Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar

Diario de Ruta@s de MJCamina

  Creative Commons License


De Turismo por Chamonix - Mont Blanc y +

Francia, Mayo - Junio 2022

Esta pequeña aventura turística para tratar de identificar de primera mano algo de las montañas más altas de la Europa Occidental, comenzó un año antes cuando los guajes (@unacamaraenlamochila) nos dijeron que tenían algo que proponernos. De mano nos asustamos un poco, ya que pensábamos en otra cosa, con ellos nunca se sabe, pero no, era solo un viaje. Ellos argumentaban de que no queríamos pasar más allá de las montañas de los Pirineos y como ellos ya conocían algo de Los Alpes habían pensado hacer una excursión de diez día para saborearlos un poco. Como no podía ser de otra manera aceptamos a la primera, aunque antes había que saber como iba a evolucionar el tema de puñetero bicho. La mayoría de los recuerdos que hemos traído fueron muchas fotografías y pocos videos. Realmente sí, solo media docena de cortes que hemos reunido en el presente documento y que refleja una mínima parte de lo mucho que admiramos y disfrutamos y es bastante representativa de la zona de Chamonix – Mont Blanc, sobre todo teniendo en cuenta las consecuencias de la ola de calor que el verano del 2022 trajo y el cierre de las vías de ascenso al gran monte blanco.

 

* Francia: Clermont Fd-PuyDeDome

* Francia: Chamonix - Mont Blanc

* Francia: Chamonix - Día de Glaciares

* Francia y Suiza: Lago Lemán

* Francia: Annecy

* Francia: Regreso por Carcassonne y Narbonne

* Francia: Regreso por Bayonne

 

¡Arrancamos ya, que va ser largo!!!

********************

 

Francia: Puy de Dôme- Clermont Fd

* Mieres del Camín (Asturias) – Puy de Dôme y Clermont-Ferrand (Francia): 995 Kms – 10 Horas. 

(Desde Mieres del Camín - Asturias al vecino país de Francia)

Bueno pues llega el día deseado, así que después de preparar nuestras mochilas y todo bien curioso para que "El Blue" nos pudiera llevar a todos, y una vez que nuestros Güajes acabaran su trabajo, además de descansaran un poco, nos ponemos en marcha con el maleteru cargau. Eso sí, bien empaquetao para que todo cogiera. Ya en marcha en dirección a Irún donde pasaremos nuestra primera noche, de esti viaje tan guapu que nos prepararon Alba y Felipe, nuestros "Güajes" .

La primera intención era parar en Grenoble, pero no nos habíamos dado cuenta de que teníamos que llevar la pegatina medioambiental pertinente en Francia, y aunque la pedimos a toda pastilla... no llegó a tiempu. Tocó precipitado cambio de ubicación y la primera parada en territorio francés fue en Clermont- Ferrand, donde pasaremos un día y una noche. Pero ¡Ahh!, primero pararemos en la zona del Puy de Dome, zona de volcanes.

(Tras una parada nocturna en Irún... alcanzamos el volcán del Puy de Dome)

(Tierra de viejos y apagados volcanes)

Llegamos con un día maravillosu, vemos que por la zona hay mucha gente, es cuando nos damos cuenta que es sábado. -¡Uff, no sé si tendremos donde aparcar! Pero sí, vemos a lo lejos que tienen personal para que vayamos aparcando sin problemas. Una vez el coche a buen resguardu, cogemos nuestras pequeñas mochilas que portean agua y algo de comida y nos vamos a coger el tren cremallera que nos dejará en lo alto. Podríamos subir andando, pero hoy no será el día pues no nos daría tiempu, hacer el recorrido e ir a donde tenemos el hospedaje.

(Final renombrada del Tour de Francia hasta el año 1988 que ganó Perico Delgado)

(A los pies del Puy de Dome la ciudad de Clermont-Ferrand)

Nos apeamos en la estación superior y nos vamos caminando por la zona, ¡jo que vistas hay desde el lugar! Nos tenemos que abrigar un poco, ya que aunque hace sol el aire tira con gracia. Buscamos un sitiu donde poder comer un poco a resguardu del aire. Luego seguimos nuestru paseo por la zona, para llegar a lo alto del Puy y ver los restos del templo de Mercurio, el cual vemos que están remocicando un poco.

(Clermont-Ferrand y su negra catedral)

(Restos del templo de Mercurio en fase de restauración)

 

(Algún día volveremos, aunque sea através del Tour de France)

(Foto de Familia celebrando el primer día de turismo)

Primer contacto con las montañas de Francia y alegría total. Volvemos a coger el tren cremallera para bajar hasta la estación inferior y sacamos nuestra primera foto de familia. Ahora nos toca volver a coger el coche y poner dirección a Clermont-Ferrand donde teníamos la reserva de hotel realizada. Aunque desde arriba parecía que estaba cerca parece que nos estiraron la carretera, pero enseguida estamos donde vamos a pasar la noche.

