Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Macizo de Las Ubiñas
Asturias - León
León

Peña Ubiña La Pequeña

Casa Mieres, 10/2014

JFCamina, 10/2014

 

Peña Ubiña La Pequeña

Mapas ING: 77-4 "Torrebarrio" y 102-II "Sena de Luna".

Inicio y fin: Casa Mieres - Pto. Pinos, Ayto. San Emiliano, León.

Objetivos: Peña Ubiña La Pequeña, Ayto. San Emiliano, León.

Recorrido: Casa Mieres - Puerto Pinos (1600 m.a.) - Vega de Candioche (1680 m.a.) - Estrechón de Riotuertu (1760 m.a.) - Vega de Riotuerto (1800 m.a.) - "Praera" a media ladera NE (2025 m.a.) - Peña Ubiña La Pequeña (2197 m.a.) - Inicio Regreso - Jito por debajo de "Praera" a media ladera NE (1970 m.a.) - Collada La Loma (1920 m.a.) - Pico La Loma (1933 m.a.) - Los Pozos de las Nieves (1900 m.a.) - Canto Rosapero (1875 m.a.) - Collá Canto Cristóbal (1735 m.a.) - Casa Mieres - Puerto Pinos (1600 m.a.).

Distancia: ± 12 Kilómetros = 6 Ida + 6 Vuelta.

Tiempos: 4,0 h. = 2,5 Ida + 1,5 Vuelta.

Desnivel: ± 700 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Veredas ganaderas y motañeras.

Señalizacion: No.

Creative Commons License


Hacía mucho tiempo que le teníamos ganas a La Pequeña, sobre todo después de la pequeña decepción que supuso la ascensión a Peña Ubiña La Grande. Una temporada tras otra seguía archivada en la abultada carpeta de pendientes, pero de este verano no pasaba, así nos lo habíamos propuesto y el último día del mes de agosto nos plantamos en la Casa Mieres del Puerto de Pinos, ya sabéis, esa verde extensión de terreno que el concejo de Mieres (Asturias) tiene en propiedad en el concejo de San Emiliano (León), lo que causa enconadas rencillas al respecto.

El día estaba magnífico, digamos que ideal, pues estaba soleado pero sin hacer calor, se nota que el verano se estaba escapando silenciosamente. De hecho, los ganaderos ya estaban metiendo las vacas en los camiones para bajarlas a pastos más bajos o abundantes, pues el puerto ya se observaba muy corta la hierba, casi se veían todas las piedras. Calzamos las botas, que por cierto estrenaba ese día, e iniciamos la marcha por la pista que sale por detrás de la Casa Mieres, la cual está cerrada por orden de la autoridad competente, si no me falla la memoria, esperamos fervientemente que todo se arregle y pronto vuelva a prestar servicio.

(Casa Mieres - Pto. Pinos, Ayto. Santo Emiliano, León, ± 0,0 K / ± 1600 m.a. / 11:30 h. / Pto. 1 Mapa)

Decir que los tres o cuatro kilómetros de marcha desde el punto de partida hasta la vega de Riotuerto son comunes con nuestra ascensión a la gran Ubiñona realizada, casualidades de la vida, justo cuatro años y dos días antes. Así que no nos vamos a explayar mucho, solo un pequeño resumen fotográfico pasando por la “charca de les ranes” (como oí decir a una montañera), vega Candioche y el estrechón de Riotuerto. Todo muy claro y cómodo, aunque sin ningún tipo de señalización, solo haber estudiado un poco la ruta (acción obligatoria antes de emprender cualquier actividad, más de alta montaña) y dejarse llevar por la impronta andariega sobre la verde alfombra, aunque ya no tan radiante, se nota el final de verano.

(Vega Candioches, ± 1,9 K / ± 1680 m.a. / 11:35 h. / Pto. 2 Mapa)

Primero en dirección NE para entrar el Candioches, donde giramos a la izquierda (al NO) y atravesarla toda ella dándole la cara a la muralla SurOccidental de Peña Ubiña La Grande y toda su arista Sur. Sin apenas darnos cuenta, cruzamos toda la vega y nos encontramos en la bifurcación del estrechón de Rituerto. Una señal descolorida se encuentra tirada en el camino, ¡qué raro!, aquí puedes ir por la derecha para evitar el estrechón, aunque todos los que vamos seguimos de frente y lo afrontamos, pluralizo porque hasta este punto vamos un buen número de gente, aunque nosotros poco a poco nos iremos despegando por la cola.

