Puertos de la Cordillera Cantábrica
San Isidro
León - Asturias
León

San Justo y Entrevados - Pizón

Isoba, 2009 y 2011

JFCamina, 11/2011

 

Peña San Justo y Entrevados - Valle de Pizón.

(Un paseo por las alturas de la peña San Justo y su perímetro)

Mapas ING: 79-IV "Puebla de Lillo" (1997)

Inicio y fin : Isoba, Ayto. Lillo, León.

Con el fin de aprovechar la tarde nos acercamos a nuestro querido puerto San Isidro para realizar una rápida ascensión a la cima de la Peña San Justo, ya la habíamos paetado perimetralmente su base y ahora tocaba dejar nuestra tarjeta en su “ferruñoso” buzón montañero. Aquí os dejamos las dos historias, primero la más reciente, al ascensión, para después dejaros algunos guapos detalles del paseo senderista que su amplia base celosamente resguarda.

Creative Commons License


 

* Ascensión a la Peña San Justo (1955 m.a.)

Recorrido: Isoba (1370 m.a.) - Collau Pinzón (1500 m.a.) - Antecimas (1900 m.a.) - Cima San Justo (1955 m.a.) - Collau Pinzón (1500 m.a.) - Isoba (1370 m.a.).

Distancia: ± 7,0 Kilómetros = 3,5 x 2 / Tiempos: 3 horas = 1 h 45' +1 h 15'

Desnivel: 585 mts. de ascensos más su correspondiente descenso. / Terreno: Pista y... ¡pico arriba!.

Señalizacion: No, al comienzo el PR LE-27 y después solo algún jitu aislado.

 

(Isoba, Ayto. Lillo, León, ± 0,0 K / 1370 m.a. / 16:30 h.)

Las previsiones meteorológicas no eran muy buenas, por lo que por la mañana no nos movimos de casa, a la vista de que el tiempo estaba muy guapo decidimos realizar una actividad corta por la tarde, comemos rápido y a las cuatro y media de la tarde ya estábamos en el guapo pueblo de Isoba, en la vecina y querida tierra Leonesa. El cielo lucia un azul intenso, aunque unas nubes que venían por la zona del Ausente y Requejines nos hacía pensar que igual no duraba mucho, pero nosotros íbamos aprovechar la tarde en Familia, habíamos "engañado" a Felipe, así que los tres a la cima del San Justo.

(El objetivo del día y a su izquierda el collau donde debemos subir primero en cómoda pista)

El recorrido es muy básico, en principio no plantea problemas, se toma la señalización del PR LE-27 "Entrevados y Valle del Pinzón", salimos del pueblo por la parte alta, en dirección NE, con la vista puesta en la peña y en el collao que hay a su lado izquierdo, así que debemos subir, nada de coger pista abajo e ir al Sur en dirección a Cofiñal.

(Las nubes que venían por la zona del Ausente y Requejines no nos gustaban mucho)

(Ahora siguiendo la señalización del PR LE-27 "Entrevados y Valle del Pinzón")

(Un poco antes del Collau Pinzón, ± 1,7 K / 1500 m.a. / 17:00 h.)

Por cómoda pista hemos llegado casi hasta el collao Pinzón, el cual nos daría paso a un hermoso valle y su precioso "fayeu" (hayedo), pero eso es lo de menos, lo importarte, si queremos subir al pico de manera fácil, es que, antes de llegar a él, nuestro sentido común nos dice que debemos girar a la derecha y abandonar la compañía de las estacas de sañalización del PR, tenemos que comenzar a subir por su larga falda pétrea (cerca de dos kilómetros), aunque la misma está cubierta parcialmente por la engorrosa árgoma, por lo que debemos coger la mejor vía para tratar de evitar pincharnos.

(Atrás dejamos la pista y la señalización del PR LE-27 y... ¡todo para arriba!)

La ascensión no tiene mucha más historia direccional, todo para arriba, buscando la mejor traza en dirección a la cumbre, lo realmente importante son las posibilidades contemplativas que su realización nos va ofreciendo, según vamos alcanzando más altitud, poco a poco vamos observando que el número de detalles montañeros va creciendo aunque si no estás muy acostumbrado a subir largas cuestas igual esto te parece superficial.