Una vez que tomamos posesión de nuestros aposentos, nos pegamos una ducha reparadora y un pequeñu descansu para luego ir a recorrer la ciudad. Siempre controlando la hora, pues ya sabéis que aquí se cena primero y enseguida nos encontraremos con casi todo cerrado, aunque el día está perguapu y la verdad que no parece que vaya a oscurecer. Un paseo por sus calles con su catedral gótica y de un color un tanto extrañu. Después nos enterariamos que es la piedra existente en la zona. Tomamos algo en una de las terrazas que parece que están animadas. Tenemos suerte es día de descuento en consumición para animar un poco la zona.

(Catedral gótica de Nuestra Señora de la Asunción de Clermont)

(Dintel románico en Rue de Gras fuera de su ubicación original en la desparecida iglesia de Saint Pierre)

(Calles estrechas que acogotan a la esbelta y oscura catedral)

(Paseo por Clermont-Ferrand con sus llamativas galerías comerciales)

(Siempre bajo la antenta mirada del gran Vercingetorix)

Una cena ligera en uno de los sitios que hay en la gran plaza donde Vercingetorix sigue vigilante y de nuevo a pasear otro poco para aprovechar la tarde-noche tan guapa que hay. Luego ya toca recoger, pues poco a poco vemos que todo el mundo se va retirando. Así que nosotros como suelen decir eso de: "Dónde fueres haz lo que vieres", nos vamos a descansar para mañana seguir viaje hacía nuestro destino principal Chamonix. Primer día y muy buenas sensaciones.

 

ó

¡A saludar al Mont Blanc!

********************

 

Francia: Chamonix - Mont Blanc

* Mieres del Camín (Asturias) - Clermont-Ferrand – Chamonix (Francia): 1385 Kms – 13,5 Horas.

Después de un buen descanso y desayuno, volvemos a cargar nuestras maletas en "El Blue" y nos volvemos a poner en carretera. Hoy nos toca llegar a Chamonix Mont Blanc. Vamos los cuatro ya con ganas de llegar a nuestru destino, las carreteras están llenas de tráfico y hay que ir con todos los sentidos puestos. Comenzamos a ver las altas montañas y nuestros corazones comienzan a palpitar con fuerza. Ahora toca subir una carretera pindia, bueno ye una autopista ya que por debajo de donde vamos vemos los otros dos carriles de salida. ¡Uff que impresión da!, pero nosotros seguimos fijándonos en les montañes y en la cantidad de cascades que vemos. Tiro de cámara tratando de sacar alguna, pero quedarán en nuestru recuerdu pues las fotos desde el coche no salen todo lo buenas que quisiesemos. Pero ¡al fin vemos el letreru de entrada a Chamonix Mont Blanc!

(Tras casi 1400 Kms y 14 horas de viaje con paradas... ¡Llegamos a Chamonix!)

(Lujazo de hotel el que nos reservaron los Guajes)

La emoción que sentimos al llegar nun se pue describir, ¡uff, ya antes de apearnos todo nos parecía perguapo!. Y nos vamos hasta el hotel donde los nuestros Güajes nos habían reservado la estancia por unos días. ¡Qué cachu hotel y qué guapu!. Entramos a recepción y ¡alegría!, nos toca una recepcionista que habla español, nosotros contentos y ella también, nos dijo que ya tenía ganas de hablar con alguien en español, ella era de Argentina. Así que allí sin problemas nos registramos y cogimos las llaves de nuestra habitación. Los Güajes no paraban de decirnos: ¡Ya vereis ya vereis!, así que intrigados subimos y ¡oh cuando abrimos la puerta!, ni mirar habitación ni nada, tan sólo con las vistas desde la misma ya merecía la pena.

(Primer paseo por Chamonix, una no para de mirar para arriba)

Todo emocionados y sin deshacer maletas ni nada, nos asomamos al gran balcón y allí enfrente lo teníamos el Gran Mont Blanc, que ¡vistes!, el glaciar De Bossons, lucia con gracia a pesar de que las nubes tapaban la gran cumbre. Pero en mun momento dado el gran Aguilli (Aiguille du Midi) se dejó ver un poco para que vieramos que él también estaba allí. Pero toca descansar un poco una ducha rápida para quitar el sudor del viaje y a patear por Chamonix que tien mucho que ver y el día ta guapu pa ello.

(El Mont Blanc no se deja ver pero si el gran glaciar Des Bossons)

Un pequeño paseo al lago Des Gaillands, para desestresar de los fréneticos últimos kilómetros del viaje.¡Uff, cuanto camión!, se nota que se encuentra el gran túnel para pasar a Italia y los grandes trailes por allí van a toda máquina. Hay gente en la zona practicando escalada, otros comen tranquilamente como nosotros hicimos y contemplamos el lago y el glaciar.

