O

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar


Diario de Ruta@s de MJCamina

  Creative Commons License

Aquí mantenemos un orden cronológico de las actividades durante la temporada 2019-2020, para nosotros la temporada comienza después de la festividad de la Santina (08/09/2019).


¡Vamos a por la actual!


 

(La Isla-La griega-La Isla)

Enero

 

Aunque daban malo, ameneció el día sin lluvía, así que decidimos irnos hasta la Isla, en el Conceyu de Colunga, para estirar un poco les piernes y facer una pequeña rutuca, ye decir, salir desde la Isla ir hasta la playa la Griega y regresar a la Isla en un guapa circular.

(Mirando el panel de unas antiguas trincheras)

(Acantilados de la zona)

Aparcamos en la zona cerca de la playa y nos vamos a tomar un cafetín mañaneru, para después ya desde la propia playa comenzar a caminar por el pr, que existe en la zona, siempre a la vera del mar Cantábricu, pero con mucha precaución pa nun resbalar o tropezar y caer al mismu.

(A lo lejos vemos Lastres)

(Huellas de dinosaurios en la playa la Griega)

No es la primera vez que esta ruta la hacemos, pero nos sigue gustando y más hoy que apenas encontramos gente por el lugar, el mal tiempu de días anteriores fizo que la gente no saliera de casa. Observamos los acantilados de la zona y vemos como la niebla se va levantando y a lo lejos nos deja ver Lastres. Antes de llegar a la zona del Camping de La Griega, bajaremos a ver las huellas de los dinosaurios, aún la marea no está alta y conseguimos verlas.

(Zona de la playa de La Griega)

(Pasamos al lau de la iglesia de san Juan de Duz)

Nos pararemos a comer en las inmediaciones del camping, para luego por la pista que sigue a la vera del ríu llegar hasta San Juan de Duz, donde su imponente iglesia se deja ver. Seguiremos caminando por pistas en dirección a la Isla.

(Vigilando a su próxima presa)

( Y...¿vosotros dónde vais??)

Vamos caminando entre praos llenos de animales, en esta época están en los valles, algunas crías ya empezaron a nacer y se ponen a lau de sus madres para poder comer. Nos encanta la tranquilidad que existe, saludamos a los pocos vecinos que vemos por el lugar y nos paramos a tomar un cafetín antes de llegar de nuevo a la Isla. Un paseo que siempre nos presta facer.


 

(Fin de Año en Portugal)

Diciembre-Enero

 

Para el Fin de Año del 2019, pensamos en Portugal para celebrarlo allí. Así que después de buscar donde sería mejor para alojarnos, nos inclinamos por Braga. Así conoceríamos la parte que en el verano del 2018 nos había quedado por visitar y conocer. Así que preparamos nuestru viaje y nos vamos hacía nuestro destino.

(Comenzamos)

El viaje fue de lo más tranquilo que se puede esperar, el buen tiempu no alegraba, con paradas para descansar llegamos sin ninguna novedad a nuestru destino. Vamos hacía nuestro hotel, en el cual fuimos muy bien recibidos y con tan buena suerte que en el parking donde habíamos dejado el coche lo tenían concertado, así que ya no teníamos que preocuparnos por el aparcamientu, ya que allí mismo lo teníamos ¡Así presta llegar a los sitios que vas a visitar!

(Y a visitar el monte del Bon Jesús que nos fuimos)

Dejamos maletas en la habitación y sin descanso a comer, al lau mismo en una pizzeria de nuevo diseño. Como así fué que como no nos entendiamos muy bien, nos enseñaron una tablet, donde podíamos hacer el pedido sin ningún problema ¡qué bien!, todo perfecto, y enseguida servidos. Después sin mucha dilación nos iríamos hasta el monte del Bon Jesús, el buen tiempu reinante así nos animaba.

(Braga desde los alto del Bon Jesús)

(Tren cremallera impulsado por agua que sube hasta lo alto)

Aunque hay un tren cremallera para subir y bajar a lo alto del monte, nosotros subimos y bajamos por sus amplias escaleras. Había mucha gente haciendo la subida como deporte, pues subían y bajaban en un plis plas, nosotros nos lo tomamos con más paciencia, después de varies hores en coche, nos apetecía disfrutar del lugar.

