Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
www.jfcamina.es
GR-105 Inicio - Etapas
"Historia de un guapo paseo de seis días por Asturias"

 

Etapa GR-105.1: Mieres - Covadonga.

(Otro inicio diferente, Diciembre de 2013)

Mapas IGN: Mapas ING: 053-1 "Mieres del Camino" (1999) y 029-3 Oviedo Este (1999)

Recorrido Básico: Mieres del Camino (0 Kms) – Barrio de San Pedro - El Batán - La Peña - La Rebollada - Salida de La Rebollada Inicio Oficial del GR-105.1 - Sierra el Fayéu - Collau Ferrera - Antenas del Picacho - Campa Trave - Peñas Albas - Pico Picajo, Nieves o Escobín - Peña Salve - Pinar de la Sierra Payuste-Fresnosa - Collada de Payuste - Pozo El Valle - Veguín de Allá - Tudela Veguín - La Pandiella - Aviño - El Calero - La Grandota enlace GR-105 Oviedo-Covadonga (17 Kms – 5 h).

Nuestros Números: 17 Kms. / 5 horas / 825 mts. Desnivel de ascensos y 475 mts. Desnivel descensos / 0 Fuentes y 26 Perros.

Terreno: Carreterinas, pistas, caminos y veredas montañeras.

Señalización: Si.

 

Creative Commons License

 

 


“Cuando Mary y un servidor realizamos el Camino Primitivo arrancamos a pie desde nuestra casa, nada de coger el autobús para empezar en Oviedo. En el GR-105, también hay esa opción pero la misma deja cinco kilómetros atrás a la capilla de Covadonga de Oviedo por lo que no nos pareció oportuno, hablamos de la variante GR-105-1 “Ruta de las Peregrinaciones” desde Mieres del Camín. Después de la excelente experiencia tenida, el que suscribe no renuncia a volver a encontrarse con los mismos actores para realizarla, así que….¡Hasta pronto!”


Con este párrafo finalizamos el amplio reportaje sobre nuestra experiencia andariega realizada en junio de 2011 por el GR-105 “Ruta de las Peregrinaciones”. Nuestra intención de realizar una primera etapa desde la puerta de nuestro lugar de residencia, es decir, Mieres del Camín, se hizo esperar más de lo deseado. No fue hasta finales del 2013 cuando afrontamos el reto propuesto, realmente un poco tarde, pero como dice el refrán: “Más vale tarde que nunca”, así que un día que las previsiones meteorológicas no eran muy halagüeñas nos ponemos en marcha desde la puerta de nuestra casa.

(Mieres del Camino, Asturias, ± 0,0 K / 206 m.a. / 09:40 h.)

Habíamos quedado con Alfonso y Pepe (nuestros dos compañeros de la anterior experiencia) en la estación de FEVE, ellos llegarían en tren desde Oviedo. Cuando Alfonso apareció en solitario ya nos temíamos lo peor, nos habíamos quedado sin el guía. Algo de ello hubo, Pepe había perdido el tren o el bus y nos esperaba en la cima del Escobín, hasta allí subiría desde la vertiente de Veguín. Así que ya me vi supliéndole momentáneamente, no quería que el tema se me fuera de los caminos y en lugar de subir hasta la Campa Trave por el recorrido Oficial de GR-105.1, desde La Rebollada, lo hiciéramos directamente desde La Peña, pues Manolo (nueva incorporación al GR-105) allí nos esperaba.

(Mieres - Barrio San Pedro)

(Mieres - El Batán)

Del centro de Mieres pasamos al barrio de San Pedro, después, por un cómodo paseo, al lado del lavadero del Batán (entre la autovía AS-1 y la citada instalación minera). Así hasta caer sobre La Peña, donde se incorpora Manolo, tras ponerle al día de la incidencia y de advertirle que iríamos vía La Rebollada, cruzamos su rotonda y comenzamos a caminar carretera arriba del Padrún, la AS-242. Vamos por una vía con mucha historia, en otro tiempo, no muy lejano, vía de comunicaciones principal entre Castilla y el centro de Asturias. También vía Peregrina, el Camino del Salvador (León – Oviedo) pasa por aquí, siguiendo sus conchas por él seguiremos hasta la salida de La Rebollada.