(Bifurcación del Estrechón de Riotuerto, nosotros por la izquierda)

(Ahora el terreno es un poco más abrupto, asoma una de las picas de La Pequeña)

(Estrechón de Riotuerto, ± 3,0 K / ± 1760 m.a. / 12:00 h. / Pto. 3 Mapa)

Dejamos en el olvido la cómoda traza de la Vega de Candioches y comenzamos a caminar por un terreno un poco más abrupto, no mucho, solo hasta encontrarnos con el Estrechón, a la derecha, un pequeño paso entre las rocas, una canalilla anexa a cauce del río Retuertu y a un negro mangón que lleva agua a la fuente que vimos un poco más abajo. Antes de afrontar observamos cierta señalización amarilla que nos invita a escorarnos a la izquierda y pasar por encima, pero no lo creemos necesario.

(Pasamos sin problemas el estrechón y la gran estampa de La Pequeña se manifiesta con esplendor)

Finalizado este pequeño accidente en el camino, ante nosotros se presenta la gran estampa de toda la cara Oeste de Peña Ubiña La Pequeña, la misma con su dos orejitas, siempre le digo a Mary que me recuerda, salvando las distancias, al gran Midí d´Ossau en los Pirineos Franceses. Nos dejamos de comparaciones y comenzamos a transitar por todo el valle de Riotuerto, el cual está un poco más seco que la anterior, manteniendo la misma dirección, pero ahora con el objetivo del día bien a la vista. Sabemos que debemos seguir hasta alcanzar la gran olla que forman la Peña Cerreos, Alto Terreros, Peña Ubiña La Grande, Collau Ronzón y La Pequeña, cuando entremos en esta magnífica depresión, a la izquierda, aparecerá toda la falda pedrera del objetivo del día, por si tenemos dudas el negro mangón nos sigue acompañando.

(A la izquierda las orejitas de La Pequeña, a la derecha La Ubiñona, nosotros por el medio)

(Por si tenemos alguna duda el mangón nos sigue guiando)

(Vega de Riotuerto, ± 4,0 K / ± 1800 m.a. / 12:15- 12:30 h. / Pto. 4 Mapa)

En los estudios preliminares a la realización de este recorrido montañero había visto en el magnífico blog del nuestro amigo José A. Vallina que la referencia buena era una mancha verde (para é,l blanca, porque la hizo en primavera y aún había algo de nieve) en medio de la pedrera Este de La Pequeña. Lo teníamos claro, en cuando salimos de lo más estrecho miramos a la derecha y la observamos muy bien, el primer objetivo estaba marcado, aunque no era tan verde, pero si un claro entre las peñas calizas, tras un poco de hidratación, hacia ella vamos ascendiendo por una verde riega que hasta las primeras piedras nos lleva.

(Marcado el primer objetivo de la ascensión, una mancha "verde" en medio la ladera entre las rocas)

(Así que giramos a la izquierda y todo para arriba, de momento por terreno limpio pero pronto...)

No íbamos mal orientados, aunque igual nos precipitamos un poco y tiramos para arriba demasiado pronto, pues cuando estamos cerca del objetivo marcado inicialmente observamos una leve vereda que venía más a la derecha. También otra que venía de la izquierda, pero de esa ya hablaremos en el descenso. No importó mucho porque se andaba muy bien, cuesto, pero sin problemas, así hasta encontrar las grandes piedras y también los primeros jitos. Ya estábamos metidos en la vereda que nos llevará directos a la cumbre, la referencia había sido excelente.

(Ya estamos en la buena dirección, ahora todo para arriba siguiendo la vereda y los jitos)

("Pradera" en medio de la ladera NE, ± 5,2 K / ± 2025 m.a. / 12:15- 13:00 h. / Pto. 5 Mapa)

Ya en la vereda, procuramos no perderla de vista, va bastante pisadina y de vez en cuando tropezamos con los jitos señalizadores, ahora todo para arriba, lo cual ya se nota, pues si miramos hacia atrás empezamos a tener unas espectaculares panorámicas, la primera la del Peña Cerreros y Peña Ubiña La Grande. Aunque lo que más reclama nuestra atención es la línea calizera que se ve muy al fondo, por detrás de las próximas cabezas de La Mesa y La Tesa, a la izquierda aparece la reina de los Picos de Europa, la Peña Santa, también el mítico Torrecerredo, y a la derecha, mucho más lejos, el gran Espigüete (en la Montaña Palentina).