(Después un recorrido por la ciudad)

Bajamos del monte, guardamos el coche, una buena ducha y a patear por Braga, buscar donde cenar y disfrutar de la ciudad. Sin prisa, Ellos no la tienen y nosotros tampoco, tomar algo en uno de sus bares de copas, tranquilos sin agobios.

(La iluminación de esti palacio lo hace impresionante)

(Iluminación navideña en la gran plaza)

La noche cae sobre la ciudad de Braga, empieza a hacer frío, así que toca ir recogiendo, aunque antes nos vamos a la gran plaza a ver la iluminación navideña. Toca ir a descansar, el largo viaje se empieza a notar en nuestros cuerpos. Así que ¡hasta mañana.

 

(Visita a Porto)

Diciembre-Enero

 

Segundo día de nuestru viaje, hoy después de desayunar nos vamos hasta la estación de Braga y cogeremos el tren que nos llevará hasta Porto. Hemos decidido viajar en tren pues el follón de entrada a la ciudad de Porto y luego buscar donde poder aparcar sería todo un stres, así que tranquilos en el tren que nos vamos hasta allí.

(En la guapa estación de Porto)

(Un autorretratu delante de su famoso puente)

El viaje fue muy cómodo, al principio el tren medio vaciu pero según nos ibamos acercando a la ciudad se iba llenando. Llegamos a su famosa estación, esa que se encuentra en el centro, sin prisa todos nos fuimos apeando, ahora había que contemplar el vestíbulo. Todos allí admirando los grandes mosaicos existentes, luego ya comenzamos nuestru caminar, aunque primero buscamos una cafeteria donde tomar el cafetín y luego una selfie o autorretrato con su famosu puente.

(Disfrutando de una de las terrazas del puerto)

(Un vino al sol con unas tapas típicas del lugar)

Después del café, comenzamos a turistear por la ciudad, luego bajamos hasta el puerto, el calor iba en aumento así como la gente que acudía a la zona, todo el mundo sacando la foto con el famosu puente, lo cual nosotros también hicimos. Pero lo que más nos gustó, fue encontrar un sitiu donde sentamos a tomar un vino y comer una de las tapas típicas del puerto. Un buen ratu allí estuvimos.

(En Gaia)

(Antiguas barcazas con toneles en la zona de Gaia)

Tomado nuestro aperitivo, cruzamos el puente y nos vamos hasta el otro extremo, a Gaia, donde se encuentran las famosas bodegas de Porto, un sitiu con mucho encanto. No visitaremos ninguna bodega, ya que en casi todas por no decir todas hay que pedir cita. Así que nos conformamos con los exteriores que nos gustan más. Luego volveremos sobre nuestros pasos y subiremos las escaleras para volver de nuevo al centro de la ciudad.

(Cola para visitar su famosa libreria)

(Anochece en Porto, con sus luces navideñas)

Nos vamos a la zona de la famosa biblioteca, pero ¡uff, mucha cola!, así que decidimos seguir turisteando y de pasu como ya estaban en rebajas, al pasar por delante de una tienda de zapatos me compre unas bonitas botas. El día se acaba, comienzan a encender las luces y nosotros tenemos que ir a coger el tren. Así que última foto desde la entrada de la estación y de nuevo hacía Braga que nos vamos. Donde cenaremos algo y volveremos a dar un paseín y volveremos a tomar algo, para después ir a descansar. Mañana nos toca otra excursión.

 

(Excursión por Aveiro)

Diciembre-Enero

 

Hoy nos toca ir hasta Aveiro, lo que llaman la Venecia portuguesa. El día amaneció de nuevo muy guapu así que muy contentos nos vamos para allá. Aparcamos el coche y tomamos el cafetín mañaneru esi que nun pue faltar. Luego nos fuimos a dar una vuelta y decidimos subirnos a una de las barcas que recorren los canales.

