Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Picos de Europa
Zona de Cabrales
Asturias

Collada Bonita

Sotres, 08/2019

JFCamina,09/2019

 

Collada Bonita

(Espectacular circular, de jito en jito, por "Los Picos profundos", en busca de una impresionante balconada sobre el Picu Urriellu)

Mapas IGN: 56-III "Sotres" y Mapas M.A.Adrados: Picos de Europa Central y Oriental.

Inicio y fin: Sotres , Concejo de Cabrales, Asturias

Objetivo: Collada Bonita, Concejo de Cabrales, Asturias

Recorrido: Sotres (1025 m.a.) - La Curvona (938 m.a.) - Invernales del Texu (838 m.a.) - Vegas del Toro (1057 m.a.) - Desvio hacia Valle de Las Moñetas (1212 m.a.) - Valle de Las Moñetas (1414 m.a.) - Vega de Carrazoso (1510 m.a.) - Pozo Viejo (1630 m.a.) - Pozo de Las Moñetas (1670 m.a.) - Colladina sobre Pozo Las Moñetas (1730 m.a.) - Jou Sin Tierre (1910 m.a.) - Sobre el Jou de la Arena (2048 m.a.) - Bajo el Cuchallón de Villasobrada (2139 m.a.) - Avistamiento Collada Bonita (2286 m.a.) - Collada Bonita (2385 m.a.) - Collada de La Celada (2227 m.a.) - Camín de Pandébano a Vega de Urriellu (1850 m.a.) - La Terenosa (1305 m.a.) - "Parking" de Pandébano (1126 m.a.) - Invernales del Texu (838 m.a.) - La Curvona (938 m.a.) - Sotres (1047 m.a.).

Distancia Circular: ± 29,0 Kilómetros = 14,5 Ascenso + 14,5 Descenso.

Tiempos: ± 11 horas = 6 h. + 5 h. El recorrido ha durado más horas pero hemos descontado los tiempo muertos.

Desnivel: ± 1937 mts. de ascensos y su correspondiente descenso.

Terreno: Un poco de pista ganadera, veredas y pedreros calizos.

Señalización: No, solo orientados por jitos en terreno muy complicado y con fuertes caidas. Recorrido díficil.

Creative Commons License


Cuando el verano del 2018 nos plantamos hasta el Pozo de Las Moñetas, nos quedó cierto resquemor de no haber intentado subir hasta la Collada Bonita. Toda una “bravuconada” o “hablar por no callar” pues eramos conscientes de que era una tarea imposible pues ni teníamos horas de luz, ni, lo más importante, habíamos preparado el recorrido. Solo sabíamos que quedaba subiendo por encima del cristalino pozo. Ese día hicimos votos de intentarlo para el 2019, pero siendo muy conscientes de que había que preparar bien el recorrido y que teníamos que esforzarnos un poco más, había que ir en buena forma, no era un “pachanga” senderista. Así, emulando a nuestro amigo Santín, durante todo el curso que teníamos por delante, nos grabamos bien las curvas de nivel del recorrido que íbamos a intentar, además de estudiar también otras alternativas y vias de escape. Siempre siendo muy conscientes de la dificultad técnica: terreno caótico por el Macizo de los Urrieles, sin señalización, solo con el auxilio de los jitos, muchos kilómetros y un desnivel de ascenso que supera nuestras mejores marcas. Los estudios preliminares fue la realización del recorrido pasando, otra vez más, por el Pozo de Las Moñetas, sabíamos que existían otros recorridos pero su belleza bien merecía otro pase. El regreso seguro que sobre nuestros pasos, aunque esto cambió un poco, pero no adelantemos acontecimientos. Todo preparado, la ruta grabada en la cabeza y el mapa de la zona en el GPS, pues se trata de un recorrido algo extremo y no queremos jugarnosla. Ahora solo falta que el día señalado (mediados de Agosto) sea propicio, no podemos hacerla con tiempo irregular, sería una temeridad, en cualquier momento la niebla se nos echa encima y … ¡Menuda liada!

Con el objetivo marcado sobre una imagen del Picu Urriellu desde el urbano mirador del Pozo de la Oración, desde la propia carretera entre Carreña y Poo de Cabrales... ¡Todo listo! El día “D” llegó y los pronósticos son muy buenos, así que muy emocionados, tanto como nerviosos estamos. Mucho agua en las mochilas, Picos de Europa no es muy generosa en ella, aunque tenemos una par de fuentes marcadas, pero mejor salir preparados. Bocata y crema solar en la mochila también. No nos enrollamos más con los preliminares y para Sotres que vamos.