(Detalle fotográfico donde podemos ver claramente la pendiente de subida)

(En los distintos descansillos podemos mirar hacia atras y observar los dosmiles del Puerto San Isidro)

El ascender a una cumbre, como en el resto de la vida, es tomarselo con paciencia y contemplación, no cebarse mucho en querer llegar, se trata de aprovechar los buenos momentos que el esfuerzo que vamos realizando nos va deparando y realmente en esta cumbre eso está garantizado, no es como otras que hasta que no llegas arriba no alcanzas a valorar paisajisticamente la marcha realizada, así que, en los distintos descansillos, podemos mirar hacia atras y observar los dosmiles del Puerto San Isidro: el Ausente, Requejines, Agujas, Toneo, Fuentes, Torres, Valmartín, etc... un precioso ramillete montañero.

(Lateralmente, a nuestra derecha, el lago Isoba y el pico Niales, el Susarón asoma un poco)

Si miramos para arriba vemos varias "antecimas" a las que parece que pronto llegamos, pero mejor es fijandose, ahora, a nuestra derecha, para observar el lago Isoba y el pico Niales, el Susarón parece que quiere dejar ver su esbelta picacha, aunque pronto nos damos cuenta que tenemos que prestar toda nuestra atención para superar una zona bastante abrupta, en nuestro recorrido nos encontramos con una zona de grandes piedras así que debemos extremar la seguridad al cruzarlas, distraernos lo menos posible.

(Zona de grandes piedras, debemos extremar la seguridad al cruzarlas, distraernos lo menos posible)

Tras superar la zona potencialmente peligrosa nos relajamos un poco y volvemos a la contemplación, el pueblo nos queda muy abajo, parece que estamos encima de él, aunque lo que más llama nuestra atención es la preciosa postal que se nos ofrece a nuestra izquierda, la impresionante estampa del Tiatordos y una "puntita" de Macíedome, bueno eso los actores principales porque también podemos obsevar otros jitos importantes del P.N. de Redes, como La Senda, Carasca o Campigüeños, o del propio Ponga, ya que en al fondo vemos la silueta del Pienzu, así que....

(A nuestra derecha el pueblo de Isoba)

(Y a nuestra izquierda.... ¡lo mejor del P.N. de Redes!)

A estas alturas del recorrido está claro que éste no es para subir en un día de niebla o muy nuboso, aunque esto último parece que está comenzando a fastidiarnos un poco, las nubes del comienzo lo están invadiendo todo, una pena porque ahora tenemos la completa imagen del Susarón, el cual lo observamos sin mucho brillo, la luz está muy triste.

(El lago Isoba a la falda del Niales y el pico Susarón, sin mucho brillo)

(Antecima, ± 3,1 K / 1900 m.a. / 18:00 h.)

A las seis de la tarde, una hora y media desde el punto de partida, superamos la antecima de la cumbre principal de la Peña San Justo, un falso llano nos espera, aunque esto es lo de menos, lo importante es la ventana a los Picos de Europa que ahora se nos ha abierto, ¡que pasada!, además el sol está pegando sobre la caliza lo que hace que esta resalte sobre manera entre los contornos sombreados de las grandes cumbres del P.N de Redes y el cielo azul.

(Los Picos de Europa en todo su explendor)

Fue un momento excelente para contemplar y fotografíar, había cuatro preciosos planos que contemplar, el primero con el Remelende y Peña del Lago como protagonistas, el segundo con Peña Ten y Pileñes, el tercero con Peña Santa y sus hermanas "pequeñas", incluso, al fondo, creo que asomaba la cima chata del Torrecerredo, el cielo azul gratinado con alguna nube cerraba esta preciosa postal montañera.

(Un momento para sacar unas preciosas fotos)

(La reinona, Peña Santa destaca sobre el resto)

Nos olvidamos por unos instantes de las grandes cumbres y nos tenemos que centrar en el último largo del ascenso, unas vertiginosas laderas nos advierten que aquí no vale el relajo, debemos prestar antención para cubir los poco metros que nos quedan para visualizar el derruido mojón geodésico y el "ferruñoso" buzón que existen en la cima de la Peña San Justo.

(En la última parte, las vertiginosas laderas nos advierten gráficamente que debemos prestar antención)

(Debemos extremar la seguridad y agarrarnos un poco a las piedras, no debemos arriesgarnos)

Después de hora y media de ascensión, contemplación y disfrute alcazamos la cima de la peña, fueron unos tres kilómetros y medio de continuo ascenso, con los descansillos que nosotros hemos querido, no tenemos prisa, lo nuestro es el disfrute de la naturaleza y nada más.

(Cima de Peña San Justo, ± 3,5 K / 1955 m.a. / 18:30 h.)

