Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
León

Susarón en circular

Puebla de Lillo, 09/2012

MJCamina, 12/2012

 

Susarón en circular.

Mapas IGN: 79-IV "Lillo" y 104-II "Reyero"

Inicio y fin : Puebla de Lillo, León.

Recorrido: Puebla de Lillo (1140 m.a.) - La Canalona (1200 m.a.) - Inicio de arista Norte del Susarón (1400 m.a.) - Resalte sobre el Pueblo (1610 m.a.) - Pico Susarón (1878 m.a.) - Base descenso arista Oeste Pico Susarón (1610 m.a.) - Inicio canal descenso Sur (1545 m.a.) - (Pista y río Barbadillo (11120 m.a.) - Camposolillo (1110 m.a.) - Carreterra LE - 331 (1120 m.a.) - Puebla de Lillo (1140 m.a.).

Distancia: ± 17,0 Kilómetros = 5 x 12

Tiempos: 6 h. 15' = 2 h. 15' + 4 h. 00'

Desnivel: 740 mts. de ascensos y su correspondiente descenso.

Terreno: Veredas montañeras.

Señalización: No, aunque inicialmente la PR LE-28 "La Cervatina".

 

Creative Commons License


Antes de que los chavales empezaran a clase queríamos realizar una ruta familiar-montañera, en principio el paraje elegido era la cercana y espectacular Sierra del Aramo o en su defecto el Montsacro. El día elegido amaneció feo y acabamos subiendo puerto San Isidro arriba, antes lo habíamos calibrado para Peña Mea pero seguía estando muy oscuro, la Peña el Viento y el lago Ubales sería un buen sustituto, aunque esta no sería el escogida finalmente, pues, desde su “aparcamiento” miramos hacia la Puebla de Lillo y vimos que el cielo estaba totalmente azul, así que hasta el Susarón fuimos para realizar un precioso circuito montañero, el cual resultó muy entretenido y no solo por las sorpresas que nos asaltaron, las cuales os contaré en este reportaje de nuestra segunda historia entorno a la ascensión de esta esbelta cumbre leonesa.

(Puebla de Lillo, León, ± 0,0 K / 1140 m.a. / 12:20 h.)

Con un poco de retrasu para comenzar a facer ruta, el dir de un sitiu pa otru ye lo que trai, llegamos a Lillo y aparcamos los coches en la plaza, mientras nos preparamos se nos acerca un gran mastín, el cual sin pensaselo dos veces comienza a dame empujones, cuando le estoy diciendo que se este quieto, sale la dueña y me dice: -¿Os molesta, es que como os ve prepararos quiere ir de guía?, le contesto: -¡No, nun me estorba lo que pasa ye que me ta empujando, vaya prises que tien!, así que comenzamos a caminar con un gran acompañante.

(Empezamos a caminar por la pista)

(Desvio a la izquierda por el PR LE-28, ± 0,4 K / 1140 m.a. / 12:30 h.)

(De momento, siguiendo la señalización del PR LE-28 "La Cervatina")

("Paso Canadiense", ± 1,1 K / 1160 m.a. / 12:40 h.)

(Tras el "Paso Canadiense" abandono el PR LE-28, giro a izquierda, ± 1,2 K / 1170 m.a. / 12:55 h.)

(Cruzamos arroyo)

Dejamos atrás el pasu canadiense y ye momento de abandonar la señalización del PR LE-27, así que, nos olvidamos de la cómoda pista y cruzamos el arroyo que tenemos a nuestra izquierda. En esti cruce nuestro guía de hoy no lo tiene muy claro, él esta acostumbrau a dir por la ruta de la Cervatina, así que se queda un poco rezagau pa ver que facemos, pero como nosotros seguimos monte arriba, entonces él vuelve con nosotros y se pone a la cabeza del grupo.

(La Tejera, caseta metálica, giro a izq.,inicio subida por "La Canalona", ± 1,8 K / 1200 m.a. / 12:55 h.)