(Ya en la buena vereda, miramos hacia atrás y vemos la línea calizera del fondo, muy en la lejanía)

(Destaca con fuerza la reina de los Picos de Europa, la Peña Santa y el mítico Torrecerredo, pero...)

(... También, a la derecha, detrás de La Mesa y La Tesa, destaca el gran Espigüete, ya en Palencia)

Tras unos momentos contemplativos, seguimos la vereda que nos va escorando levemente a la derecha, por terreno ahora de tierra suelta, después, cuando parece que caemos sobre la arista, vuelve a virar un poco para introducirnos en una inclinada y herbosa canal. Parece que no nos plantea ningún problema, claro está ahora en verano y en seco, porque en otra estación (como la invernal) o lloviendo seguro que el tema cambia. En medio de la canal nos encontramos con un solitario montañero, nos advierte que tengamos cuidado en la parte última, pues arriba hay gente que va a bajar y la caída de piedras puede darnos algún susto que otro. Muchas gracias por la advertencia y para arriba que vamos.

(Pese al terreno tan pedrero, siempre aparece algún guapo detalle que anima un poco más)

(Parece que chocamos con la arista, pero el jito nos guia hacia la izquierda, hacia la canal herbosa)

(Donde creíamos que había solo vida calizera, nos encontramos con esta gran canal herbosa)

(Herbosa y muy inclinada, así que ganamos altitud con rapidez)

Seguimos por la canal siguiendo la vereda, ya en la parte alta, llega un punto que empieza a escorarse hacia la derecha, hacia las rocas, un jito al comienzo de ellas nos da la entra en un canalizo pegado a la peña, que a su vez nos lleva a otro más. Ahora parece que el recorrido se complica, bueno realmente es así, a partir de este punto tenemos que ir con mucho más cuidado, incluso echar las manos para más seguridad. Además el terreno va mucho más descompuesto, mucha tierra y piedras sueltas. Pese a todo ello, con sumo cuidado lo vamos superando poco a poco.

(Cuando ya casi se acaba la canal herbosa la vereda nos mete hacia las peñas de la derecha)

(Nos adentramos en una serie de canalizos con el terreno muy suelto)

(Debemos tener cuidado y echar un poco las manos para mantener la seguidad al 100%)

(Los jitos nos pasan de un canalizo a otro, aunque los tramos "entrevenaos" de verde siguen)

Parece que ya estamos arriba, pues casi estábamos debajo de la cumbre, pero aún queda, además los más complicado, el último pasillo pedrero que pasamos nos dejó a los pies de una especie de pared que hay que remontar por la derecha, casi nos lleva sobre la arista. El tramo se presenta feo, sobre todo porque el terreno está muy roto, mucha piedra suelta, esta debía ser la advertencia que nos hacía el compañero que encontramos anteriormente. Nos lo tomamos con calma y extremamos la precaución, superándolo sin muchos problemas.

(Con cuidado con las numerosas piedras sueltas, seguimos nuestro avance)

(Parece que estamo ya muy cerca, pero aún queda lo más complicado)

Estamos en un resalte (que no la cumbrera) a la derecha de la cumbre, ahora tenemos que ir hacia ella superando otro bloque de rocas. Hacemos un alto contemplativo y lo que más reclamó nuestra atención es que, pese la distancia, lo bien que veíamos Peña Santa y el Torrecerredo, detrás de la línea de chombas del cordal de Carraceo, lo que los modernos llaman La Vía de la Carisa (la cual se observa nítidamente). Después, sin problemas, para arriba hacia “la ventana”.

(Un panorámico detalle montañero para coger fuerzas para el último largo de ascensión)

(En la ventana de Peña Ubiña La Pequeña, ya estamos casi arriba)

Estaba a punto de alcanzar la cumbrera, precisamente echando las manos para auparme sobre ella, cuando escuchamos voces que nos preguntaban de cómo se subía por allí, nos quedamos un poco parados. Se trataban de tres montañeras y un montañero, que venían ascendiendo por toda la arista NE que viene desde El Ronzón, nos cuentan que lo pasaron mal, que no sabían donde se metían porque no conocían la vía por donde ascender, por eso nos interrogaban por el estado del nuestro recorrido. Les tranquilizamos que, en principio, el descenso por la nuestra ascensión no planteaba problemas, solo en tener cuidado con la tierra y piedra suelta. Convinieron que el descenso lo harían con nosotros, nos esperarían. Tras esta pequeña charla montañera nos vamos hacia la cumbre, tramo de cumbrera el cual tenemos que transitar con cuidado, no es una cumbre tan amplia como otras que conocemos, como la de su hermana La Grande.