Como premio por alcanzar al cumbre parece que la madre naturaleza nos dio unos rayos de sol, los justos para iluminar un poco mejor los preciosos escenarios que ante nosotros se abrían, a parte de darle una preciosa tonalidad a las teñida caliza de la cumbrera donde nos habíamos aupado.

(Felipe contemplado lo abajo que queda el lago Isoba y las pozas donde se baño el verano pasado)

El sol iluminaba de una manera muy especial a la Peña del Lago, los Mampodre y al Susarón, además de las vegas y pueblos de Cofiñal y Puebla de Lillo. La cumbrera de esta guapa peña es amplia y una "bandera" azul y un jito capta nuesta atención unos metros más allá por lo que, después de recoger la tarjeta de cumbres del Grupo Montañero Moscón de Grado y dejar la nuestra, hacia ella nos encaminamos.

(En el camino nos encontramos con unas curiosas "construcciones", parecen refugios)

(Puebla de Lillo, el Susarón, Runción, Niales y lago Isoba a nuestros pies)

Tras comprobar las preciosas panorámicas que desde allí teníamos y de que la "bandera" era un tanto especial, con una preciosa postal del Remelende, Peña del Lago y los Mampodres, en segundo plano, nos despedimos e iniciamos nuestro regreso al punto de partida deshaciendo nuestro mismo camino, la tarde se terminaba y el sol estaba apunto de esconderse entre las negras nubes y tras las altas cumbres de San Isidro, un buen momento para sacar alguna guapa foto, aunque igual no serían las mejores pero serían un excelente broche de cierre para esta vespertina excursión familiar.

(En el descenso el sol se nos esconde entre las negra nubes y las altas cumbres del San Isidro)

(Un buen momento para tomar alguna guapa foto de contornos montañeros y "puesta" de sol)

Tal como estaba previsto esta tarde de verano nos había venido muy bien para realizar esta entretenida ascensión a lo más alto de la Peña San Justo, sobre las ocho y media de la tarde-noche llegamos de nuevo al pueblo de Isoba, un buen momento para pararnos y observar, otra vez más, el recorrido del PR LE-27 y la trayectoria que nosotros hoy hemos seguido. Ya en casa observarmos la traza sobre la aplicación Google Earth y contemplarmos lo realizado además de la ruta senderista que realizamos un par de años antes, todo alrededor de la peña de la cual acabamos de bajarnos, una ocasión excelente para incluirla como una prolongación de este nuestro personal reportaje.

(Dibujo del recorrido de la jornada sobre del Google Earth e intuimos el recorrido del PR LE-27)

 

* "Entrevados - Valle de Pinzón" (Circunvalación del San Justo)

Recorrido: Isoba (1370 m.a.) - Lago Isoba (1400 m.a.) - Puente del Valle Langreo (1330 m.a.) - Pozu La Leña (1200 m.a.) - Fuente de Jerumbrosa (1235 m.a.) - Cruce Caminos Entrevados - Pinzón (1214 m.a.) - Cascadas de los Forfogones (1235 m.a.) - Puente de los Hitos (1300 m.a.) - Valle de Pinzón (1460) - Collau Pinzón (1520 m.a.) - Isoba (1370 m.a.).

Distancia: ± 14,0 Kilómetros Circulares / Tiempos: 5 horas.

Desnivel: 325 mts. de descenso más su correspondiente ascenso. / Terreno: Senda y caminos.

Señalizacion: Si, PR LE-27 "Entrevados - Valle de Pinzón" (Circunvalación del San Justo).

 

Para nosotros el recorrer perimetralmente la peña San Justo fue lo primero, creo que como debe ser, conocer la base para después, si lo vemos claro, subirnos al tejado. En este reportaje, por fechas, hemos comenzado la casa por en tejado, el papel lo aguanta todo, ¡qué le vamos hacer!, ahora toca ver la base de esta gran peña, la cual tiene tanto que enseñar desde las alturas como desde sus pies.

(Isoba, Ayto. Lillo, León, ± 0,0 K / 1370 m.a. / 12:00 h.)

En nuestro caso, el recorrido parte en el mismo lugar que la ascensión, en el pueblo de Isoba, tambien se puede hacer desde el otro extremo, desde el pueblo de Cofiñal, eso depende desde donde se venga, nosotros como venimos desde Asturias está medianamente clara que la mejor opción es el pueblo de Isoba.