(Paseo obligado hasta el lago Des Gaillands)

(Qué feos pero que guapos a la vez)

(Parece que L`Aiguille du Midi se quiere dejar ver)

El cielo se despeja poco a poco y aparecen les grandes cumbres que sobre Chamonix se encuentran. ¡Uff esto con todo nevao tien que ser!, -Habrá que volver en invierno. -Nos apuntamos de nuevo dijimos todos casi a la vez.

(Un poco de paciencia contemplativa y...)

(.... L`Aiguille du Midi se dejar ver)

(Preciosas e impresionantes la agujas sobre Chamonix)

Una vez que acabamos nuestra comida y descansado un ratu, volvemos hacía el centro de Chamonix. Hay que dar un primer paseo por el centro y ver las cosas que hay en el lugar. Comienza a aparecer la gente que viene de hacer rutas, los comercios están casi a punto de cerrar, así que si queremos comprar algo ye el momento.

(Volvemos al paseo más urbano de Chamonix y sus históricos detalles)

(Estación del tren de cremallera de Mer de Glace)

Nos vamos hasta donde está la estación del tren cremallera para subir al Mer de Glace, podríamos hacer una excursión hasta el lugar, pero cuando se viene con el tiempu contau y con tantes coses que ver y disfrutar, habrá que optimizar y procurar disfrutar de todo un poco. Así que vamos hasta allí para ver los horarios de subida y de pasu ver lo que hay por el lugar. A Felipe y Alba les llamó la atención un artilugio que sube con una especie de boxes y bajan a toda pastilla. Así que sin pensarselo mucho se van a la taquilla y pa'riba que los vemos subir, pero de nuevo vemos que comienzan a bajar y van con una cara muy alegre, así que como se les hizo poco volvieron a repetir. Nosotros mientras tanto les sacamos fotos a ellos y al tren.

(El tren rojo de cremallera de Mer de Glace)

(Aunque ahora será algo más rápida la actividad a realizar)

La tarde va cayendo sobre Chamonix y parece que el cielo sobre el Mont Blanc va despejando. Llega un momento que lo vemos todo despejado como si estuviera amaneciendo de nuevo, pero en este caso con una preciosa puesta de sol alpina. Duró poco, aunque lo suficiente, la luz solar se va apagando poco a poco y la luz artificial comienza a reinar en las calles.

(De la mano de los primeros expedicionarios al Mont Blanc el mismo se deja ver por primera vez)

(Además con un precioso atardecer dorado de primavera alpina)

(¡Lo conseguimos!, aunque lo más nos impresiona es el glaciar Des Bossons)

(Ahora en la plaza de Chamonix con el completo montañero a la vista)

(L' Aiguille du Midi en todo su explendor, aunque ya no hay servicio, es ya tarde)

(Menudo lujazo: L' Aiguille du Midi, glaciar Des Bossons, Mont Blanc y más)

Aunque ahora todo está despejado y parece que apetece coger el teleférico del Aiguille, no es momento pues ya todo está cerrado y hay que ir en busca de donde poder cenar un poco. El adaptarse a los horarios va rápido, pues sino te quedarías sin comer ni cenar, aunque ya hay varios locales hosteleros que cada vez cierran algo más tarde ya que hay mucha variedad de gente de todos los sitios. Buscamos donde cenar y tranquilamente sin problemas nos sirven con toda celeridad y amabilidad. Una buena cena que son las ocho y unu nun ta acostumbrau a cenar a eses hores y luego te puede entrar el hambre.

(Cae la noche sobre Chamonix - Mont Blanc)

(El cielo totalmente estrellado nos muestra al Gran Mont Blanc)

Ya totalmente de noche no queda otra que ir para el hotel, todo comienza a cerrar. Pero no nos importa desde nuestro balcón tenemos una imagen maravillosa de la noche sobre Chamonix y sobre el Mont Blanc. Ahora toca descansar para mañana seguir disfrutando de tan guapu lugar. Desde aquí y aunque ya en persona se lo dijimos, ¡esto ye perguapo Güajes, más de lo que nos habías contado!

 

ó

¡Vamos por los glaciares!

********************

 

Francia: Chamonix Glaciares

* Visita a los glaciares Le Mer de Glace y Des Bossons.

Otro día más comienza en Chamonix, sin lugar a dudas, despertar y ver la gran montaña (aunque sea entre las nubes) te anima a seguir visitando la zona. Hoy parece que el día se despierta un tanto raru, sol y nubes cubren la zona, tan pronto se ve todo despejao como parece que todo se tapa. Pero nosotros ya tenemos en mente que vamos a subir a ver el glaciar Le Mar de Glace y después otro más seguro. Así que depués de desayunar y comprar algo para comer nos ponemos en dirección a la estación del trenecito rojo de cremallera que nos subirá hasta lo alto.