(Unos últimos metros hacia la cima de La Pequeña)

(Peña Ubiña La Pequeña, ± 6,0 K / ± 2197 m.a. / 13:00 - 14:00 h. / Pto. 6 Mapa)

La llegada a la cima fue de pánico, estaba totalmente tomada por los mosquitos (como aviones), avispas, moscas, etc… no quedaba bicho volador que allí no estuviera representado. Así que no quedó más remedio que sacarse unas fotos rápidas, mientras Mary cubría la tarjeta de cumbres y sacaba una foto al grupo de montañeros que tropezamos, un servidor tiró sin muchas reflexión fotos a todo su alrededor, con la esperanza de que alguna saliera medianamente decente, escogemos entre las que menos bichos voladores se cruzaran por el objetivo de la cámara, la verdad que la situación impedía otra cosa mejor, vemos lo que salió.

(Comenzamos las panoramicas por arco NES, desde la cercana Cerreos a Los Picos y Palencia)

(El arco SO, desde donde partimos, el Cirbanal, embalse de Sena de Luna, San Emiliano, etc..)

(El arco de más Occidental, el de los pueblos de Babia y sus altas cumbres)

(El arco NO desde las altas cumbres de Somiedo, Pto. Ventana, La Ubiñona y su sequito de picachas)

Una verdadera pena, con lo que nos hubiera gustado estar una par de horas en esta especial cima apuntando cada una de las picachas que conocemos, ¡qué pena! Una última foto de pareja sacada por los circunstanciales compañeros de cumbre y para abajo que nos vamos, además debíamos de hacer de guías, aunque tal como les comentamos poco había que hacer, solo descender donde nos encontraron y hacerlo con mucho cuidado, especialmente el último tramo del ascenso, donde está más pendiente y con el agravante de el terreno muy descompuesto, ellos no lo tenían tan claro y prefirieron nuestra compañía.

(Unas rápidas fotos de cumbre y para abajo que vamos, los bichos voladores no daban tregua)

(En compañía descendemos por la misma traza del ascenso, procurando no soltar piedras)

Tal como les dijimos, el tramo inicial del descenso era un poco complicado, había que descender con mucho cuidado, de no resbalar y también, de no soltar piedras, ya que en lugar de dos, ahora, éramos seis. Una vez en la canal herbosa el descenso se relajó y charramos un poco de nuestras cosas montañeras. Ellos eran miembros del GM Urriellu y teníamos amigos en común, como Viti “Pisapraos”. También les comentamos que nuestra intención no era deshacer todo el camino, sino que por debajo de la mancha verde en las rocas, habíamos visto un jito que suponíamos que nos llevaría hacia el Collado de la Loma, pues en la subida habíamos visto a un montañero descender por él, lo queríamos probar para tratar de hacer el recorrido un poco circular y no volver sobre nuestros pasos.

(Jitu por de bajo "Pradera" en medio de la ladera NE, ± 7,4 K / ± 1970 m.a. / 14:30 h. / Pto. 7 Mapa)

A la altura de jitu ojeado, nos despedimos de nuestros circunstanciales compañeros, viramos al Sur, por una traza muy cómoda que va directa hacia el collado de la Loma, justo debajo de la cara Oeste. Un lugar ideal para comer el bocata y relajarnos un buen rato, pues no teníamos ninguna prisa, nos sobraba tiempo, incluso habíamos bromeado en subir hasta La Grande, pero a Mary no le hizo mucha gracia, pues en su cima había mucha gente, igual que hace cuatro años, así que no queríamos repetir la historia. Tras la hora abundante de relax volvemos a poner las mochilas al hombro y comenzamos a caminar hacia la cumbrera de La Loma.