El perru sigue sin tar demasio conforme y de vez en cuando se para para ver por donde vamos. Los colores del otoño parece que por esta zona están muy avanzados. Antes de llegar a una cabana de hojalata giramos a la izquierda y nos introduccimos por una canal arriba, vamos subiendo por un camín bastante pisau, la otra vez que estuvimos por aquí la yerba estaba más alta y el camín casi ni se notaba

(Ahora como un gran montañeru)

El cachu de riega se sube perfectamente, así que en cuanto la superamos no nos queda otro remedio que mirar a la izquierda y ver toda la arista del pico al que vamos a encaramarnos, por si se nos olvida, allí tenemos un jitu que nos recuerda lo que tenemos que facer. Una primera mirada y si somos sinceros impresiona un poco, especialmente para los que vienen por primera vez, la cosa ta muy pindia.

(A la falda de El Piñulo y el Susarón, jito y giro a izquierda, ± 3,0 K / 1400 m.a. / 13:20 h.)

(Directos para arriba por la arista Norte del Susarón)

(-¿Qué creeis que nun subo?)

La ascensión está enjitada, además de alguna marca amarilla, así que las vamos siguiendo sin ningún problema, en principio sin asomarnos mucho a la parte del pueblo, después ya tendremos tiempo de verlo de sobra. Aunque hasta ahora vamos subiendo con calor, al empezar a subir hacía el Susarón el aire fai actu de presencia, nos abrigamos un poco y seguimos ruta, nuestro acompañante descansa de cuando en cuando, parece que él tien más calor que nosotros, pero nos sigue fielmente parandose a contemplar el paisaje a la vez que nosotros.

(Felipe y Gerardo se faen los remolones)

(Angel observa lo que todavía nos queda)

(Nuestro gran amigo aguanta la subida)

(Sobrevolando nuestras cabezas)

La verdad que la subida se nos va faciendo dura, el calor aprieta, vemos que llega una pista casi hasta la falda del Susarón. Como no sabemos el nombre del perru, los guajes le bautizan como "Calleja", ya que como ellos dicen: -Ye rubiu y montañeru y más más "inrri" de León, nos reimos un ratu con la ocurrencia, pero el perru cada vez que lu llamaban les facia casu, así que rebautizau quedó.

(Resalte inicial, inicio de las vistas del pueblo, seguimos por la arista, ± 3,8 K / 1610 m.a. / 14:00 h.)

(Nuestru gran compañeru, sube sin problemas)

(Observa desde lo alto su hogar)

(¡Venga, que ya queda poco!)

Celso y Manolo, en cuanto ven la cumbre, parez que ponen el turbo, los demás vamos poco a poco, la montaña siempre estará allí y parece que hoy la niebla no nos va a quitar les panorámiques del lugar. Yo voy pensando que la otra vez nun me parecía tan lejana, y eso que diba con la rodilla fecha polvo por la caía que había tenido, igual tendría que ver que la otra vez facía algo más de fríu y hoy facía más calor, nun lo sé pero parecía que habíen movido la cumbre.

(El pobre perru paez que va agotau)

Vamos por la cumbrera unos detrás de otros, Manolo y Celso ya paez que tan cerca de la cumbre, nosotros nos paramos a ver la Puebla de Lillo desde lo alto y con nosotros el canino guía, que se para más a menudo que antes y se queda mirando para su hogar, ¿qué pensaría en esos momentos?, tal vez diria: ¡vaya donde me metieron estos!, pero él muy fiel después de observar donde queda su casa, nos sigue.

(Miramos hacía Lillo, de donde venimos)

(Ahora vamos casi justo por la cumbrera, con vistas a los dos lados)

Aunque ya vemos la cumbre cerca, me paré a beber agua, veo que nuestro acompañanete se acerca a mí y me mira con cara de suplica, lleva su lengua fuera toda pastosa, nun se como dai agua pues nun llevamos ningún cacharru apropiau a su boca, así que, busco una piedra que fai algo de cazu y allí le echo agua, a lo que él se aplica rapidamente a dar cuenta de ella, a su manera creo que me da les gracies y sigue a mi lado hasta la cumbre.