(Arranca la visita al glaciar Le Mer de Glace, pese a que nos va decepcionar)

(Tranquila subida en el tren de cremallera rojo)

La verdad que todo está en perfecto orden, sacamos los billetes y pasamos al andén a esperar al guapu tren. Todo muy ordenados y sin prisas. Enseguida llega el tren y nos vamos subiendo a él. Buscamos cual será la mejor posición para ver la subida, pero bueno si no lo vemos al subir lo veremos al bajar. Decir que hay un caminín pa dir subiendo tranquilamente. La verdad que ti tuviesemos más tiempu así lo haríamos, pero en esta ocasión tendremos que optimizar recursos. Aunque presta un montón dir en esti trenecito.

(Además de muy contemplativa)

(Detalle de las vías- cremallera)

Vamos tan entusiasmaos y concentraos que no nos damos cuenta que ya estamos llegando a la estación donde nos apearemos e iremos hasta la plataforma donde podemos ver lo que va quedando del glaciar Le Mer de Glace. Más que un glaciar parece un montón de piedres pero..., hoy no podemos visitar su cueva, ya que la están volviendo a poner en orden, el movimiento del glaciar la desplaza de su sitiu, pero a nosotros no nos importa, queríamos conocer el glaciar. Sinceramente cierta pena nos entra en ver su estado, pero algo de culpa tendremos todos los que por aquí andamos y sobretodo el horadar una cueva para su visita, nos tendríamos que conformar con ver la parte de arriba. Hay un señor allí explicando la zona, los altavoces están demasiado altos, para una zona donde debería reinar el silencio y disfrutar de la contemplación del glaciar y de las altas montañas que lo rodean.

(Muy fotogénico este tren rojo alpino)

(Estación y bajada a la cueva del glaciar, aunque hoy cerrada por obras)

(Como era de esperar, cierta decepción el Mer de Glace)

(Lo que no hace muchos años era un mar blanco de hielo hoy....)

Demasiados edificios en la zona, pero los ignoramos y nosotros nos paramos a contemplar las grandes agujas que tenemos enfrente, me dicen que son los famosos Drus, -¡Uff que pinta tienen! -Mira que cascadona tan grande baja, -¿Visteis los glaciares que lo rodean? -Subir a ellos tien que ser... Les sacaremos mil y una foto, pues parece que tan pronto asoman sus agujas entre las nubes como despejan o se ocultan sobre ellas. Sólo con ver todo esto ya merece la pena la excursión.

(Gran hotel de Montenvers y Los Drus)

(También muchas cascadas y un pequeño paseo a 2000 metros de altitud)

Como aún tenemos tiempu, cogemos un caminin que va hacía las antiguas ruinas de unos baños o algo parecido que existían por la zona y que es por donde muchos llegan a una parte del Aiguillie caminando, o bajan del mismo. Nosotros haremos un pequeño recorrido, pues el aire es bastante fríu y aunque venimos abrigados lo estamos notando. Así que buscamos un sitiu guapu donde sacar fotos, caminamos otru tramu más hasta otros restos de edificios y en vista de que el aire comienza a soplar más fuerte nos damos la vuelta.

(Espectaculares y verticales vistas sobre el valle y las altas cumbres)

(Un buen lugar para unas fotos para el recuerdo)

(Aunque lo que más impresiona es la estilizada aguja del Dru)

(Con alegría desde lo alto de las montañas)

(Los Drus y su glaciares)

Volvemos a la estación, sacaremos más fotos al tren roju. Vemos un gran cuadru de como estaba el glaciar hace tiempu ¿alguna vez volverá a estar así? no lo sabremos pero los cambios climáticos pueden hacer de todo, desde destruir los glaciares a volver a llenarlos. Nosotros nos vamos un poco tristes de ver Le Mer de Glace agonizando, aunque esperamos que en inviernos venideros las nieves sean abundantes aunque....

(Una imagen vale más que mil palabras)

Volvemos a coger el trenecito para bajar, es casi la hora de comer así que cuando llegamos a la estación vemos que allí mismo hay una pequeña área recreativa, bajo las espectaculares agujas de Chamonix, donde podemos comer nuestros bocatas que porteamos en las mochilas y de pasu ir pensando en nuestra siguiente visita de la tarde. El glaciar Des Bossons.