(Bocata base Este de Peña Ubiña La Pequeña, ± 8,0 K / ± 1920 m.a. / 14:45 - 16:00 h. / Pto. 8 Mapa)

(Collada La Loma)

(Una mirada hacia a trás, con las dos orejinas de La Pequeña y La Grande a la derecha)

(En cómodo transitar hacia la cumbre de La Loma)

(Foto de pareja con La Pequeña, La Grande y Cerreos tras nuestro, las tres ya conquistadas)

Antes de llegar a la cumbre de La Loma nos sacamos una tranquila foto de pareja con las tres cumbres que ya habíamos hollado en esta zona (La Pequeña, La Grande y Peña Cerreos). Fue en este momento cuando los circunstanciales compañeros de la cumbre anterior llegan, debieron de cambiar de opinión, pues no tenían muy claro lo que iban a realizar. Ellos siguieron a su ritmo y nosotros, mucho más tranquilos, tras ellos por toda la cumbrera que va desde este punto al Pozo las Nieves y el Canto Cristóbal, en la compañía de las alambres y murias que lindan los pastos de la zona.

(Pico La Loma, ± 8,8 K / ± 1933 m.a. / 14:15 h. / Pto. 9 Mapa)

A la altura del Pozos de la Nieve nos tropezamos con un alto en el cual había vestigios de la negra Guerra Civil Española, un túnel bajo él nos lleva a las troneras desde donde dominaban estratégicamente la zona. Un negro marco para una preciosa foto calicera. Después tocó volver al otro lado de la alambrada que habíamos pasado más arriba, aquí no era tan sencillo, así que hubo que quitar la mochila y echar el cuerpo a tierra.

(Los Pozos de las Nieves y Bunker Guerra Civil, ± 9,5 K / ± 1900 m.a. / 16:35 h. / Pto. 10 Mapa)

(Vestigios de nuestra negra Guerra Civil)

(Desde las troneras observando las tres picacha conquistadas)

Ya en el lado que nos interesa, nos vamos dejando caer poco a poco, aunque en ocasiones nos subimos algún canto que otro para otear mejor lo que existe al otro lado, hacia el valle de San Emiliano. Siempre acompañados de la gran muria (a modo de gran muralla China) que separa los pastos de un lado y de otro, así, con la vista puesta en las calizas del Cirbanal y La Silla, hasta llegar al collado antes del Canto San Cristóbal, donde iniciamos el gran descenso hacia la “charca les ranes” mañanera, es decir hacia el Valle La Alcantarilla.

(Dejamos poco a poco los altos picos y descendemos por toda la cumbrera de la muria divisoria)

(Canto Rosapero, ± 10,0 K / ± 1875 m.a. / 16:45 h. / Pto. 11 Mapa / Al fondo el Cirbanal)

(Collá Canto Cristobal, ± 11,0 K / ± 1735 m.a. / 17:00 h. / Pto. 12 Mapa / Ahora toca descender)

(Valle La Alcantarilla)

Ya en el valle, muy próximos al final del nuestro recorrido, creo que es el momento de dejar aquí la traza que el GPS dibujó sobre el mapa del IGN, material indispensable para hacer la ruta con cierta seguridad, pues, aunque la ruta sea fácil siempre surge alguna duda y tener donde consultar siempre viene bien, no siempre te vas a encontrar a un lugareño para resolverla.

(Nuestro recorrido circular de ascensión a Peña Ubiña La Pequeña)

Sinceramente el recorrido nos salió bastante guapo, mucho más de lo que esperábamos, pues habíamos pensado solo en un recorrido de ida y vuelta, siempre sobre nuestros propios pasos. Una pena que los numerosos bichitos voladores en la cima de Peña Ubiña La Pequeña nos hubieran estropeado un poco esta jornada montañera por esta joya caliza que engarza Asturias y León, es decir el Macizo de Las Ubiñas.

(Casa Mieres - Pto. Pinos, Ayto. Santo Emiliano, León, ± 12,0 K / ± 1600 m.a. / 17:15 h. / Pto. 1 Mapa)

Cuando llegamos a la Casa de Mieres había un buen número de personas en torno a ella, aunque ella allí seguía con sus puertas cerradas, realmente un pena, pues nos hubiera gustado tomar algo refrescante y seguir hablando con los compañeros, hubiera sido un guapo fin de ruta. Una pena que esto no hubiera acabado como deseábamos, esperamos con fuerza que la próxima vez todos los problemas que mantienen la clausura de esta equipación ganadera y, también, montañera, se hayan solventado y tengamos un final más refrescante y feliz, así que…

¡Hasta pronto!

 

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.