(El objetivo del día marcado sobre una foto tomada desde el Pozo de la Oración, desde la propia carretera)

Al igual que el año anterior, estacionamos el coche en el propio pueblo de Sotres. No queremos dejar el coche tirado en las pistas, que hace muy feo, además de dejártelo hecho… Con cierta impaciencia descendemos pueblo abajo en busca de la conocida “curvona” que nos da la entrada a ese mundo montañero que igual nos lleva al Urriellu que a Peña Vieja, entre un infinito número de cumbres más. Dejamos el negro asfalto y nos adentramos pista polvorienta adelante, aunque como es un poco temprano no hay mucho tráfico. Dejamos los invernales del Texu a nuestra derecha y seguimos rumbo Sur, serán unos tres kilómetros relajados hasta llegar a los impresionantes pastizales de Las Vegas del Toro o de Sotres con la espectacular imagen del mazacote calizo de El Escamellao al frente y reflejándose sobre el cristalino bebedero.

(Sotres, Concejo Cabrales, Asturias, ± 0,0 K / 1025 m.a. / 08:00 h. / Punto 1 Mapa)

(La Curvona,± 0,8 K / 938 m.a. / 08:15 h. )

(Invernales del Texu, ± 1,4 K / 838 m.a. / 08:20 h. / Punto 2 Mapa)

(De momento, en comoda transición, a la sombra, más adelante seguro que nos acordaremos mucho de ella)

(Momento refrescante, con El Escamellau muy presente, en el bebedero de la Vegas del Toro o de Sotres)

(Vegas del Toro, hora de abandonar la pìsta y salir por la derecha, ± 4,2 K / 1057 m.a. / 09:00 h. / Punto 3 Mapa)

Seguimos entre las cabañas y un poco más adelante, casi a la salida de las cabañas de Las Vegas del Toro, por la derecha, sale la vereda que ya conocemos del año anterior y la ascensión a Peña Castil. Así embocamos la eterna canal y todo para arriba, aunque en esta ocasión no va ser nuestro caso, pues al valle al que nos dirigimos, el de Las Moñetas, queda a la izquierda pero debemos adentrarnos un poco en la canal del Fresnedal y, en un par de quiebros, nos vamos a encontrar con un giro a la izquierda donde nos olvidamos de la Canal de Fresnedal para adentrarnos de lleno en el valle Las Moñetas.

(Abandonamos la pista a Alíva y entre las cabañas buscamos el paso a los valles de Fresnedal y Las Moñetas)

Ya hemos realizado el giro al SurOeste prometido, no hay señalización, solo “jitos”, montoninos de piedras que nos van marcando los pasos a seguir, pero sin escritura, por lo cual, si no sabes bien la orientación a seguir, igual te llevan para otra parte. Por nuestra parte no queda nada más que seguirlos valle de Las Moñetas arriba, por encima de la margen izquierda del seco reguero que da nombre al valle. En constante ascensión, pero no muy fuerte, sin cebarse, así cada poco realizaremos algún alto y disfrutaremos de las excelentes murallas del Macizo Oriental: Que si el Boru y Cuetu Tejado, el Valdomingueru, la espectacular canal de Jidiellu. Más al SE la Pica del Jierru, Morra Lechugales y el Cortés. La verdad que meten miedo, sobre todo si se miran desde abajo.

(Desvio del Fresnedal para entrar en Valle de Las Moñetas, ± 5,2 K / 1212 m.a. / 09:30 h. / Punto 4 Mapa)

(Ya estamos en línea, atrás la pista hacia Aliva y todo el murallón del Macizo Oriental de los Picos de Europa)

Ya de pleno en el tendido de sol, pero la temperatura no es muy fuerte, lo cual se agradece. Superando un pequeño resalte bajo la atenta mirada de unos gigantes calizos de la Horcada de Castil y demás vecinos, ya nos adentramos de lleno en el valle de las Moñetas donde la historia se repite y seguimos para arriba manteniendo el rumbo. Caliza pero también mucho verde, lo cual siempre nos agrada. Así pasamos por zona un poco más caótica y al fondo intuimos donde se puede encuentran ubicado el solitario paraje del Pozo de Las Moñetas.