(Guapas barcazas por uno de los canales)

(Esperando la salida)

No era nuestra intención subir a una de las barcazas, pero viendo que el tiempo disponible no nos daría para conocer muchas cosas, decidimos que haríamos la excursión. Nuestra barcaza no era de las más lujosas pintadas, pero lo suficiente para poder ver las otras. Además el señor que nos explicaba la zona nos encantó como lo hacía. Explicaba en inglés, francés y portugués, nos preguntó de donde eramos y al decirle de España y como quería saber de donde exactamente al decir de Asturias, enseguida hizo el amagu de escanciar una sidra, estos gestos nos encantan.

(Explicando con mucha soltura)

(Hora de comer)

Acabada la excursión, buscamos donde poder comer. Encontramos un sitiu perguapu, pero...no sé que paso que cuando nos dimos cuenta estaban sirviendo a los que entraron detrás nuestro, se lo decimos y enseguida nos pidieron disculpas, lo nuestro había ido para otra mesa, esperar un poco más y llega nuestra comida, todo estaba muy bueno. Nos ponemos a paga y solo nos cobran un plato, les decimos que no y se vuelven a disculpar, diciendo que por la tardanza y el fallo que tuvieron. Se lo agradecemos, pero les dejamos una buena propina, ¡no en todos los sitos hacen eso!. Cogemos nuestro coche y nos vamos a la zona de la playa, hoy se esperaba una buena puesta de sol.

(Perguapa puesta de sol con el Atlántico un tanto cabreau)

Conseguida nuestra puesta de sol, toca regresar a Braga, un poco de tráfico en la autopista que rodea Oporto y alrededores, pues es la hora del retorno del trabajo. Pasado ese tramo llegamos sin novedad a nuestro destino. Ducha y descanso, pues aún no era la hora de la cena, luego cenar, dar un paseo de nuevo por Braga y a descansar.

 

(Conociendo Guimaraes)

Diciembre-Enero

 

Estamos ya en el último día del año, así que nos vamos a conocer Guimares, que nos queda cerca y así no tendremos mucho viaje, para después poder descansar y celebrar el Fin de Año tranquilamente. Nos levantamos y nos vamos a desayunar, cogemos nuestras cosas y en dirección a Guimaraes que nos vamos, no nos complicamos mucho buscando aparcamiento en el primero que pillamos allí entramos. Justo casi en el centro y nada caru.

(Visitamos el famosu castillo de Guimaraes)

(Paseando por el centro)

A pesar que el día amaneció con un sol perguapu, la temperatura no era muy alta, así que bien abrigadinos, tomamos el cafetín mañaneru y después hasta el castillo de Guimaraes que nos fuimos. Lo visitamos y anduvimos por él, la pena fue que una fina bruma cubria el valle y no nos dejaba ver con buena nitided lo que teníamos alrededor. Así que después de la visita a su castillo, nos bajamos hasta el centro para visitar la zona. Nos llamaron la atención sus calles empedradas, así como vimos que en cada plaza tenían preparado un escenario para la actuación del Fin de Año.

(Con los adornos ya preparados para recibir el Nuevu Añu)

Dimos varios paseos por la zona, tomamos algo en un barin de estos típicos de la zona. Luego nos fuimos a buscar donde comer, pues aunque no son muy estrictos en el horario, hay que ser consecuentes con la zona donde estamos, pues más allá de las tres no suelen dar comidas. Encontramos una taberna que tenía muy buena pinta, la verdad que comimos muy bien y muy bien de precio. Luego otro paseín a comprar algo para la noche de Fin de Año. Una cena que haríamos en nuestra habitación, pues los restaurantes lo tenían todo ocupado y otros cerraban.

(Fiesta de Fin de Año, en la plaza de Braga)

Descanso en Braga, un paseo y tomar algo antes de la cena. Cena de dos y campanadas con uvas en la hora española, luego saldríamos y en la plaza principal de Braga, daríamos de nuevo la bienvenida al nuevu añu, con nuestros vecinos lusos. Aquí hacen fiestas en la calle para todo el mundo, dos orquestas una en cada punta de la plaza, amenizan la noche. En lugar de campanada, tiran doce voladores y después fuegos artificiales. Un Fin de Año diferente disfrutando en la compañia de nuestros vecinos lusos.