(Mieres - La Peña, ± 1,9 K / 200 m.a. / 10:00 h. / Con la incorporación de Manolo ya somos cuatro)

(Mieres - La Rebollada, ± 3,0 K / 250 m.a. / 10:15 h.)

Con cierto cuidado vamos subiendo por el borde de la carretera, la cual no tiene ni arcén ni aceras, no existe mucho tráfico, pero esto no es excusa para bajar la guardia. Así de tranquilinos entramos en La Rebollada donde la iglesia de Santa María Magdalena (de fundación Románica pero demolida en 1921 y reedificada) nos recibe con sus anegratadas piedras, a su lado el Chigre Farpón “Posada Camino de Santiago”. A partir de aquí debemos estar atentos al desvio de la carretera, donde empieza oficialmente el GR-105.1 “Mieres – La Grandota – Covadonga”, el tramo que hoy queremos realizar. Para ello vamos en busca de un gran panel que nos da la entrada, el mismo se hace esperar un poco, no recordaba que quedaba tan arriba, justo a la salida del pueblo, ya creíamos que había desaparecido.

(Atravesando el pueblo de La Rebollada en busca del panel de inicio del GR-105.1)

(Mieres - Salida de La Rebollada, inicio Oficial de GR-105.1, ± 3,5 K / 280 m.a. / 10:25 h.)

Allí estaba, tal como servidor lo recordaba ya hace mucho tiempo, aunque no recuerdo que estuviera tan alto, de tal manera que Alfoso y Mary se tuvieron que encaramar, bien agarraditos a los postes, para poder ver el detalle del recorrido a realizar. El croquis es un poco abstracto, no define muy bien por donde tenemos que ir, más cuando una “pintadita” lo emborrona, pero al menos marca el comienzo de ruta. Es hora de abandonar el negro asfalto y pisar tierra, la de la pista que nos llevará hacia el alto de la Sierra del Fayeu.

(Con ciertas dificultades, no solo orográficas, tratando de ver por donde discurre el recorrido)

Hemos cubierto el primer tramo de nuestro recorrido y como la gráfica del panel no está muy definida, vamos a saltarnos la costumbre de dejar el mapa al final del reportaje y, además, lo trocearemos un poco para darle más definición, y así facilitar la labor informativa para los interesados en el tema. Así que ahora vamos dejar el tramo correspondiente al “extra” de la ruta, al tramo más urbano, al que va desde el centro de Mieres del Camín al inicio de ruta, es decir, la salida del pueblo de La Rebollada.

(1ª Parte Recorrido: Mieres - La Rebollada / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Es hora de abandonar el negro asfalto y pisar tierra, la de la pista que nos llevará hacia el alto de la Sierra del Fayeu. Así que, cogemos la pista que sale por detrás de panel y comenzamos a subir, en poco recorrido (unos 2,4 kms) debemos superar cerca de 400 metros de desnivel positivo. Sobra recordar que no hace falta cebarse con la pendiente, que lo mejor es tomárselo con cierta tranquilidad, aunque no tanta como nosotros, pero ya no vamos a cambiar. El tema es seguir la traza principal, olvidándose de alguna tentación lateral, en busca de lo más alto de la cumbrera, la cual no vemos porque la frondosa arboleda nos lo impide, bueno casi mejor, así no vemos lo que aún nos queda. Lo que si podemos ver, mirando hacia atrás, alguna buena estampa de Las Ubiñas, aunque el día no ayuda mucho y Peña Rueda se ve algo triste.

(Dejamos el negro asfalto y la pista terrera se pone bastante inclinada)

(Mejor no cebarse con la cuesta y dedicarse un poco a las panorámicas de Las Ubiñas)

(Por el camino coincidieremos con alguna señalización de PRs varios)

(Detalle de lo que dejamos atrás: La chimena de antigua mina de mercurio, Mieres, Siana, Las Ubiñas)

En una hora liquidamos este desnivel inicial, el más fuerte del todo el recorrido, solo nos quedan dos más pero de menor entidad (100 y 260 metros), el resto será ir, más o menos, llaneando y bajando, aunque esto último también fastidia un poco. Bueno llegadas a las primeras antenas de la sierra del Fayeu (las del Collau Ferrera), pues la misma está bien cargadita de ellas, toca dar la espalda al herido pico Gúa y poner rumbo NorEste. Vamos caminando por una cómoda y ondulada pista terrera que divide los concejos de Mieres y Oviedo, con vistas a derecha e izquierda, aunque el día no está para muchas panorámicas.