(Volvemos a Chamonix y sus llamativas agujas, una no cansa de levantar la cabeza)

(Parece que hoy el Mont - Blanc se hace de rogar)

(Vista de la gente que sube o baja del Aiguillie)

(Sin embargo el glaciar des Bossons se deja ver muy bien)

Después de nuestru pequeñu momento nutritivo y de descanso, seguimos ruta en dirección a la zona donde cogeremos el camín que nos llevará a visitar el glaciar Des Bossons, ese que vemos todas las mañanas al despertarnos. El sol calienta de lo lindo el día pegó un cambiu total, lo que en un momento parecía que iba a llover se quedó la tarde preciosa. Así que aprovechamos y para arriba que vamos. Aquí también hay un telesilla que al pasar vemos que está funcionando pero sube vacio, parece que hoy todos preferimos subir andando, por lo menos hasta donde se encuentra el chalet Des Bossons y el mirador.

(Tal parece que el glaciar va sepultar las casas, nada más lejos de la realidad)

(El Aiguille du Midi y el glaciar des Bossons)

(El teleférico Le Brévent ya empieza a funcionar)

(Al otro lado del valle, el teleférico Le Brévent casi choca con los aviones)

Vemos unos paneles en el lugar según vamos llegando a la zona del mirador, nos explican el accidente de avión que hubo en el lugar, así como fotos de las primeras visitas a la cueva que existió en su día en esti glaciar. Hoy en día nada queda del tramu de la cueva, el glaciar se va retrayendo y cada vez está más arriba. Aunque la verdad al llegar y velu, talmente parez que se te va a echar encima de un momento a otru.

(Chalet del glaciar de Bossons)

("Malabar princess" película del 2004 basada en el accidente del avión indio de mediados del Siglo XX)

(Casi tocamos con la mano el glaciar)

(Grandes bloques de hielo, se van deshaciendo, poco a poco el glacir re retrae)

(Foto de Familia ante el glaciar des Bossons)

Disfrutamos un buen ratu contemplando los enormes bloques del glaciar, que poco a poco se va derritiendo. Grandes cascadas salen de él en dirección al valle. Aquí nos tenemos que abrigar un poco ya que parece que el propio glaciar nos envia aire fríu. Sacamos unes cuantes fotos. Vemos que llega más gente y abandonamos el lugar dejándoles pasu y que puedan fotografiar cómodamente también ellos e iniciamos el regreso. Nuestra ideas es seguir disfrutando desde abajo de les guapes vistes del glaciar, todo un lujo.

De nuevo en la vistosona zona de lago Des Gaillands nos tirariamos toda la tarde contemplando la zona, pues ahora tien muy buena visibilidad, así que tiramos de zoom y sacamos el gran glaciar que se desprende del Mont Blanc. Las nubes vuelven a entrar y salir en la zona la altitud de las montañas se nota en el lugar. Fotos y fotos las cámaras parece que van a echar fueu, suerte la de estos tiempos de cámaras digitales, en otros tiempos tendríamos que pensar mucho que cantidad de fotos sacaríamos pues después al revelarlas nos saldría por una buena cantidad. Pero los tiempos avanzan y la verdad que en esto de la fotografía creo que hemos salido ganando. Las guardas digitalmente y siquieres puedes sacar en papel la que desees tener a la vista.

(Ya abajo, en el lago Des Gaillands toca disfrutar de las vistas soleadas sobre el glaciar des Bossons)

(Y el resto de grandes detalles montañeros que lo rodean)

(El glaciar desde otru ángulo)

(Un poco de zoom y vemos el glaciar que se desprende del Mont Blanc)

(Otra vez más el atardecer nos vuelve a dejar bellos detalles super-montañeros)

(De nuevo llega el atardecer)

Se acaba el momento de contemplación, hay que ir a asearse y después a buscar donde cenar, la hora ya va llegando. En esta ocasión buscamos un lugar donde hagan gallettes, encontramos el sitio y preguntamos si nos podemos sentar para cenar. Muy amablemente nos dicen que sí pero que tenemos que pedir en la barra. No importa, nos sentamos decidimos que vamos a comer y lo vamos a pedir. Después tranquilamente y sin prisa cenamos.

(Hora de cenar)

Una vez que cenamos y aprovechando que aún es de día, nos vamos a dar otra vueltina por la zona. Ahora una fotuca en el famosu puente de Chamonix, coger agua en la rica fuente del lugar, donde algunu se aprovecha para quitar los calores del día. Tomar una cervecina para finiquitar el día antes de que todo cierre y de nuevo para nuestru alojamientu. Hay que descansar para mañana conocer otro lugar, así que ¡Hasta mañana!

(Famosu puente de Chamonix)

(Mientras cogemos agua, alguien se aprovecha para quitar el calor del día)

(Luciendo camiseta recién comprada)

 

ó

¡A por otra actividad!

********************

 

Francia y Suiza: Lago Leman

* Mieres del Camín (Asturias) - Chamonix (Francia) – Lago Leman (Suiza): 1595 Kms – 17,5 Horas.