(Le doy agua)

(Y seguimos ruta, un peldaño más y llegamos)

Quince minutos antes de las tres de la tarde alcanzamos a tocar cumbre. Hoy podemos disfrutar desde la cumbre de todo lo que vemos a nuestros pies, el pantano del Porma está practicamente seco, como siga el tiempu de esta manera creo que se quedará sin agua, nunca mejor dicho en esta ocasión aquello de: "Tiene que llover, tiene que llover", fai muchos años que no vemos todo tan seco como en esti verano y ya nos ta llegando el otoño y paez que nun tien visos de querer llover.

(Pico Susarón, ± 5,0 K / 1878 m.a. / 14:45 - 15:50 h.)

(¡Uf, el Pantano del Porma, qué grande se ve!)

Un poco más de una hora nos pasamos en la cima del Susarón, a parte del comer el bocata teníamos que facer un amplio 360º montañeru, ¡cuantas vemos!. La ascensión que realizamos por toda la arista norte nos permitió contemplar las grandes cumbres fronterizas de lo puertos San Isidro, Señales y Tarna. Ahora toca ver lo que tenemos a derecha e izquierda y los más llamativo, al Sur, veamos alguna panorámica:

(Abajo Puebla de Lillo y arriba la zana de Los Mampodres)

(Abajo la carretera que va a Boñar y arriba la Zona de Riaño y Palencia, el Espigüete asoma)

(Zona de Boñar y el pantano del Porman)

(La zona de las grandes cumbres de León: Vadorria, Correcillas, Vegará, etc...)

(Foto de Familia: Félix, Mary, Felipe, Gerardo, Celso, Manolo y Angel)

Cuando estuvimos aquí la primera vez nos quedó pendiente intentar hacer la ruta circular, la tormenta que se nos venía encima nos impidio hacerlo, ahora era el momento de, al menos, intentarlo. Sería tratar de bajar por la vertiginosa arista Oeste, un poco más pindia que por la que subimos, hasta la collá que víamos a nuestra derecha cuando empezamos a caminar por la Norte. Alcanzada la collá veríamos si era factible seguir descendiendo por la ladera Sur y tocar los bordes del pantano del Porman, en caso contrario volveríamos a enlazar hasta el comienzo de la ascensión mañanera. Como parece que la gente no protestó mucho, íbamos a intentarlo.

(Al marchar siempre queda uno)

(Yo tamién fice cumbre)

Así que despues de sarcar les últimes fotos de cumbre, nos ponemos a bajar hacía el otru lau, queriemos buscar un camín hacía Camposolillo, el perru nun se las trai todes consigo y aunque los nenos lu animaben, el se sentó un ratu en espera a ver por donde nos deciadiamos a bajar, al final nos siguió como buen acompañante que taba resultando. Por esta zona tamién hay jitos y el camín va muy marchau, pero ye pindiu de narices y les piedres sueltes fai que vayamos más despacio, con precaución pa nun soltamos una piedra unos a los otros.

(Inicio del descenso por la arista Oeste del Susarón, ± 5,0 K / 1878 m.a. / 15:50 h.)

(El perru paez que no le gusta esta opción, hasta que ve que nun hay remediu y arranca)

(Celso, anda con cuidado, como todos, de no soltar piedres)

(Mirando hacía la posible bajada)

(Ningún de los dos taba conforme con la bajada, jejeje)

(Unos detrás de otros en zig-zag, hasta la collá que vemos abajo, después ya veríamos)

Llegamos a la base y vemos que los jitos siguen en dirección al camín por el cual habíamos subido por la mañana, pero nosotros como queremos dir hacía Camposolillo, pues nos tiramos hacía la izquierda en busca de otru senderu, en un principiu Manolo nos diz que se ve un camín bastante marcau, así que, sin pensarnoslo muco detrás de él que nos vamos, será el explorador del día.