(Collau Ferrera, ± 5,9 K / 650 m.a. / 11:25 h.)

Nos quedamos con las vistas que nos ofrece el NorOeste, donde vemos la niebla del valle fondeada sobre los pueblos de Olloniego, Soto de Ribera y, la mismísima ciudad de Oviedo. De frente, por una ventana entre las montañas, aparecen los Picos de Europa y Peña Santa, una pena que la escasa luminosidad del día no ayude mucho. A Mary, Manolo y a un servidor, no nos importa mucho porque este recorrido, aunque subiendo desde La Peña, más directo y más cuesto, ya lo hemos realizado en unas cuantas ocasiones, así que lo sentimos por el compañero Alfonso, aunque esperamos que habrá más ocasiones para poder disfrutarlo.

(Por el límite de los concejos de Mieres y Oviedo vamos cómodamente transitando)

(Con excelente posibilidades panorámicas, aunque hoy no es el mejor día)

(Antenes del Picacho, ± 6,4 K / 636 m.a. / 11:35 h.)

Cómodamente transitando seguimos dejando tras nuestro antenas varias, miramos a nuestra derecha (al Sur) y tenemos mejor perspectiva del punto del partida, Mieres del Camín. Aunque seguimos mirando a la izquierda, en busca del pozo Olloniego y la pista que desde esa zona asciende, pues pensamos que el compañero Pepe por ella viene, pues el autobús “lo perdió” en Olloniego. No debemos olvidar lo que dejamos tras nuestras espaldas, al SurOeste, pues sobresalen las blancas cumbres de la Sierra del Aramo. ¡Cuánto que contemplar!

(Vista hacia el Sur, el río Caudal y Mieres)

(Vistas al Norte, hacia Olloniego y la pista que por ahí asciende, pensamos que Pepe igual viene)

(Al SurOeste, tras nuestras espaldas, las blancas cumbres de la Sierra del Aramo)

Ya vemos el penacho blanco de la central térmica de Lada y esto nos indica que ya estamos muy próximos a la Campa Trave, momento en que el terreno se nos vuelve a nosotros y tenemos que empezar a subir con fuerza, pues las Peñas Albas se nos echan encima. Aunque antes tenemos un recuerdo para la vez que pasamos por aquí con Manolo y Angel y se pusieron los dos a sujetar la señalización, medio caída, de las diversas opciones andariegas de la zona. Hoy, la misma, parece que corre mejor suerte.

(Vemos el blanco penacho de la CT de Lada y pronto llega la Campa Trave)

(Campa Trave, ± 7,5 K / 611 m.a. / 11:50 h. / Crucero de tres Concejos: Mieres, Oviedo y Langreo)

(Hoy parece que la numerosa señalización andariega corre mejor suerte que en otras ocasiones)

Antes de afrontar el ascenso de la segunda cuesta importante de la jornada, vamos a dejar el tramo nº 2 del mapa, el que va desde el inicio del recorrido oficial en La Rebollada, hasta la Campa Trave, justo en el cruzero de concejos, el de los de Mieres, Oviedo y Langreo, así que toca despedirse, del primero, del que partimos.

(2ª Parte Recorrido: La Rebollada - Campa Trave / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Después de venir plácidamente transitando por la ondulada Sierra del Fayeu, parece que nos cuesta un poco afrontar la dura pendiente que nos lleva a las Peñas Albas. En un momento que levantamos la cabeza del suelo, observamos una silueta en la cumbre y pensamos que será nuestro amigo Pepe. Pronto desechamos la idea de reencontramos con nuestro guía, pues el paisano que vemos va acompañado de un gran perro. Dudamos y hasta alcanzar la cumbre no se nos develaría el misterio. Efectivamente era el compañero Pepe y acompañado de un gran perro, pero no de su propiedad, sino de un ganadero que estaba un poco más atrás.

(Después de la comodidad del andulado transito por la Sierra del Fayeu... ¡vuelve la cuesta!)