Vuelve un nuevu día a Chamonix, pero hoy se levanta un tanto triste, las nubes muy bajas y parez que quier llover. Así que después que desayunamos nos preparamos para ir a turistear por la zona, Suiza nos espera. Nos acercaremos a uno de los pueblos medievales que hay en la zona del lago Leman en la parte de francesa. Iremos en coche hasta Ivoire y dejaremos el coche en uno de los aparcamientos que hay en la entrada del pueblu. Nun queda otra ya que no se puede entrar en él. Decir que el aparcamiento es de pago, pero por pocos euros podemos estar unes cuantes hores y sin el agobiu de andar buscando aparcamientu. Luego un paseín hasta la entrada del puelu y a turistear.

(Como el día está triste nos vamos a turistear hasta Yvoire - Francia)

(Castillo de Yvoire)

Entramos en el pueblu por una de sus entradas principales, ya sabéis eses que en los pueblos medievales existen, ya que el resto había muralla y sólo se podía pasar por estas puertas, poco resto de muralla queda, pero en su lugar guapes cases la ocupan que no desdicen nada del entorno. Así que nos vamos directos hasta el pequeño puerto-embarcadero que allí tienen. Como pasa en estos sitios que tienen puerto los restaurantes que allí están, ya tienen casi todo ocupado pero ¡uff, que precios!, nosotros buscaremos algo más tradicional y dentro del pueblu, ya que vimos una pequeña taberna que nos gustó al pasar.

(Un paseín por la barra del puertu

(Un paseín pa disfrutar del lugar)

(Lago Leman - Francia, al otro lado Suiza)

(Curioso detalle a las puertas de un comercio)

Nos vamos a comer antes de que cierren cocina, después seguiremos nuestru turisteo. Luego vamos hasta el gran puerto donde vemos que llega un barco desde el otro lado del lago Leman. Es uno de esos barcos que recorre todos los pueblos que hay en los alrededores del lago y van recogiendo turistas y gente que vive en esos lugares y van de un lugar a otro. Un buen sistema de transporte sin tener que rodear todo el lago.

(Vamos a ver el barco que llega al puerto)

(Los sitios adornaos con flores siempre nos atraen)

Una vez que ya hemos visitado Yvoire, nos decidimos a ir otro lugar del lago Leman a visitar su sirena, pero en esta ocasión tenemos que cruzar la frontera con Suiza. Los Güajes ya llevan estudio lo que necesitamos para aparcar en la zona. Hay que comprar una especie de reloj y poner la hora del estacionamiento, el cual tiene un límite. Nada más cruzar la frontera encontramos un sitiu donde aparcar, así que allí mismo compramos, en una gasolinera, la singular tarjeta. Y nos vamos a conocer Hermance que no es precisamente muy grande.

(Una pequeña compra extra para aparcar en Suiza)

(Suiza-Hermance)

Vamos hasta la zona del lago, donde también existe un pequeño puerto. Vemos como un pescador coloca sus redes en una especie de tendal para ir sacando la pesca del día. Visitamos la zona de la torre, ya que Hermance también es considerado un pueblo medieval, aunque sus construcciones nada tienen que ver con las de Yvoire. Aquí tenemos que sacar el paragues, ya que comienza a llover algo más fuerte.

(Después de la pesca, hay que ir sacando los peces de la red)

(Visitamos su gran torre)

Tras hacer un pequeña visita al pueblo suizo cogemos el coche y nos vamos hasta un cercano parque a orillas del lago Leman donde una pequeña sirena nos espera. Llueve con gracia cuando nos apeamos del coche pero esto no nos impide de entrar en el parque de la Plage de la Nimphe. Una vez que visitamos este bello ricón nos vamos del lugar pues comienza a llover con más ganes. Allí la dejamos a la pequeña ninfa, tal parece que se despide de nosotros esperando que la volvamos a visitar en otra ocasión.

(Suiza: Plage de la Nimphe - Lago Leman)

(Se despide de nosotros con un ¡hasta la próxima!)

No hemos gastado todo el tiempo de aparcamiento, pero no nos importa pues ya hemos visitado lo que queriamos y como comienza a llover fuerte... nos vamos de nuevo hasta Chamonix. Ya el hotel toco ducha, un poco de Relax y luego saldremos a tomar algo y cenar. Hubo un momento mientras estabas tomando algo que parecía que no iba a parar de llover ¡jo que manera echar agua!, pero de repente paró y pudimos ir a cenar tranquilos, pero cuando volvíamos para el hotel de nuevo comenzaba a llover. Parece que Chamonix se quiere despedir llorando. Hoy no tenemos la visión del Mont Blanc, feas nubes lo tapan, pero ahora toca preparar maleta y mañana comenzar viaje de vuelta.

 

ó

¡Vamos a por Annecy!

