermita del Cristo, ± 12,6 K / 105 m.a. / 13:00 h. / Pto.15 Mapa)

Dejamos tras nuestro la ermita del Cristo y rápidamente, ya por asfalto, bajamos hasta la villa, aunque antes nos tropezaremos con la publicidad y flechas indicadoras del ya cercano Albergue Turístico de La Portilla, el cual queda a nuestra izquierda, pero nosotros lo dejamos de lado porque deseamos comer en el centro de Llanes y hacer unos cuantos kilómetros más.

(Entrado en las primeras casas de la villa de Llanes)

(Desvio del Albergue Turistico La Portilla, Llanes, ± 13,7 K / 15 m.a. / 13:30 h. / Pto.16 Mapa)

Ya estamos entrando en la villa de Llanes, acompañados de una amplia señalización peregrina, tanto de conchas como de la flecha amarilla, además de alguna información extra sobre posibilidades de alojamiento en alguna pensión cercana. También nos tropezamos con el gran panel informativo de la etapa Llanes – Ribadesella = 27,6 Km, parece que no nos quieren llevar al centro y ya nos están poniendo en marcha. Después todo para abajo, en busca del mar que se adentra ría arriba en el corazón de la villa.

(Gran panel informativo de la etapa Llanes – Ribadesella = 27,6 Km)

En este punto vemos que llega un peregrino con fuerza, saludo rápido en inglés y sigue su camino como buscando algo. Nosotros nos lo tomamos con calma, este descenso urbano es una verdadera gozada pues está jalonado de grandes joyas arquitectónicas, preciosos palacetes, alguno muy famoso por su grabación cinematográfica, como casi todo el concejo de Llanes. Personalmente, el que más me gusta es el chalet “Los Leones” el cual contiene en su jardín, justo por donde pasamos, una de las últimas obras escultóricas realizadas por el genial Salvador Dalí, el “San Juan Bautista!, sencillamente ….¡precioso!, seguimos calle abajo, en dirección al centro.

(Placio de Partarríu, edificio muy cinematográfico, aquí se grabó "El Orfanato")

(El chalet “Los Leones” y su Dali en el jardín)

Antes de las dos de la tarde llegamos al centro de la villa de Llanes, aquí se nos presenta una pequeña disyuntiva: Mary quería tomar una sidrina y comer en la sidrería La Amistad, lugar tranquilo donde de vez en cuando paramos, pero servidor quería antes sellar la credencial peregrina pues más tarde ya estaría cerrado todo y habría que esperar a la apertura del horario de tarde.

(Villa marinera, turística y peregrina de Llanes)

Tras un tira y afloja encaramos calle arriba en busca de la oficina de turismo que sabíamos que existía en el torreón detrás del coqueto Casino y el Ayuntamiento. Cuando llegamos encontramos un cartel que nos anunciaba que estaba trasladada a la Casa de Cultura (Frente a la Basílica, a 50 mts) así que seguimos callejón abajo y hacia la gran techumbre del Palacio de Posada Herrera, al lado de la iglesia de Santa María del Conceyu, donde nos sellaron nuestras credenciales.

(Entre el coqueto casino y el ayuntamiento giramos y nos tropezamos con el torreón)

(El Torreón, donde pensábamos sellar la credencial pero nos mandan al Palacio Herrera Posada)

(Llanes, ± 15,0 K / 5 m.a. / 13:40 - 15:15 h. / Pto.17 Mapa)

Tras el pequeño paseo por el centro histórico de la villa de Llanes, volvemos hacia la sidrería que habíamos dejado atrás, era la hora justa de comer así que no lo demoramos más. Mary ya estaba un poco cansada de andar dando vuelta con la mochila al hombro, más después de no atender su petición inicial, asunto que quedón zanjado con el primer culetín de sidra que entonamos, realmente el día estaba para ello, aunque las nubes del Cuera ya se dejaban notar.

(Hora de relax y nutrición, aunque aún no hemos terminado la etapa de hoy)

Tras una hora de relax nutritivo volvemos a colgar nuestras mochilas al hombro y nos ponemos en marcha en dirección a Poo de Llanes, habíamos decidido mantener nuestro objetivo de pernoctar allí. En un principio pensábamos hacerlo en el Albergue Turístico La Estación sito en el centro de la propia villa de Llanes, pero queríamos estirar un poco más la etapa y acortar la del día siguiente, para ello Poo nos venía muy bien, aunque mejor Celorio pero aquí no encontramos un alojamiento peregrino apropiado.