(Peñas Albas, ± 8,0 K / 650 m.a. / 12:05 h. / El reencuentro con Pepe, el nuestro guía del GR-105)

Desde que nos despedimos a finales de Junio del 2011, cuando terminamos el GR-105 en Covadonga, no nos habíamos vuelto a ver, si que hablamos varias veces telefónicamente pero poco más. Realmente “prestó” mucho reencontrarse con el nuestros amigo y guía Pepe, parece que el tiempo no pasa por él, sobre todo nada más comenzar a caminar, sigue liguero como una pluma. Le traspasé el bastón de guía que había tenido que asumir ante su inesperada ausencia al comienzo de ruta y, sin más preámbulos, nos pusimos en marcha, aún teníamos tiempo para ponernos al día.

(Ahora vamos entre los límites de Oviedo y Langreo, del nuevo concejo vemos el Alto de San Tirso)

(Alfonso directo a la cumbre techo del su concejo, el de Oviedo)

Dejamos tras nuestro las Peñas Albas y cuesta arriba, seguimos transitando por la linde de los concejos de Oviedo y Langreo, de este último, el recién incorporado, vemos la zona de San Tirso y el descenso de la Autovía Minera (la AS-I). El inclinado objetivo que tenemos que superar es la cumbre techo del concejo de Oviedo, hablamos del Picajo, Escobín o Nieves, y para no variar, el compañero Alfonso se pone delante a tirar para ser el primero en hollar la máxima altitud del su concejo, ¡faltaría más!

(Pico Escobín o Picajo, techo de Oviedo, ± 8,4 K / 713 m.a. / 12:20 - 12:30 h.)

Tras la primera foto del grupo andariego, nos despedimos del gris mojón geodésico, adornado con las franjas blanco-rojas-amarillas que nos indica que por aquí, aparte de pasar el nuestro GR-105.1 también pasa un pequeño recorrido, en este caso el PR AS-40 “Sendas de San Tirso”. Nos olvidamos de los colores y nos centramos en las indicaciones que nos ofrece el guía: -El siguiente objetivo son aquellas antenas que tenemos al fondo, allí, antes de llegar a la torreta de alta tensión, giraremos a la derecha y comenzaremos a caminar por la sierra lateral que vemos. Explicación muy oportuna porque nosotros solo sabíamos hasta donde llegaríamos si giramos a la izquierda, es decir a Olloniego, pero en este caso vamos en sentido contrario, lo que está bien saberlo, esta era la duda que tenía desde que arrancamos en Mieres, ¡lo que vale llevar un buen guía!.

(Nos olvidamos de los desvios a la izquierda y pillamos los de la derecha, a seguir por la cumbrera)

(Vista de la vertiente Norte, la de la izquierda, por donde baja la pista hacia la zona de Olloniego)

(Pero nosotros en Peña Salve, ± 9,0 K / 695 m.a. / 12:35 h. / Giro a la derecha)

Tal como estaba anticipado, antes de llegar a la gran torreta de alta tensión, giramos a la derecha por un camín que baja en fuerte pendiente. Si hubiéramos ido un poco más adelante entroncaríamos con la pista, la misma que pocos metros después encontraríamos nosotros. Se trataba de un pequeño atajo del compañero Pepe, se nota que aún conserva la memoria fuerte.Este pequeño ahorro de tiempo nos viene muy bien para repasar el siguiente mapa detallado de la zona que hemos dejado tras nuestro, especialmente, desde que transitamos entre los lindes de Oviedo y Langreo.

(3ª Parte Recorrido: Campa Trave - Peña Salve / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Siguiendo las indicaciones del nuestro guía y de la señalización de franjas blancas y rojas, comenzamos a transitar por una pista corta-fuegos hacia Payuste, por zona de pinos que se extiende por la sierra de Payuste-Fresnosa, la cual muere a los pies del río Nalón, hacia el cual vamos nosotros también. En resumen llegaremos al Nalón desde su afluente el río Caudal (de donde partimos).