Es una zona de grandes contrastes, a la izquierda todo verde y a la derecha cierto caos calizo, nos da la entrada hacia la vega de Carrazoso para lo cual debemos salvar el verde montículo entrándolo por la derecha. En este punto parece que hay jitos que se van hacia la zona más caliza de la derecha, al Oeste. Nosotros vamos al Pozo de Las Moñetas y nos vamos por la izquierda para adentrarnos en la verde y escondida vega de Carrazoso, donde un singular bebedero ganadero nos recibe. Saludando a la abundante población ganadera y cruzamos la vega para salir de ella al fondo de la misma virando a la izquierda adentrándonos por un canalizo que no vemos hasta llegar a él.

(Entre la zona muy verde y el caos calizo vamos a entrar en la vega de Carrazoso)

(Vega de Carrazoso, salimos de ella al final por la izquierda, ± 7,0 K / 1510 m.a. / 10:30 h. / Punto 5 Mapa)

(Por la izquierda salimos de la vega, no cebarse por la canal pedrera de la derecha)

Superado el canalizo toca virar a la derecha y subir por terreno menos cómodo y pronto alcanzar otra repisa donde contemplamos una serie puntas de torres. Surgen las preguntas, al Oeste, se encuentran las torres del Cuchallón de Villasobrada (precisamente detrás de esta está el objetivo principal del día), las del Oso y del Carnizoso. En ocasiones ya dudamos cual es la cima de Peña Castil, casi todo se parece. Unas cuantas fotos panorámicas y a seguir manteniendo el rumbo Pozo de Las Moñetas.

Cuando nos damos cuenta nos encontramos ante la gran depresión donde un tiempo parece que existió una laguna. Se trata del Pozo Vieyu, donde por la derecha tenemos que “enfilar” una inclinada vereda que, esta vez sí, nos dejará sobre el pozo con agua que deseamos conocer. Lo dicho, tras superar la inclinada y verde ascensión ya vemos el porro asomar con mucha gracia gallaspera, bajo él sabemos (bueno, más bien intuimos) que el Pozo de Las Moñetas se encontrará. Razón llevábamos y allí apareció. Si la descripción del recorrido te ha parecido corta, solo tienes que pinchar en el siguiente enlace y verás el amplio reportaje que realizamos la primera ocasión que hasta el Pozo de Las Moñetas llegamos, incluido un video de los tritones que en él habitan.

(El terreno comodo ya ha quedado atrás, ahora hay que ir más pegado a la caliza)

(Una mirada hacia abajo donde vemos la preciosa vega de Carrazoso)

(Pozo Viejo y una dura subida, ± 7,5 K / 1630 m.a. / 11:15 h. / Punto 6 Mapa)

(Duro esfuerzo el subir del Pozu Vieyu al de Las Moñetas)

(Ya hemos superado el primer jito importante del día, ahora toca adentrarse en territorio desconocido)

Como es lógico no es igual que la primera ocasión pero si que nos "prestó" igual igualmente, un placer volver hasta él otra vez más. Como llevamos prisa no bajamos hasta su orilla, solo unas fotos de grupo que nos sacaron unos caminantes que decían que iban para El Escamellau, además de tomar una fruta y agua. Había ganas de adentrarnos en terreno desconocido, sobre todo esta primera parte en la que sabíamos que teníamos que superar dos tramos complicados. Sí, dos pequeños “sedos” donde había que dedicarles toda la atención para no caerse al cubo de pozo.

Primero un paso horizontal, que superamos sin mucha dificultad, aunque en un peldaño hubo que “roblagarse” un poco. Después una subida por medio de la ladera que nos saca hacia arriba. Tampoco hubo muchos problemas pero no hay que distraerse mucho, y mejor agarrarse un poco. Así, de entretenidos, nos adentramos en “Los Picos profundos” que decía nuestra querida amiga Lucia. Así también alcanzamos un alto verde por el que viramos al norte hasta alcanzar una colladina donde tenemos que pensar por donde seguir.

(Pozo de Las Moñetas, ± 8,0 K / 1670 m.a. / 11:15 - 11:30 h. / Punto 7 Mapa)

(Sorteando el pozo por la derecha por un par de "sedos")

(En principio no intimidan mucho, pero no hay que fiarse)

(Unas fotucas para dejar constancia del paso, aunque lo peor está por venir)

(Cuando ya creíamos que habíamos pasado el sedo horizontal... ¡tocó roblagarse un poco!)