 

(Primer día del Año en Esposande)

Diciembre-Enero

 

Amanecemos el primer día del año 2020, vuelve a hacer sol así que una vez que desayunamos algo nos decidimos por ir a conocer Esposande. La marea está baja y podemos disfrutar a tope de su gran playa. Todo está tranquilo como suele ocurrir en el primer día de Enero, la noche ha sido larga y la gente no madruga.

(Disfrutando de la bajamar)

(El Atlántico ruge a nuestro lado)

Después de dar el paseo por su gran playa, buscamos donde tomar algo, pues casi todos los restaurantes estaban cerrados. Pero como no teníamos mucha hambre, compramos unos grandes churros que vendían en un puesto ambulante, después nos fuimos a uno de los bares abiertos del paseo maritimo y tomamos un buen café caliente. Esperando que la luz del día se fuera despidiendo, pues queríamos volver a ver la puesta de sol de Esposande.

(Disfrutando a tope de la guapa puesta de sol)

La verdad que no se hizo de rogar mucho la puesta de sol, disfrutamos a tope de ella, aunque bien abrigados pues comenzaba a hacer frío. Unes cuantes fotos y ya cuando el sol se oculta nos volvemos de nuevo a nuestru lugar de descanso, había que hacer las maletas, se nos acababa la estancia en Portugal. Pero estamos muy contentos de nuestra estancia en el país vecin. Así que no descartamos que algún día volveremos.

 

(Viana do Castelo y Regreso a casa)

Diciembre-Enero

 

Nuestra estancia en Portugal se acaba, es hora de regresar a nuestro hogar. Así que decidimos ir en dirección a Tui, pasando por Viana do Castelo. Hoy el día amaneció triste, como si quisiera decirnos que no nos marcharamos. Pero la vida sigue en nuestra Tierrina. Subimos tranquilamente, parece que la niebla y el frío hacen que la gente no salga todavía, tan sólo los que tienen que acudir al trabajo y los que regresamos de nuestro Fin de Año, fuera de casa. Llegamos a Viana, aparcamos y nos abrigamos, pues el frío que tira es bastante, recorremos sus calles aún desiertas y buscamos donde tomar un cafetín.

(El cielo gris hoy nos acompaña)

Entramos en calor con un buen cefé, bien caliente en un barin que encontramos abiertu, son las diez de la mañana y parece que nadie tiene prisa en abrir. Salimos de nuevo a la calle, comienzan las tiendas a abrir y la gente a salir a comprar. Nos llama la atención de la venta de pescado en plena clae, ¡uff vaya cuantos años sin ver esta imagen!. Compramos algunos recuerdos y nos vamos en dirección a Tui, por donde saldremos en dirección a casa.

(Señal peregrina donde la catedral de Tui)

Cuando llegamos a Tui, casi no tenemos donde aparcar, era día de Mercado Semanal, uff!!, una vueltina y ¡allí mira un aparcamientu!. Después nos vamos a tomar un buen vino de ribeiro, con el cual nos pusieron un buen pinchu. Turisteo por la ciudad recordando la vez que estuvimos en ella ya hace muchos años y buscar donde comer. Lo cual lo encontramos enseguida y muy bien atendidos. El frío sigue, así que aunque teníamos pensado parar en otro sitio, decidimos que seguiríamos viaje, saliendo hacía la costa de Lugo, para luego seguir. Una parada para un pequeño descanso una vez que cruzamos el puente de Los Santos, y enseguida en nuestra casa.

Un viaje que nos encantó como la vez anterior y que nos queda muy buen recuerdu en nuestra memoria, así que como siempre solemos decir; ¡Volveremos Portugal!!

 

<Anterior>

.

 

Si quieres ver los diario de temporadas anteriores mira en el siguiente enlace donde los encontrarás todos:

 


¡Visita nuestro libro de visitas y deja tus mensajes!

 


* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.