A lado de la fuente de piedra hay un gran panel donde viene un gran croquis del recorrido a realizar y una breve descripción, un detalle que siempre viene bien observar por si hay algo más que se nos ha pasado por alto. En nuestro caso vamos a seguir una pequeña variante que viene contemplada en el mismo, en lugar de cruzar el pueblo, por el medio, y adentrarnos directamente en el río Isoba, vamos a salir de él por la zona de la iglesia, por debajo de la carretera en dirección al lago.

Esta variante de fácil transito hasta el lago Isoba nos permite observar en toda su amplitud la peña de San Justo y de otras grandes cumbres que la rodean, como la Rapaina y el Pinzón, a su izquierda, y el Niales, a su derecha.

(Peña San Justo en toda su amplitud)

(El lago Isoba flanqueado por el San Justo, a la izquierda, y el Niales, a la derecha)

(Lago Isoba,± 1,8 K / 1400 m.a. / 12:40 h.)

Estamos en primavera, junio del 2009, y el lago tiene un buen nivel de agua, el verde es dueño de todo, incluso de las orillas del lago. El remocicado chozo nos da la bienvenida, estamos en tierra de pastores y ovejas. Aquí nos acordamos mucho de un día, hace ya mucho tiempo, cuando nos paramos a merendar con Felipin y al poco nos vemos rodeados de unos silenciosos mastines, el güaje no estaba muy convencido con su presencia, tenía miedo que le llevaran su merienda.

(Dejamos atras el lago y el chozo siguiendo la señalización del PR LE-27)

Siguiendo las estacas del PR LE-27 bajamos hasta una gran cuadra, damos un rodeo a una peñasca y al poco vemos la preciosa estampa del pico Torres, abajo el río Isoba, hacia el cual nos encaminamos.

Bajamos directos al río, en nuestro afan de mirar hacia la zona donde el río empieza a estar acogotado por las peñascas del San Justo y el Niales, no nos dimos cuenta que un poco más arriba había un puente para cruzar el río, solo nos fijamos de que había unas piedras que nos facilitaban la labor. Tras arriesgarnos a mojarnos un poco vemos el puente y una hermosa poza, un lugar ideal para pasar una buen día en familia, tomamos nota, nunca se sabe cuando se puede aprovechar.

(Puente del valle Langreo, ± 3,0 K / 1330 m.a. / 13:00 h.)

Tardamos un año en poner en práctica la nota sobre las guapas pozas que hay en el valle de Langreo, en el transcurso del rio Isoba. Fuen en el verano del 2010 cuando realizamos un precioso encuentro Familiar en torno a la citada poza y a unas cuantas tortillas, una jornada completa, donde los "güajes" disfrutaron de lo lindo, a pesar de que la temperatura del agua era un poco baja.

(En pleno hidromasaje y después.... )

(¡A saltar!!!)

Dejamos a tras los recuerdos, la poza y el coqueto indicador que nos informa que al pueblo de Cofinal nos quedan 4,5 Kilómetros, no es mucha la distancia pero sí mucho el tiempo de contemplación y disfrute. Al principio vamos caminando por una preciosa zona de pradería, entre numeroso ganado vacuno y muchas florinas, alguna de especial belleza.

(Siguiendo los postes del PR LE-27 entre....)

(.... preciosas flores... )

(... y un buen rebaño de vacas)

Según va disminuyendo la supervicie de verdes prados el camín se va embutiendo entre las falsas pedreras de las peñas de San Justo y Niales, el río comienza a precipitar su curso, el sonido del mismo empieza a crecer, esto despierta nuestra atención y nos desviamos un poco del camino para tratar de descrubir los secretos que guarda la hoz de Entrevados, estamos al comienzo así que nos esperan unos cuantos.

(Un estrechón, una chorrera y... ¡otra poza!)

(Vuelve por unos instantes la calma)

El río se precipita, remansa y vuelve a coger carrerilla, esta va a ser la bendita rutina, aunque no siempre la vamos poder admirar, el curso del agua desciende con más desnivel que el recorrido del camino, el agua va más abajo, nosotros unos puntinos por encima, esto imposibilita la perfecta contemplación, además los desvios de bajadas resultan imprácticables, mejor quedarse con el sonoro trasiego del agua.

(Acaba la suave alfombra verde y la sustituye el adoquinado pedrero)

La foz se va estrechando y el camino se pone más angosto, en principio no plantea mucho problema, salvo que trates de complicarte la vida y busques como observar mejor el curso del agua, mejor dejarlo para más adelante, vamos a tener más y mejores ocasiones, ahora la seguridad prima sobre el resto.