(Superada la primera dificultad toco foto preciosa del compañero Jesús, para enmarcar)

(Ahora vamos a por el sedo diagonal, aquí mejor agarrarse un poco, la caida es importante)

(Al final del sedo los jitos nos esperan y viramos a la derecha hacia una verde colladina)

Ya en la colladina el tema está claro, hay que subir para arriba a la izquierda por la peña, los jitos nos marcan el rumbo a seguir por una cómoda canal que nos saca a una zona totalmente caliza. El terreno nos da un pequeño respiro y miramos hacia atrás para disfrutar de unas buenas panorámicas, pero no por mucho tiempo pues pronto nos vemos metidos en una especie de pozo que para salir de él tenemos que superar un pequeño pasillo ascendente donde debemos agarrarnos un poco. Salimos de la poza y a seguir para adelante ascendiendo por otro pasillo que tras superarlo nos deja ante un caos calizo, como dice Lucía estamos ya en “los picos profundos”.

(Atrás el paso "delicado" toca subir por canal y adentrarse en caliza, ± 8,8 K / 1730 m.a. / 11:45 h. / Punto 8 Mapa)

(Un pequeño respiro y a seguir)

(Una mirada hacia atrás, al fondo divisamos Sotres, el punto de partida)

(Menos contemplar y a seguir para arriba)

(Aunque en ocasiones tenemos que perder cota)

(Para salir de la poza caliza debemos echar un poco las manos)

(Un momento de relax fotográfico a la salida de la poza)

(Parece que lo vamos a conseguir, allá arriba está la Collada Bonita, aunque no se divisa)

(Otro canalizo más, ± 9,2 K / 1836 m.a. / 12:15 h. / Punto 9 Mapa)

Ya metidos en el caos calizo de lleno, ante nosotros tenemos el frontal de puntas donde se esconde la Collada Bonita. El más próximo e imponente, el Cuchallón de Villasobrada (detrás de este se esconde el objetivo), un plano detrás las torres del Oso y del Carnizoso, aunque solo sus puntas. En este punto es donde ya tenía claro que llegaríamos a Collada Bonita y a sí lo manifesté a mis compañeros, aunque alguien dijo… ¡Aún queda!!! Pues nada, a seguir los jitos entre del caos calizo que tenemos frente a nosotros. De momento con rumbo SO en busca de la entrada al Jou Sin Tierre, ahí seguro que nos faltará menos.

(Ya en "los picos profundos", detrás, al otro lado del Duje, todo el frontal del Oriental, con Morra Lechugales destacando)

(El Cuchallón de Villasobrada tapa nuestra deseada Collada Bonita)

(En busca del borde del Jou Sin Tierre)

Sin muchos problemas, los jitos y la buena visibilidad nos ayudaron mucho, llegamos al borde del Jou Sin Tierre donde observamos que había gente descendiendo por la izquierda, de la zona de Peña Vieja y Santa Ana. También escuchamos a una pareja que reclama nuestra atención, esperamos y cuando llegan nos pregunta que si vamos para el Pozo de las Moñetas. Cara de sorpresa inicial y pronto a dar indicaciones, aunque no se sabemos como hacerlo a unas personas que no conocen nada, ni siquiera saben que es un rebeco, solo la aventura. Se van y nosotros seguimos nuestro camino dejando el jou a la izquierda para tomar un claro rumbo Norte y coger otro paso que nos saca más arriba transitando por zona mucho más caliza. Complicado hacer una descripción. Solo decir que íbamos muy atentos a los jitos y de esta manera llegamos a otra canaluca que nos saca por encima del Jou de La Arenera.

(Jou Sin Tierre y viramos a la derecha siguiendo los jitos, ± 10,0 K / 1910 m.a. / 12:55 h. / Punto 10 Mapa)

(Dejamos el jou a la izquierda y entre caliza y verde seguimos avanzando siguiendo los jitos)

(Alcanzamos una colladina y ahí...)