(Vamos siguiendo las indicaciones del nuestro guía, el cual camina en animada conversación)

(Y de la señalización de franjas blancas y rojas, acompañada de alguna amarilla)

Por un momento nos desviaremos un poco de la pista para salvar una zona con barro, así nos lo recomienda el compañero Pepe. Después a seguir plácidamente paseando por la “raya al medio” de la sierra, entre los concejos de Oviedo y Langreo, observando como un jinete corre con su caballo y sus perros trotan por ella.

(Mientras nosotros vamos tranquilitos, otro... )

(Un pequeño atajo para evitar un posible barrizal y de nuevo a la ancha pista entre pinos)

Nosotros no andaremos mucho por el cordal, pues trascurridos unos mil cuatrocientos metros, en medio de “la raya”, en la collada de Payuste, ante las indicaciones de Pepe y la señalización del GR, giraremos bruscamente a la izquierda y comenzaremos el vertiginoso descenso por las ancha pista terrera que nos llevará hasta el río Nalón, hacia Tudela de Veguín, aunque por el medio nos queda mucha conversación cantero-minera.

(Collada de Payuste, ± 10,4 K / 575 m.a. / 12:55 h. / Giro a la izquierda para bajar hasta Veguín)

(Siempre siguiendo las indicaciones de nuestro guia y la señalización del GR-105.1)

(Por cómoda pista terrera, aunque algo dura por su pendiente)

Durante el descenso la conversación versa sobre la zona por la que vamos transitando, pues es un terreno que conocen bien los compañeros Pepe y Alfonso, no en vano el padre de éste último trabajó en la mina de carbón El Valle. También de la influencia de la cantera de Tudela Veguín, pues pronto entroncaremos, a mitad de ladera, con la pista da servicio a la misma y que si la seguimos, en sentido descendente, nos llevará directos hasta nuestro objetivo más inmediato, en un principio hasta el enlace con la carreterina que sube hasta Las Quintanas y después el río Nalón y la cementera de Veguin.

(Restos de las diversas explotaciones mineras de la zona de El Valle, además de la señalización)

(Enlace con pista y pozo El valle, ± 12,4 K / 340 m.a. / 13:25 h.)

(Restos, una chimenea, en la ubicación de la mina El Valle)

En el mapa (el 4º) correspondiente a este tramo de descenso por el valle entorno al arroyo de Fuentes Calientes podemos observar la diversidad de pistas de la zona. Nosotros tenemos que tener muy claro que debemos ir para abajo, como el arroyo, en busca del gran Nalón.

(4ª Parte Recorrido: Peña Salave - Pozo El Valle / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Tras observar atentamente la, aún en pie, chimenea que formaba parte de las instalaciones de la mina, además de otros instalaciones auxiliares, llega la hora de tomar contacto con el negro asfalto, el cual ya no abandonaremos hasta finalizar la ruta de hoy.

(Dejamos atrás los restos de las instalaciones mineras de El Valle y pronto tocamos asfalto)

(Enlace con carretera de Las Quintanas, ± 13,0 K / 340 m.a. / 13:40 h.)

(Restos de cargaderos de carbón, Mina el Cesto según el mapa, aunque Pepe la llamó de otra manera)

(Ahora el asfalto será nuestro "compañero" hasta el final de ruta)

Justo cuando le dimos la espalda al concejo de Langreo, cuando giramos en la cumbrera y afrontamos el descenso, unas gotas de agua empezaron a mojarnos, en principio eran, lo que vulgarmente decimos“cuatro gotas”, pero poco a poco empezaron a molestar y tuvimos que hacer una parada técnica para cubrir las mochilas. Aunque no hay mejor cosa que hacerlo para que al poco pare, como así ocurrió, justo a la entrada del pueblo de Veguín de Abajo (Veguín de Allá), donde nos encontramos diversos detalles del aprovechamiento del arroyo en forma de molinos de agua.

(Restos de un pasado molinero, pues...)

(...Ahora vamos muy pegados al arroyo de Fuentes Calientes)

(Veguín de Allá, Concejo de Oviedo, ± 14,0 K / 170 m.a. / 14:00 h.)

Con las bromas de por qué se llamaba Veguín de Allá cerramos el quinto tramo del mapa y nos asomamos a las orillas del río Nalón, al cual le estaban “encarrilando” un poco. Acabamos de coger la cota más baja de este valle, a partir de aquí toca comenzar a subir, aunque antes tenemos que cruzar el puente y, siguiendo la señalización del GR-105. 1 y la calle Tino Casal, la cual pasa casi por el medio de la Fábrica de Cementos.