(Un tramo de angosto camín, el río discurre oculto entre los árboles y la maleza)

(De vez en cuando vemos el curso del río en lo fondero, oirlo mejor que verlo)

En este guapo paseo, a la sombra de la peña San Justo, los robles y fresnos, además de las floridos piornales, son nuestros compañeros de viaje. Llevamos casi cinco kilómentros desde que salimos del pueblo y nos encontramos con otra fuente, la de Jerumbrosa, pero cuando ya íbamos saboreando el liquido elemento en nuestra boca nos damos cuenta que tenemos un pequeño desvío para visitar el pozo de la Leña, así que lo demoramos unos minutos.

(Desvio al pozo de la Leña, ± 4,6 K / 1235 m.a. / 13:30 h.)

(Pozo de la Leña, ± 4,8 K / 1200 m.a. / 13:40 h.)

La distancia desde el desvio hasta el pozo no es muy grande, unos doscientros metros, el camino comienza fácil y se complica un poco al final, tenemos que tener cuidado para poder bajar a verlo, puede plantearnos algún problema. Ya en la poza lo primero que apetece es el bañarse, el día está para ello, pero el ver bajar las aguas rápido no me anima nada a ello, un poco más abajo observo un remansín, no dudé en invitar a Mary a ello, pero no hubo manera, así que tras unos momentos de relax volvemos sobre nuestros pasos para saborear la fresca agua de la fuente de la Jerumbrosa.

(Fuente de la Jerumbrosa, ± 5,0 K / 1235 m.a. / 14:00 h.)

Tras hidratarnos debidamente iniciamos el último largo en la foz de Entrevados, en la última parte, cuando ya entramos en los Prados de San Justo tuvimos que andar con cuidadin de no mojarnos, el camino estaba completamente todamo por un reguero de agua.

Son las dos y media de la tarde, unos seis kilómetros de marcha, llegamos a la pradería sobre la cual hay otro coqueto indicador que nos informa de lo que sigue:

* Siguiendo el sentido de la marcha: "Cofinal 2 Km"

* Girando a la izquierda: "Isoba (por Valle Pinzón) 6,5 Km"

Realmente solo tenemos claro que ahora lo que queremos hacer es comer el bocata, después ya veríamos.

Tras alimentar el cuerpo y hacernos una siesta en la cómoda pradería, desterramos la idea de ir a tomar un cafetín hasta el pueblo de Cofinal, optamos por girar a la izquierda e ir hasta en busca del río Porma y sus guapas cascadas.

(Prados de San Justo, ± 6,3 K / 1215 m.a. / 14:30 - 15:30 h.)

Habíamos cambiado de río compañero, abandonamos el Isoba y nos juntamos al Porma, ambos se unirán antes de llegar a Cofinal, asi que seguimos con el guapo paseo de agua, pero ahora subiendo, hemos ya dejado de bajar, ahora toca subir paralelos al río y la carretera que va al Puerto de las Señales, aunque no todo el recorrido que falta.

Para ir hasta el pozo de los Forfogones, el cual conocemos superficialmente por nuestro transito por la carretera del puerto en dirección a Tarna, tenemos que abandonar la señalización del PR LE-27, no encontramos un punto que así nos lo señale, así que experimentamos un poco en busca de la mejor traza a seguir, no resulto sencillo, no nos extraña que pilláramos despistado algún pajarin que otro, le caimos por sorpresa.

(No nos resultó sencillo entroncar con la poza que buscábamos)

(¿De donde vendrán estos?, pensaría el pajarín)

Después de luchar un poco con la maleza encontramos un curioso puente de madera que permite al acceso desde la carretera que va desde el pueblo de Cofiñal al Puerto de las Señales y de ahí al de Tarna. Desde él admiramos la belleza de la cascada y poza de los Forfogones, punto más en la ruta del día. Volví a tentar a Mary con la idea de pegarnos un baño pero no hubo manera así que, con cierto pesar, seguimos nuestro camino.

(Cascada y poza de los Forfogones, ± 7,3 K / 1235 m.a. / 16:00 h.)

Como no queríamos volver a pelearnos con la maleza para entroncar con la señalización del PR salimos a la carretera, justo donde se encuentra el rudimentario indicador de madera, el que veíamos al pasar en coche y nunca parábamos, ahora ya lo habíamos realizado de una manera un tanto especial.