(... el terreno se vuelve más fiero calizo)

(De jito en jito, con la punta del Cuchallón de Villasobrada muy visible)

(Vista de lateral hacia la vertiente Sur de Peña Vieja y Sta. Ana hasta caer sobre el Jou Sin Tierre)

(Otra canalina más, ± 11,8 K / 1936 m.a. / 13:15 h. / Punto 11 Mapa)

(Una mirada hacia atrás, toca ir despidiendose del Jou Sin Tierre)

(Alcanzado ese collado tendremos otras vistas, las de otro jou y Peña Castil)

Un “simpático” muñeco pintado sobre una roca de un jitu nos recibe con la gran estampa de toda la vertiente Sur de Peña Castil, debajo el Jou de La Arena. En este punto no queda otra que seguir para arriba, una canal nos invita a ello, aunque la vemos un tanto fiera, parece que vamos tener que agarrarnos un poco a la peña. Con mucho cuidado vamos enfilando para arriba y al salir nos vemos ante un gran dientón sobre nosotros. La verdad que impresiona el paraje, tan bello como fiero. Seguimos los jitos, aunque nos surgen dudas, los hemos perdido de vista. Es hora de mirar el mapa del GPS y tener claro el camino a seguir, al final estamos seguros, también la aparición de algunos jitos nos ayudan.

(Sobre Jou Las Arenas, otra canal, ahora hay que agarrase, ± 12,4 K / 2048 m.a. / 13:50 h. / Punto 12 Mapa)

(En este punto, parece que no queda otra que tirar para arriba)

(Un buen canalizo tenemos de ascenso, vamos tener que echar las manos)

(La seguridad ante todo, así que con cuidado de no soltar piedras)

(Con mucha prudencia salimos arriba donde otro jito nos daba la bienvenida)

(¡Uff, menudo poderio! Tan bello como fiero)

(En este punto parece que perdemos las refencias, es hora de mirar el mapa del GPS)

(Nada ya lo tenemos claro, a subir un poco más)

(Preciosa e impresionante la cara Sur de Peña Castil)

Parece que vamos a sortear el Cuchallón de Villasobrada por su vertiente Norte, esa peña potente que ya divisábamos desde las proximidades del Pozo de Las Moñetas y que ahora tenemos enfrente. Los jitos así lo indican. Pero con mucho cuidado, pues vamos a pasar por zona de muchas simas (algunas señalizadas), así que muy atentos. Con mucho tiento, vamos avanzando y tras unos cientos de metros empieza a dejarse ver la zona donde se ubica nuestro objetivo, justo detrás de la peñona que estamos bordeando, entre la Aguja de Los Martinez y la Torre de Las Colladetas, pero aún tenemos dudas, cerca está la “Falsa Collada Bonita”, tenemos que tener muy claro “quien es quien”.

(Toca bordear el Cuchallón de Villasobrada por la cara Norte, ± 13,0 K / 2139 m.a. / 14:30 h. / Punto 13 Mapa)

(Los jitos nos invitan a bordear la gran mole por la derecha, por su cara Norteña)

(Pero con mucho cuidado con las simas)

(¡Uff!! Con nieve este pozo...)

(El objetivo ya está fijado, pero muy atentos, exite la "Falsa Collada Bonita)

(¡Ahí está! En el medio de la foto, entre la Torre de Las Colladetas y la Aguja de Los Martinez)

Jesús iba delante marcando los pasos y el ritmo (bueno este último más complicado de que lo cumplamos). A la vista ya teníamos centrado el objetivo, pero pese a ello, Lucia se acercó a mí y me dijo que comprobara con el GPS que aquella era la buena, que había equivocaciones al respecto y alguna gente se iba a la que existe a la derecha de la Aguja de Los Martinez (entre esta aguja y las estribaciones de la torre del Oso) . Servidor lo tenía claro, pues además parecía la más transitada, no obstante hice la comprobación oportuna y todos nos quedamos muy contentos. Ahora toca dar el “do” de pecho para subir por el canalizo que nos plante en tan excelente mirador natural sobre la cara Sur del Picu Urriellu.

(Jesús con ganas ante el avistamiento claro de Collada Bonita)

(Avistamiento muy claro de Collada Bonita, ± 14,0 K / 2286 m.a. / 15:10 h. / Punto 14 Mapa)

(Ahora queda dar el "do" de pecho para subir por el canalizo gravero que nos plante en la Collada Bonita)

(Pero antes una paradida para inmortalizar este precioso detalle calicero)

La vista de subida nos deja dos canalizos que confluye casi arriba, en principio nos pareció que el de la izquierda era el mejor para transitar pero a poco que nos metemos en él comprobamos que no era el más indicado. No quedó otra que pasarnos al de la derecha y seguir gravera arriba. Así, casi un pasito para adelante y tres para atrás, llegamos a la zona donde la roca marca la pauta. Empinado, mucho diríamos nosotros no muy amantes de estos terrenos, pero, poco a poco, vamos para arriba. Así llegamos a tropezar con las fijaciones de la famosa cuerda de La Travesera y pronto en la anhelada Collada Bonita. Había conseguido “mi mejor sueño”.