(5ª Parte Recorrido: Pozo El Valle - Veguín / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Cruzar la fábrica nos llevó un poco de tiempo, pues los anfitriones de la zona (Alfonso y Pepe) tuvieron que atender a los diversos conocidos a nuestro paso, pues llegamos justo a la hora en que los empleados tenían descanso de comida, así que cruzamos las vías del tren y la carretera general unos cuantos. Así de acompañados llegamos al meollo de Tudela Veguín, principal núcleo poblacional de la parroquia de Box, en la que entramos desde que decidimos apearnos del cordal.

("Encarrilando" un poco al río Nalón)

(Cruzamos el río y nos adentramos en la Fábrica de Cementos)

(Por la calle Tino Casal)

Llega un punto donde tropezamos con la imagen de una iglesia un tanto moderna, aunque no repararemos mucho en ella porque la abundante señalización del GR-105.1 capta toda nuestra atención. Dice que para enlazar con el recorrido principal solo quedan dos kilómetros, también de que desde Mieres hemos caminado diez kilómetros, aunque no tiene en cuenta que desde La Rebollada al centro Urbano debemos añadir unos cuantos más. Discrepancias aparte, lo que más nos interesa es un gran panel donde nos informa de lo que hemos caminado y del resto, este está un poco más limpio y con mejor detalle de la situación orográfica a superar. Nos sorprende un poco la abundante señalización de este ramal en este punto.

(En aminada conversación en busca de la carretera que nos emboque al enlace con Grandota)

(Veguín, Parroquia de Box, Concejo de Oviedo, ± 14,7 K / 186 m.a. / 14:10 h.)

(Mapa informativo del GR-105.1 "Mieres-La Grandota", más claro que el anteriormente visto)

Siguiendo la rústica flecha que nos informa que a Covadonga (al Real Sitio) aún restan 104 Kilómetros, iniciamos la subida a la parte alta del pueblo, la que nos lleva hasta el cementerio y sigue en busca del GR-105. Ya comienzo de ruta había comentado que teníamos que superar tres “pindias” cuestas, las dos primeras ya lo hemos hecho, ahora toca afrontar los 260 metros de desnivel finales. De momento vamos a dejar de lado la entrada al pueblín de La Pandiella y tomárnoslo con cierta tranquilidad.

(Bueno, ahora tenemos que afrontar la última cuesta de la jornada, así que... ¡sin prisa!)

(La Pandiella, ± 15,3 K / 260 m.a. / 14:20 h. / No entramos en el pueblo y seguimos por la izquierda)

(Un par de perros de los 26 que nos tropezamos en todo el camino, ninguno suelto)

Entre saludar a los amigos y visualizar la abundante señalización del GR-105.1, se nos olvidó mirar si había algún bar apropiado para comer el bocata, pues eran las dos de la tarde. Realmente no nos acordamos de ello, pero la caída de otras “cuatro gotas” nos hizo caer en ello. Ya no era plan de dar la vuelta y seguimos para arriba con la esperanza de encontrar un buen sitio debajo de un hórreo por la zona rural por la que íbamos a transitar. Un par de perros (bien guardados) nos despiertan de nuestro olvido, se nos olvidó contar los perros del camino, como la anterior ocasión, hacemos memoria y apuntamos. Hacemos otro tanto de las fuentes encontradas, esto está más fácil, pues no hemos tropezado con ninguna, aunque en el pueblo existe varios bares. Mientras Alfonso y Pepe marcan la posición del su pueblín de Anieves entre la niebla.

(Alfonso y Pepe marcando la posición del su pueblín de Anieves entre la niebla)

La carreterina sube “pindia” de verdad hacia Aviño, así en poco terreno alcanzamos una buena perspectiva de los pueblos de Veguín, de la Fábrica de Cementos y de la cantera o canteras, pues en esta zona existen varias, especialmente el gran tajo realizado en la montaña de la más próxima a nuestro paso. También observamos por el estrecho valle que hemos bajado de la sierra de Payuste-Frenosa. Aunque todas estas cosas, no las observamos con claridad porque el día estaba muy gris, aunque no llovía, solo alguna gota que otra.