(Sobre la carretera de Cofiñal al alto del Puerto de las Señales)

En transito por asfalto, donde el grijo está muy suelto, no fue mucho, poco más de medio kilómetro, aprovechamos el mismo para ojear algún húmedo detalle más. Dejamos atrás el puente de los Hitos, donde el río Porma y Pinzón se unen, y giramos a la izquierda para adentrarnos en el Valle de Pinzón.

(Puente de los Hitos, ± 7,9 K / 1300 m.a. / 16:20 h.)

Al arroyo o río de Pinzón ni lo vemos, vamos un poco más altos, ya vamos siguiendo la señalización que venimos siguiendo desde el pueblo de Isoba, tampoco nos preocupa mucho, ahora las distracciones son de otro tipo. Esta otra vertiente de la peña San Justo es completamente diferente a la anterior, allí una fuerte hendidura por la que trascurre el agua y aquí unas hermosas y suaves praderías cortejadas por una preciosa zona de bosque de "fayas".

(Praderías, bosque y....guapos detalles pastoriles)

Efectivamente, en la otra vertiente había bosque, pero no se apreciaba tanto el transito por el mismo, aquí sí, transitamos debajo de uno en todo su explendor, además las "fayas" está cargadas de "fayucos", Mary dice que esto significa que en invierno va a nevar mucho, es un dicho popular y parece que algo tiene de verdad porque el invierno del 2009 - 2010 fue generoso con el manto blanco que cubrió nuestras guapas montañas, los pueblos y alguna ciudad.

(Un guapo paseo entre "fayas" y "fayucos")

(-"Esti añu va nevar", decía Mary a la vista de tanto "fayucu")

(Un claro en el bosque y.... ¡otro bonito detalle!)

Estamos acabando la primavera y el bosque tiene una preciosa tonalidad, pensamos que en otoño esto tiene que ser mucho más bonito, así que hacemos votos para volver, con estos guapos detalles y charla atravesamos todo el Valle de Pinzón, casi tres kilómetros y medio sin enterarnos.

(Fin de pradería del valle, giramos a la izquierda, ± 11,3 K / 1460 m.a. / 17:25 h.)

Estamos ya casi al final del valle y no tenemos muy claro por donde seguir, nuestra intuición, ya que sabíamos a que mano teníamos el pueblo, nos hacía girar a la izquierda, pero no divisábamos la señal, además aquí la pista se pierde, tras unos momentos de dudas pensamos que lo mejor era seguir nuestro instinto, unos cuantos metros más arriba encontramos una tímida estaca indicadora del PR y acto seguido, de nuevo, la pista terrera la cual nos llevará hasta el collau Pinzón.

(Al final de la pradería giramos a la izquierda y entroncamos con una cómoda pista terrera)

(Ahora tenemos de cara la imagen de la peña que estamos rodeando, la San Justo)

(Collau Pinzón, ± 11,8 K / 1520 m.a. / 17:40 h.)

El tema de conversación hasta alcanzar el collau Pinzón, y un poco más allá, fue monotemático: -¿Cómo subiríamos a la peña, -Parece fácil, efectivamente así nos parecía, incluso, si no fuera que no nos gusta comerlo todo de una tacada... ¡casi subimos!, pero siempre nos gusta dejar algo para otra ocasión, aunque, como habéis comprobado, tardaremos más de dos años en hacerlo pero... ¡somos así!

(-¿Cómo subiríamos a la peña?, -Parece fácil)

Atrás dejamos el collau Pinzón y su peña San Justo, ahora afrontamos los últimos dos kilómetros del día dandole la cara a las grandes cumbres del puertos San Isidro, del Ausente al Toneo y al esbelto pico Torres. Hemos pasado una bonita jornada circunvalando esta guapa peña de San Justo, un precioso paseo entre pozas, chorrones y fayucos, ¡qué más queremos!

(Isoba, Ayto. Lillo, León, ± 14,0 K / 1370 m.a. / 18:30 h.)

Como resumen de la actividad perimetral realizada os dejamos el guapo video que grabamos, en el podéis ampliar información de los guapos y variados detalles de la base de la peña, que subimos al principio del reportaje, guarda.

 

Esperamos que el conjunto de reportaje os gustara, tengo conocimiento que, por el visionado del video, algunos ya han ido a realizar el recorrido y me han expresado su satisfación, al resto solo me queda decir que realmente merece la pena acercase hasta el pueblo de Isoba e intentarlo, aunque sólo sea parcialmente.

 

JFCamina

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.