(-Venga Jesús, deja Peña Castil y mar Cantábrico, que las chicas ya pusieron la reductora)

(Las chicas delante, ya tenemos muy cerca el premio)

(Tras una fea gravera llego el momento de tocar un poco la peña con las manos, la seguridad ante todo)

(Ya casi arriba tropezamos con los soportes de la cuerda de la mítica "Travesera")

(Una mirada a lo que dejamos atrás y... ¡Premio!)

La primera foto que tomé desde Collada Bonita fue la imagen de Mary admirando la impresionante y singular cara Sur del Picu Urriellu. Todo un placer. Pero con mucho cuidado, que esta collada tallada entre dos grandes puntas no es muy cómoda que digamos. Efectivamente, es una pequeña horcada con vertiginosas caidas hacia adelante (al Norte) como hacia atrás (al Sur de donde venimos). Además con terreno muy inestable, mucha gravera y piedras sueltas que se pueden caer al precipicio, con el peligro mortal para la gente que está subiendo o bajando por cualquiera de los dos lados. Advertencia de seguridad aparte, llegó el momento de las fotos, tanto las individuales como las de grupo, para estas últimas con la colaboración de dos “corredores” que llegaron cuando nosotros pero en sentido contrario. Las fotos hablan por si solas, así que sobran comentarios.

(Collada Bonita... ¡Objetivo Cumplido!!!, ± 14,5 K / 2385 m.a. / 15:45 - 16:30 h. / Punto 15 Mapa)

(Primera foto de grupo, habrá más, la ocasión se lo merece sobradamente)

(Escanciamos un culín de sidra virtual en honor al especial mirador sobre la cara Sur del Picu Urriellu)

(También un escanciado a duo de las chicas)

(Foto de pareja con la camiseta del grupo de montaña de nuestros compañeros)

(Este espectacular balconada no se puede quedar con una sola foto de grupo)

(Mi mejor sueño... ¡Cumplido!)

Durante la sesión fotografica fuimos tomando conciencia de la dificultad de donde estábamos ubicados, miedo nos daba pegar un inoportuno tropezón, sería mortal. Así que convenimos, que, aunque ya era la hora, incluso algo pasados, no era el mejor lugar para comer el bocata, pese a que las vistas eran de primera especial y un plus más. Efectivamente, había que bajarse y comer una hora más tarde, casi merendar. ¿Y por donde bajamos? Este fue el gran dilema. Pese a que a Mary no le gustaba la idea y que sabíamos de la gran dificultada que entrañaba, el descenso por la vertiente Norte hacia el Jou Tras El Picu y la Collada de La Celada era lo que mejor nos venía. Era ya un poco tarde y, estando ya en La Celada (sobre una hora) todo sería mucho más fácil para llegar a Sotres, todo terreno más dócil y conocido. Además a un servidor le gustaba hacer un recorrido circular, había ambición tras lograr el sueño.

Así, con el “odio” de Mary hacia las pedreras, el de un servidor casi por igual, iniciamos el descenso por la cara Norte de Collada Bonita, justo la que que veíamos al principio del reportaje en la foto tomada el día anterior en el Pozo de la Oración (desde la carretera Carreña – Poo de Cabrales). A un servidor le daba cierta confianza que nuestros amigos Lucía y Jesús habían hecho este recorrido de ida y vuelta un mes antes, así que conocían el terreno de primera mano. Entregando todos nuestros temores a la cara Sur del gran Picu Urriellu e incluso al Mar Cantábrico, nos descolgamos pedrera abajo escorándonos inicialmente hacia la izquierda para fijarnos un poco al "pasamanos" de la roca firme de Las Colladetas. Después por la fina vereda de la pedrera haciendo alguna “zeta” pequeña.

(Ahora de iniciar el descenso por la cara Norte de Collada Bonita, hacia La Celada)

(En un principio nos agarramos al "pasamanos" de la izquierda de la roca de Las Colladetas)

(El tener donde agarrarse siempre da confianza y seguridad)

(Ya sin el apoyo de la roca firma toca transitar la pedrera)

(Detalle fotográfico del primer tramo de pedrera en descenso por la cara Norte de Collada Bonita)

Para mi todo bien es este tramo descendente de pedrera, no me alteró mucho, el problema fue cuando empezamos a embocar hacia la zona de roca orientada hacia la Collada de La Celada. Servidor pensaba que íbamos a descender todo para abajo hacia el jou y después ir hacia la collada, pero unos regueros de grava parecía que no lo aconsejaba. En la zona de roca empezaron mis temores. Sí, había agarres, aunque a servidor no le parecían tantos, era más la caída que veía a mi izquierda. Con mucho cuidado superé esta zona de roca y en poco tiempo alcanzamos la zona más segura (donde sacamos unas cuantas fotos) y después a la collada donde soltaríamos toda la presión acumulada y comeríamos el bocata.