(Base arista Oeste del Susarón, giro a la izquierda, al Sur, ± 6,6 K / 1600 m.a. / 16:30 h.)

(Manolo marcando el camín a seguir: -¡Venga que por aquí se ve camín!)

(De allí arriba venimos, aunque realmente la foto nun fai justicia de la pendiente)

(Vallina y resalte sobre la canal de descenso Sur, ± 7,4 K / 1545 m.a. / 16:55 h.)

El calor vuelve a apretar, nos paramos a mirar por la zona por donde nos va metiendo Manolo, Félix dice que sí, que al fondo se ve la pista, pero... ¿y esi bosque que vemos en medio, como lu pasamos?, -Venga, a estes altures y preguntando, -¿Pero vosotros sabeis el camín?, -No, pero la pista ta al fondo, - ¡ah, vale! ya veremos por donde nos metemos, -Venga vamos en busca del camín, y todos contestamos -¡A sus ordenes, pa'lla vamos!, ya veríamos como acababa el tema.

(Y.. hacía allí tenemos que llegar, pero...)

(.... por la riega tenemos que pasar)

(Siguiendo al guía)

(El guía en un pequeño destrepe)

(¡Estos tan un poco locos!, pensaría con seguridad el perru)

(Los dos guías al unisono)

Vamos bajando detrás de Manolo que ahora fai de guía, el perru se para mirando y como diciendo: -¿Pero pa dónde van estos?, pero enseguida se une a Manolo, no quiere que le quite su categoria de guía, los demás vamos protestando detrás pero la solución nos la da él: -O se seguía o se da la vuelta, así que todos callainos y a seguir ruta. Vemos que el perru se escora un poco y en esto vemos salir a una cierva y a su cría a toda pastilla, se nos cruzan por delante, casi salta por encima de Celso y a Félix le dió tiempu de sacai una foto a toda prisa, en esta ocasión tenía la cámara a mano, pues estaba sacandonos una fotos a los que veniamos detrás.

(La madre y la hija pasan casi volando, Celso se queda cuadrau)

Después del sustu inicial, Celso comenta, ahora si que el día está completu, nunca habían pasao tan cerca de nosotros, nuestro explorador de caminos no se percató de ella, pues en su afán por buscar la salida del bosque ya se encontraba más adelante. Comenzamos a llamarle exploradoro y al final le cantamos eso de: "Lolo, Lolo el exploradoro", él muy seriu nos contesta: -¡Claro, sino quien diba dir delante!, pero nos pusimos todos a reir, aunque los kilómetros se iban acumulando y el calor no nos ayudaba mucho.

(A pinchase toca)

Creemos que las fotos hablan por si solas, no hace falta muchos comentarios de por donde bajamos. Menos mal que el día estaba requete guapu y pudimos hacerlo con toda la tranquilidad y visivilidad del mundo, ya que en caso contrario no podríamos haber visto el soto en el bosquillo que nos sirvió como constante referencia, al cual, tras penitenciar un poco entre los melojos, salimos dandonos paso a la pista deseada y que Manolo y Félix veian tan clara desde arriba.

(Llegada al claru del bosque)

(Allá arrriba nos queda el Susarón y toda la bajada que ficimos, parece fácil pero.... ¡nada de nada!)

Con muchu calor, llegamos a la pista que viene de Camposolillo, así que, después de hidratamos un poco y descansar, comenzamos a caminar por ella, mirando pal riachuelu Barbadillo que va a su vera, viendo que apenas lleva agua, ¡que pena!, un poco más de agua y nos podiamos refrescar un poco, pero hoy nos toca seguir caminando con calor. Antes de arrancar de nuevo, Angel se da la vuelta hacia la riega por la cual habíamos descendido y le saca una foto de reguerdu, aunque realmente la misma no refleja la dureza de la misma y lo por ella penintenciamos.