********************

 

Francia: Annecy

* Mieres del Camín (Asturias) - Chamonix (Francia) – Lago Leman (Suiza) – Chamonix – Annency (Francia): 1690 Kms – 18,5 Horas. 

Nuestros días en Chamonix se acaban, hay que empezar el regreso a casa pero no va ser tan rápido. Efectivamente, vamos a facelu como a la ida, parando en distintos sitios. En esta ocasión pararemos cerca, en Annecy, queremos conocer el lugar, pues hemos visto muches fotos, ademàs de una serie de televisión, y nos llamó mucho la atención. Así que una vez que desayunamos y liquidada la cuenta del hotel, vamos hasta nuestru pequeño Blue, que nos espera descansando en el aparcamientu del hotel. Colocamos les maletes y de nuevo en marcha. Empieza la cuenta de kilómetros y horas de nuestro regreso, bueno también de litros de combustible y peajes, que no son pocos si quieres ir rápido.

(La basílica de la Visitación de Annecy, además de sus montañas)

Salimos de Chamonix tranquilamente, pero la voragine del tráfico nos hace ir más aprisa de lo quisieramos, la gran autopistas con los grandes trailes bajando parece que te llevan, hay que ir muy atentos al tráfico, para colmo comienza a llover, algo que no nos gusta a ningunu de los cuatro cuando vamos en coche. Entramos en la zona de la basílica de la Visitación de Annecy cuando más llovia. Una pequeña parada para conocerla la esbelta basílica y enseguida ir en busca la de la zona de nuestru alojamiento, donde aparcaremos el coche y tomaremos posesión de nuestras habitaciones. Luego toca ir andando en busca de algo para comer.

(Por una de las calles de Annecy)

(Su famosu canal)

(Arte en la calle)

Lo primero de todo es buscar donde comer, ya sabéis los horarios son distintos y se nos echa la hora encima. Así que buscamos algo donde pillar algo rápido y allí con los gorriones esperando que les echemos algo comemos unos bocatas bien ricos. Luego cogeremos algo de fruta aunque poco ya que los precios están por les nubes y algún helau que esos no están muy caros. Seguiremos turisteando. A fin sale el sol y nos anima a seguir pateando Annecy con más gracia.

(Ahora que paró de llover aprovechamos a conocer Annecy)

(Lago de Annecy)

(Actividad escolar en bicicleta bien ordenada)

(Como presta ver los Tiovivo)

(La fruta tiene muy buena imagen, el precio ya ye otro cantar)

(Edificios antiguos que nun pierden su encanto)

(La calle se anima)

(Hora del helado)

(Ahora hay que ir porteando la ropa de abrigo, salio el sol cuando vamos camino del castillo)

Nos vamos hasta el gran lago de Annecy, veo que Felipe y Alba están hablando con una señora. Nos pregunta de donde somos, se pone muy contenta al saber que somos Españoles y de Asturias. Nos dice que la perdonemos que Ella sólo habla francés, que le gustaría saber más idiomas porque le encanta hablar con los visitantes que llegan a Annecy. Los Guajes se entienden con Ella muy bien, yo con mi francés ya un tanto oxidau voy cogiendo la conversación. Nos dice que el lago está catalogado como uno de los más limpios y que a los cisnes y patos está prohibido echarles comida, que solo algo de hierba ya que con la otra comida se ponen malos, que ellos ya buscan su comida en el lago. Razón no le falta, tienen mucho terreno para buscar comida. Nos encantó estar hablando pero la tenemos que dejar pues queremos ver muchas cosas más y las horas pasan volando.

(Momento de confraternizar en francés y con los cisnes)

(Mamá pato sale del lago a pasear con sus niños)

(Otro pato perguapu)

Al fin llegamos al verde lago de Annecy, la verdad que nuestros ojos no alcanzaban a ver casi la otra orilla del lago. Estaba preciosu, con sus cisnes, sus patos. Una mamá pato sale de él con sus retoños y pasea por el muro por donde vamos. El agua está tan alta que llega un momento que rebasa el muru, cuando nos salimos de allí llega una pequeña barca de pescadores y con el oleje que originó... ¡Uff un poco más y nos pilla el agua que volvió a rebasar!

(Lo abarcaremos todo???)

(Que se me mete el agua)

(Como no.... ¡Muchas fotografías!)

(De nuevo en el monumento más fotografiado, no se donde leimos que fue una carcel)

(Las nuevas generaciones de moto-bici, con asiento para niños)

(Seguimos conociendo los canales de la llamada "Pequeña Venecia Francesa")

Vamos a visitar el famoso puente de Los Enamorados, pero toca de nuevo volver al centro para buscar donde cenar algo. Estos horarios nos estresan un poco, ya que hay mucho que conocer y la hora llega enseguida. Teníamos ganas de unos crèpes de la zona, así que al pasar al lau de una crepería Bretona, decidimos preguntar si teníamos sitio, así de pasu tomariamos sidra. Muy amablemente nos dijeron que sí y que si nos gustaba la mesa que nos enseñaban. ¡Perfecta!, estaba debajo de los soportales y en casu que le diera por ponese a llover estabamos a resguardu. Así que allí nos sentamos, pedimos la cena y a esperar que nos sirvieran, cosa que enseguida lo hicieron.