(La zona más gravera la dejamos atrás y nos toca la roca más inclinada)

(Parece que hay agarres, pero yo no veo tantos y si la caida hacia el Jou Tras el Picu)

(Desciendo agarrandome a todo lo que puedo, pasito a pasito)

(Una pequeña zeta más y perdiendo cota. Abajo aún, un neveru en el medio del jou)

(Parece que la Collada de la Celada está cerca, pero aún hay que templar más roca)

(Asegurando, ya queda menos, algunos jitos nos indican que vamos "bien")

(Ya se acabó lo complicado, ahora hacia la collada a relajarse y disfrutar, hasta ahí nada)

(Hora de relajarse un poco fotografiandose ante la singular cara Sur del Picu Urriellu)

(Casi estamos arriba y tocamos cumbre, jajaja. ¡Que más quisieramos que así de fácil fuera)

(Bueno, ya no señalo Collada Bonita, solo lo celebro, creo que no se me va olvidar donde está)

(Antes de llegar a la collada no nos resitimos a contemplar toda la Sierra del Cuera y el Mar Cantábrico)

¡Uff! Qué alivio el llegar al vivac de la Collada de La Celada, como me alegré de alcanzarlo y celebrar el exito personal conseguido. Especialmente con nuestros amigos Lucía y Jesús, además de Mary, así que foto para ellos. Muy alegres y totalmente relajados nos metimos dentro del vivac y apoyamos nuestras espaldas sobre los muros del mismo, esos que dan el cobijo a numerosos compañeros montañeros. Comentando la especial vivencia disfrutada, además de observar como bajaban de El Picu las últimas cordadas de la jornada. Allí estuvimos una media hora muy relajados, donde no comimos mucho, pues la tensión nos había quitado un poco el apetito, por la noche vendría el desquite.

(Collada La Celada, ± 15,5 K / 2385 m.a. / 17:30 - 18:00 h. / Punto 16 Mapa)

(Celebrando el exito, falta un servidor, la íbamos hacer pero con la emoción se nos olvidó)

¡Venga para Pandébano! Efectivamente, por la canal de La Celada abajo, por donde Lucía decía que solo era andar, aunque a mi no me pareció tan sencillo, pues mucha precaución tuvimos que tener con el terreno que teníamos que transitar y de no perder la vereda buena. Relajados y tranquilos, tanto que la cordada de tres chicas que estaba en la mitad de la pared nos adelantó. Después otra pareja más. No importaba mucho, la faena ya estaba hecha, sobre todo cuando enlazáramos con el camino de la Vega de Urriellu. En la Collada de La Celada Mary había prometido pagar una cervezas de celebración en el Refugio de Urriellu, pero con el relax del descenso lo dejamos para el de La Terenosa. Por esta causa no nos desviarnos a la izquierda cuando finalizó la canal de La Celada y seguimos de frente en busca del enlace del camín hacia Collado Vallejo, Tenerosa y Pandébano.

(Dando la cara a la Sierra del Cuera y el Cantábrico nos adentramos por la Canal de La Celada abajo)

(Sin prisa, muy relajados, tanto que las últimas cordadas del Urriellu nos adelantan)

(Grandiosa la cara Oriental del Picu Urriello, parece que se nos va echar encima)

(La Canal de La Celada parecía sencilla, pero con cierto cuidado fuimos avanzando)

(Nieve casi eterna, seguro que se junta con la de la nueva temporada invernal)

(Las cervezas de Vega de Urriellu las dejamos para La Terenosa, así que nos vamos a la derecha)

(Salida de La Celada, ± 17,5 K / 1893 m.a. / 19:10 h. / Punto 17 Mapa)

(Una foto de despedida de la Canal de La Celada y las estribacines más orientales del Picu)

(Enlace con el camino a la Vega de Urriellu, ± 17,8 K / 1850 m.a. / 19:30 h. / Punto 18 Mapa)