(Fin de canal y enlace con pista y arroyo Barbadillo, ± 10,5 K / 1120 m.a. / 18:20 h.)

(Ahora tocar rodear todo el Susarón por su base Sur-Este, pero por cómoda pista)

(Ahora con tranquilidad, viendo de donde nos habíamos apeado)

(Todavía queda un cachu, tenemos mucho que rodear)

Llegamos a Camposolillo, cuando las luces del atardecer comienzar a aparecer en el lugar, vemos el antiguo pueblo, ¡ya no queda nada!, tan sólo un poco más allá unes naves y alguna casina recién fecha, pero..., a la entrada tenemos un panel informativu y Manolo y Celso miran por donde anduvimos, una buena pateada por los montes de Lillo, pero que nos encantó a todos, ahora solo nos quedan un par de kilómetros por la carretera que une Camposolillo de Lillo.

(Camposolillo, ± 14,0 K / 1110 m.a. / 19:20 h.)

(El pueblo original está abandonado por el tema del pantano)

(Después de todo la gracia en el grupo perdura)

(Carretera Boñar - Lillo, LE-331, ± 15,0 K / 1120 m.a. / 19:40 h.)

Dejamos atrás el pueblu de Camposolillo y pronto entroncamos con la carretera que viene de Boñar, aquí tenemos que facenos cargu del perru, ya que el mismo, aunque yera muy tranquilo temíamos que por el medio de la carretera fuera. Ya estamos cerrando la guapa y entretenida circular al Susaron, un buen momento pa dejaros el mapa y el dibujo que nuestro GPS marcó sobre él.

(Nuestra "Circular al Susarón" / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

(Nos salen a saludar, con las luces del atardecer)

(Entrada en Lillo)

Ahora vamos tranquilamente por las aceras de Lillo, nuestro fiel acompañante sigue a nuestra vera. Caminamos charrando y saludando a la gente del lugar que sal a dar el paseín, cuando a la altura de les piscines y después de saludar a unes señorines que taben paseando, ¡zas!, me doy el gran golpe, caigo sobre la cera dandome el gran castañazu, mi hijo Felipe y les señorines que taben más cerca corren a ayudame, luego ya veo a todos a mi alrededor, todos me quieren ayudar incluides elles, que les miro y les veo una cara de sustu ¡un poco más y matoles de un infartu!, me levanto toda dolorida y les doy mis mayores gracies, marcho muy orgullosa de su actitud, aunque casi nun pudieran ayudame, por eso desde aquí aunque nun se si lo leeran ¡creo que no!, les vuelvo a dar MIL GRACIAS.

(Puebla de Lillo, León, ± 17,0 K / 1140 m.a. / 20:15 h.)

Llegamos a donde el coche, la rodilla me dule, la miro y veo que la tengo toda escarayá, ¡esto nun pue ser!, nun vengo más, la próxima vez que vengais al Susarón venís vosotros solos, la primera una rodilla y ahora la otra y el hombru, nun quier que lu conquiste, y todos se echan a reir de mi enfadu con la montaña.

(Así me quedo la rodilla, toda escarayá)

Charramos con unos conocios y llega el amu del perru, nos pregunta que si nos dió guerra, le decimos que fue muy bueno, pero como nun sabíemos como se llamaba que le pusimos "Calleja", a lo que él nos responde: nun ye feu pero se llama: Renault. Nun se creía a donde había ido, pero cuando lu vio tirase tan largu como ye, diose cuenta que taba muy cansain.

Nos fuimos a tomar un cafetuco, y entre uno y otro cuando salimos de Lillo ya yera de noche, pensabamos regresar primero, pero... los crios que empezaban a clase el 17, estaban bién encantaos del fin de verano, una forma de nun acordase de tener que empezar el curso, así que....

¡Hasta otra Family!

 

MJCamina

 

Para referencias sobre la zona ver la sección León en www.jfcamina.es

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.