(La carreterina hacia Aviño sube "pindia" de verdad)

(Así que pronto pillamos cierta altura y las vistas sobre las canteras de la zona son muy expresivas)

(Detalle de la Fábrica de Cemento con la cantera que existe sobre ella, justo por donde pasamos)

(Otra cantera más al Oeste y Alfonso marcando la bajada desde la sierra de Payuste-Fresnasa)

El minutero de nuestros relojes se acercaba a las tres de la tarde y comenzamos a impacientarnos un poco, pues no encontramos el hórreo deseado, haber había, pero dentro de las fincas particulares. No es de extrañar que algún “Trasgu” nos estuviera haciendo alguna jugarreta de las suyas. Aunque pronto volvió la paz, ya que al llegar bajo la rustica señalización del GR-105.1 que nos informaba que nos encontrábamos en Aviño, el compañero Pepe entabla conversación con unos vecinos conocidos, éstos, al saber de nuestra necesidad, nos ofrecen la antojana de su casa, incluso su cocina. ¡Uff, con un guía como este da gusto salir de casa!, comentamos todos.

(¿Será este el "Tragu" que nos oculta los hórreos bajo los que pretendemos comer?, con esa cara...)

(Pepe "reservando" mesa para comer el bocata)

(Aviño, Concejo de Oviedo, ± 16,5 K / 433 m.a. / 14:50 - 15:30 h. / Hora del bocata)

(Una guapa foto para el recuerdo, a Pepe no lo "castigamos", simplemente... ¡cogio el mejor sitio!)

Fueron unos momentos entrañables los vividos debajo de aquella acogedora antoja, en animada conversación con la amable pareja que nos acogió, además de risas y bromas varias dimos cuenta del bocata protegidos de las gotitas de lluvia que empezaban a caer con un poco más de insistencia. La guinda vino a la hora de comer la casadiella con la que el compero Alfonso nos agasaja en cada excursión, allí llegó la señora con la cafetera, casadielles con cafetín, ¡menudo lujazo! No quisimos abusar de la hospitalidad de la buena gente de Oviño y no hicimos tertulia de sobremesa, así que a las tres y media de la tarde ya estábamos, de nuevo, en marcha.

(Tras el entrañable momento del bocata toca ponerse en marcha de nuevo, ya queda poco)

Desde Oviño, siguiendo la misma marcha que traíamos, al enlace con el camino principal del GR-105.1 en la zona de La Grandota no queda mucho, pues ya veíamos sus antenas sobre el pico desde hace tiempo, solo un kilómetro. Salimos del pueblo descendiendo un poco, después una ligera subida hasta el grupo de casas rurales de El Caldero, aquí giro a la izquierda y…. ¡spring final!, así que no es de extrañar que al compañero Alfonso pusiera cara de “pillo”, casi como la del Trasgu que topamos unos cientos de metros atrás. El objetivo se hizo esperar pero… ¡conseguido está!

(El Caldero, giro a la derecha, ± 17,0 K / 443 m.a. / 15:35 h. / Estamos muy cerca)

(Alfonso, con cara de "Trasgu", refleja la alegria del haber conseguido el objetivo)

(Enlace con la 1ª Etapa del GR-105 Oviedo - Covadonga, ± 17,5 K / 430 m.a. / 15:40 h.)

Antes de pasar a sacar la foto de grupo, apunto las últimas notas sobre el mapa, no quiero perder ningún detalle. Un buen momento para dejar el mapa del sexto tramo, el que nos trajo desde lo fondero del valle de Veguín hasta la cuerda que va desde La Grandota (508 m.a.) al Picu el Cuervu (473 m.a.), más o menos, en el medio nos encontramos nosotros y el enlace deseado, en el que finaliza el croquis del GR-105.1 Mieres – Covadonga (La Grandota).

(6ª Parte Recorrido: Veguín - La Grandota / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

¡Qué satisfacción el haberlo realizado!, ya creía que no sacaríamos nunca esta foto de grupo. casi tres años se hizo esperar. Sinceramente mereció la pena, tal es así que Manolo ya se animaba a seguir caminando en dirección Este en busca de La Santina, la de la Santa Cueva, la de Covadonga. Una pena que en la foto faltara el compañero Angel, pero aduciendo ciertas molestia no vino, las malas lenguas dijeron que a barruntó "la quema”, al final del reportaje sabremos el porqué.