(Dejamos atrás la villa de Llanes y a la cercana Poo de Llanes que nos vamos)

Por la calle principal que atraviesa de Oriente a Occidente la villa marinera de Llanes nos vamos a Poo, la cual no queda muy lejos, a unos tres kilómetros. En principio vamos por la acera, así hasta casi el final de la villa. Justo a la altura del tanatorio cruzamos la carretera y después las vías del tren, a partir de aquí iremos por pista terrera hasta el centro de Poo de Llanes, todo ello bien acompañados de la concha y la flecha peregrina, además de los ladridos de algún perro que otro.

(De Llanes a Poo por la acera hasta el ...)

(Cruce vias a la altura del tanatorio de Llanes, ± 16,5 K / 20 m.a. / 15:40 h. / Pto.18 Mapa)

(Ahora por pista terrera con algún simpático tropiezo por el camino)

(Siempre bien acompañados, tanto por la concha y flecha peregrina como por algún ser...)

(Sin ningún problema llegamos al centro urbano de Poo de Llanes, aunque antes....al albergue)

Sin ningún problema llegamos al centro de Poo de Llanes, bueno, realmente no fue así, pues numerosas señales ya nos iban indicando hacia donde quedaba el albergue que andábamos buscando, así que antes de llegar a la iglesia del pueblo giramos a la derecha y volvemos a cruzar la carretera general, pues el establecimiento que nos interesa está ubicado muy cerca de la playa, en un chalecito veraniego diría un servidor. Realmente fue solo dejarse llevar y si no hubiéramos querido pernoctar aquí solo había que olvidarnos de la señalización de la pernocta y seguir al centro del pueblo de Poo de Llanes.

(No llegamos al centro de Poo, la señalización al albergue nos llevaba de la mano hacia la playa)

(Un chalecito sería nuestra morada en esta segunda etapa por el Camino del Norte a El Salvador)

(Albergue Poo de Llanes, ± 18,0 K / 15 m.a. / 16:00 h. / Pto.19 Mapa)

Tras realizar el correspondiente registro, pagar 12,5 € por persona y sellar nuestra credencial peregrina pasamos a nuestro aposento, el cual fue una habitación con doble litera y baño individual, detalle del albergero por ser una simpática pareja, lo cual siempre se agradece. Realmente estábamos teniendo mucha suerte con los hospedajes en este inicio de peregrinaje, nos estaban “malcriando”. No podemos contar mucho del resto de las instalaciones de dormida, pues quedaban en la planta alta de la casa y nos gusta cotillear solo lo justo, si podemos dar fe del guapo salón y terraza que la panta baja tenía.

(Detalles de nuestra morada peregrina en el Albergue Turístico de Poo de Llanes)

Tras la ducha bajamos al salón, donde había dos chicos que hablan inglés, uno de ellos nos sacó una foto de pareja para inmortalizar ese relajante momento. Como era temprano descansamos un buen rato y repasamos los detalles de la jornada recién acabada, como los puntos sobre el mapa que portábamos, aquí os dejamos detalle de los mismos en dos tramos, pues es lo que tienen las etapas en travesía.

(Nuestro recorrido, en dos trozos del mapa gentileza del IGN, entre Pendueles y Poo de Llanes)

Tras unas horas de relajo y un poco de lavado de ropa, salimos a dar una vuelta por la playa y el pueblo, además de ir dando cuenta de un buen lugar para la cena, además del desayuno del día siguiente. Ya comprobamos que el cielo estaba totalmente cubierto de negras nubes, las cuales parecían que no se aguantarían mucho en empezar a llorar. Tras el paseo entramos en la Sidrería Xagarda, donde había más peregrinos, incluido el chico que nos sacó la foto en el albergue. Le preguntamos a la señora por el tema de la cena y desayuno, nos informó que la cocina habría a las 20:30 horas y para el día siguiente el bar estaría abierto temprano, así que todo solucionado.

(Un paseín por la playa y el pueblo de Poo y... )

(... ¡a cenar!!!)

Lamentablemente, cuando estábamos cenando, comenzó a llover, lo bueno dura poco, pues las previsiones meteorológicas no eran muy buenas para el día siguiente. Además habíamos dejado la ropa tendida en el jardín del albergue, ya no había remedio, esperábamos que nos la recogieran, como así fue. Una pequeña alegría para mitigar nuestra pequeña preocupación por lo que estaba cayendo, pues ahora llovía con fuerza.

Aunque el recorrido del día siguientelo conocemos en gran parte, repasamos un poco el mismo antes de ir para la cama, también los sellos de las credenciales del día que ahora finalizamos, tres en total. Además recogemos un poco nuestras cosas para dejarlo todo preparado y no meter mucho ruido, pese a que nosotros no somos de madrugar mucho. Tras todo ello, con cierto pesar por cómo se levantaría al día siguiente, nos metimos en el saco con un...

“Buenas noches y mañana ya veremos”

 

JFCamina

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o Recorrido C.N. a El Salvador

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.