Comentar el recorrido de vuelta hasta Pandébano no tiene mucha chicha, ya está muy manido. Solo decir que cuando llegamos al refugio de La Terenosa el sol de poniente se había hecho cargo del estratégico paraje. Media hora con los refrescos prometidos y un poco de charleta con la gente que allí esperaba cenar y pernoctar, lleno parecía que había. Después con una pequeña puesta de sol, no muy grandiosa, pero de la que Mary sacó una guapa foto con mi “esbelta” figura, y pronto nos sumimos en la oscuridad del “parking” de Pandébano donde aún existen coches y más furgonetas. La mayoría arrancaban los motores, para la madrugada daban cambio brusco de tiempo.

(Ya en el camino de Pandébano a Vega de Urriellu o viceversa, muy transitado)

(Nos vamos despidiendo del Urriellu con la esperanza de que se nos ponga de color naranja)

(Ya al nivel de Peña Maín al frente, también Collado Vallejo por donde debemos pasar)

(Parece que queda poco, pero aún...)

(Despedia del Urriellu desde Collado Vallejo, ± 20,2 K / 1575 m.a. / 20:30 h. / Punto 19 Mapa)

(Doblamos Collado Vallejo y ya divisamos a la dorada Terenosa)

(La Terenosa, ± 22,6 K / 1305 m.a. / 21:00 - 21:25 h. / Punto 20 Mapa)

(Ya muy lanzados hacia el parking de Pandébano, seguro que habrá aún ambiente)

(Con Sotres al fondo Mary no deja de mirar hacia atrás, quiere cazar una puesta de sol)

(Su insistencia tiene premio)

Toda la pista que va hasta los invernales del Texu y La Curvona la transitamos totalmente de noche, y como es lógico los últimos cientos de metros por el asfalto hasta el pueblo de Sotres. Una buena tunda nos dimos, mucho de todo (horas, kilómetros y desniveles) pero muy contentos. Habíamos conseguido el objetivo que nos habíamos marcado justo un año antes. Además con un ambicioso recorrido circular.

("Parking" de Pandebano, ± 24,0 K / 1126 m.a. / 21:40 h. / Punto 21 Mapa)

(El tramo de la pista ya lo hacemos todo de noche, con nuestros frontales y los faros de los vehículos)

(Invernales del Texu, ± 27,6 K / 838 m.a. / 22:20 h. / Punto 2 Mapa)

(Sotres, Concejo Cabrales, Asturias, ± 29,0 K / 1025 m.a. / 22:45 h. / Punto 1 Mapa)

El reportaje fotográfico ha terminado, ninguna foto más, solo el “track” del recorrido realizado por nosotros cuatro, con los personales puntos de paso que consideramos más interesante (unos 21, los dos últimos repetidos). Recalcar la advertencia de que queda a la responsabilidad de cada uno la utilización correcta del mismo, además de tomar todas las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán de muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.

 

(Si tienes algún problema en la visualización pincha este enlace para una visualización directa)

Tal como comentamos al inicio de la narración, nos grabamos bien en nuestras mentes las curvas de nivel del recorrido que íbamos a intentar, además de estudiar también otras alternativas y vías de escape. Todo siendo muy conscientes de la dificultad técnica: terreno caótico por el Macizo de los Urrieles, sin señalización, solo con el auxilio de los jitos, muchos kilómetros y un desnivel de ascenso. No caer en la tentación de hacer caso de comentarios de “facilidad”. No confiaros, una equivocación de la interpretación de un jito o del GPS, un cambio de tiempo brusco o la niebla traicionera os puede costar muy caro. Estamos en “Los Picos profundos”, de lo cual no cansa de decirlo nuestra amiga Lucia, y ella sabe mucho más que nosotros del tema.

Fin del reportaje, pero no quiero hacerlo sin recordar que hace unos años “alguien” me dijo que… “Ni en tus mejores sueños conseguiras alcanzar Collada Bonita”. Bueno, pues se equivocó y mi sueño se cumplió, eso sí, con una excelente compañía. Tema este último que servidor no se cansa de repetir de su importancia para salir de casa, incluso para pasear por la clásica “ruta del colesterol”, mucho más para adentrarse en “Los Picos profundos”. Por todo ello y un poco más, como algunas de las preciosas fotos que habéis podido contemplar en este amplio reportaje, solo queda decir …

¡Muchas Gracias Amig@s !

 

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es


Deja tus comentarios * Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.