Bueno ya estamos en el camino principal, ahora solo quedan un centenar de kilómetros más. En el presente reportaje hemos reflejado otra alternativa Peregrina para llegar a Covadonga en Cangas de Onís, atravesando las montañas interiores de Asturias. Tal como nosotros hemos estructurado las seis etapas realizadas en el año 2011, deberíamos hacer algún ajuste, pues para llegar hasta la primera pernocta en Nava, aún tenemos unos 29 kilómetros por delante, que sumados a los 17 hoy realizados sería un par de dígitos un tanto excesivos para una sola jornada. Quizás habría que ajustarse a la propuesta realizada por los fundadores de este recorrido (ver el apartado de Preliminares) y hacer parada en la zona de Bendición – La Gargantada, siguiendo después su propuesta, sería unos 28 kilómetros, aunque esto queda a la elección personal de cada uno.

(La última foto de este recorrido para los chic@s del grupo: Mary, Manolo, Pepe, Alfonso y J.Félix)

Tras las fotos de recuerdo y realizar la cábalas oportunas sobre como estructurar el resto de camino hacia Cangas de Onís y Covadonga, no queda otra que darle la espalda al crucero de caminos y poner rumbo a la ciudad de Ovideo, siempre siguiendo las señales del GR-105 pero en dirección contraria. Así a buen ritmo, porque el terreno ayuda, pues casi todo es en leve descenso, vamos descontando los jitos iniciales superados en la primera etapa realizada en el año 2011, es decir: Los Veneros, La Grandota, Cruce La Barraca, El Calderu y Covadonga-Oviedo (donde comienza oficialmente el GR-105). En este último nos despedimos del compañero y guía Pepe, pues el volverá hacia Veguín en el bus municipal.

(Hora de la despedida de nuestro querido guia Pepe)

Los cuatro que partimos de Mieres no cogimos ningún autobús para llegar al centro urbano de Oviedo, tras mirar, otra vez más la ermita de Covadonga de Oviedo, seguimos ruta caminando por la acera hacia Los Arenales, Otero y la rotonda de San Lázaro, donde nos encontraríamos con la entrada del Camino del Salvador que vine desde Mieres del Camín, pero por Olloniego, con el cual hemos coincidido unos pocos kilómetros iniciales.

(De nuevo en la Ermita de Covadonga de Oviedo repasando el recorrido del GR-105)

(Tras despedirnos de las señales del GR bajamos hasta Oviedo en busca del pétreo Peregrino)

Tras unos momentos refrescantes en una cafetería, tras rechazar reiteradamente el ofrecimiento de acercarnos en coche hasta Mieres, nos despedimos del compañero Alfonso y ponemos rumbo a la estación de Llamaquique de Oviedo, ya metidos en gastos, un kilómetro más o menos…¡qué más da!.

Cuando llegamos a nuestro lugar de residencia computábamos ya unos veinticinco kilómetros, por eso de la maldad de que Angel se había librado de “la quema”, el desnivel tampoco era manco, porque poco a poco, las distintas subidas y bajadas se iban anotando en las piernas, aunque ninguno se quejó de ello.

¡Por fin! concluimos nuestros deseo de realizar el GR-105 en toda su extensión, no hace falta que desde el principio al final, ha sido una aventura apasionante, una gran experiencia andariega que ha suscitado miles y miles de visitas a nuestra web. También de numerosos contactos via e-mail con personas interesadas en el tema, llamando especialmente Peregrinos extranjeros, interesados de enlazar el Camino Lebaniego, el de La Reconquista, La Ruta de las Peregrinaciones (pero Covadonga – Oviedo) y El Primitivo hasta Santiago de Compostela. A todos ellos les contesto lo mismo: “Es una locura”, pero unos cuantos lo han intentado y después nos cuentan sus experiencias, realmente….


Fin de nuestro reportaje, solo queda decir… ¡Buen Camino!

JFCamina

Creative Commons License

Volver arriba

Deja tus comentarios

 

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.