(Una crepería bretona sería nuesta elección para cenar en Annecy)

(Aunque no es como la de Asturies, sabe buenísima)

¡Qué bien cenamos!, la elección del sitiu nos salió perfecto. Ahora que ya les luces comienzan a encendese, vamos a dar otru paseín por los guapos canales, ya sabéis que nos encontramos en la "Venecia francesa", de pasu que nos dirigimos a nuestru lugar de descanso. ¡Qué guapos los reflejos en los canales con las luces! El monumento más fotografiado, el que leímos que fue una carcel, talmente parece un gran barco entrando a puerto. Nuestras cámaras de nuevo se ponen a funcionar a toda máquina. Pero hay que abandonar el lugar, la noche se echa encima y tenemos que descansar para seguir viaje.

(Comienzan a encenderse las luces)

(Luces y reflejos en el anochecer de Annecy)

(Aunque todavía hay gente cenando, se encienden las luces y todos acabando)

Annecy nos encantó, la verdad que por ahora nada nos está defraudando de la zona que en esta ocasión vinimos a visitar. Félix no paraba de decir que si lo queríamos abandonar.... "dejarme aquí". ¡Qué razón tenían Felipe y Alba cuando nos lo contaban!, la zona merece otra visita, así que esperamos poder volver al lugar.

No queremos despedirnos de Chamonix – Mont Blanc y de Annecy sin compartir un pequeño montaje de video que hemos realizado con las diferentes tomas de móvil que hemos realizado. Creo que ha quedado bastante chulo y significado de lo que hemos contemplado en estos seis días por la zona de la Alta Saboya – Francia, así que aquí os los dejamos para nuestro y vuestro disfrute.

 

(Enlace para una visualización directa)

 

ó

¡Iniciamos el regreso a casa!

********************

 

Francia: Regreso por Carcassone y Narbonne

* Mieres del Camín (Asturias) - Chamonix (Francia) – Lago Leman (Suiza) – Chamonix – Annecy – Carcassonne y Narbonne (Francia): 2190 Kms – 23,0 Horas. 

Finalizada nuestra estancia en Annecy, una pena que no podamos quedarnos más días, pero el trabajo manda, seguro que algún día volveremos, nos vamos en dirección a Carcassone una vez desayunados y puesto nuestro Blue en plan. Hoy llevamos un día de sol maravilloso. El tráfico sigue en aumento ¡Uff, cuantu camión!!! pero al fin llegamos y nos vamos al aparcamiento que han habilitado antes de entrar en la ciudad amurallada. Ya sabéis aparcamiento de pago, sí o sí hay que aflojar la cartera. Para notros será nuestra segunda visita, para los guajes la primera.

Procuramos aparcar donde nos dé algo la sombra ya que existe algún que otru árbol en el aparcamientu. Nos vamos a la entrada principal de Carcassone. Nos vienen a la mente guapos recuerdos cuando la visitimos con nuestros amigos Alfonso y Nélida, de aquella el aparcamiento era gratuito, pero vemos que con la cantidad de gente que hay en la ciudad hicieron otro mejor y de pago. Comenzamos a callejear, ¡uff cuanta gente!, no esperamos tanta afluencia ya que es primeros de junio, pero ¡claro nos damos cuenta que es fin de semana!

(De nuevo en Carcassone - Francia)

(Guapes estes muralles de Carcassone)

(Vamos para adentro)

(Madre cuanta gente y eso que es primeros de junio)

Todo se vuelve de pago, en la otra ocasión entramos dentro del recinto del castillo, hoy en día hay que pagar entrada. Nosotros recorreremos sus murallas y almenas para de pasu sacar fotos a la ciudad de Carcassone extramuros. Luego seguimos recorriendo los guapos rincones de la bella Carcassone. ¿Tal vez algo menos de gente?, tal vez, pero todo tenemos derechu a conocer los sitios y si todos los respetamos todos cogemos y disfrutamos de los guapos lugares que nuestros antepasados nos fueron dejando.

(Recorriendo las murallas)

(Una vista de Carcassone extramuros)

(Cogiendo puestos para una buena ubicación fotográfica)

Guapos edificios que se mantienen tal y como los recordamos de nuestru pasu anterior. Tal vez algo más masificao de restaurantes y bares, pero el turismo es lo que trae. Visitamos su catedral con sus grandes gárgolas la adornan, una se tapa los oídos como diciendo: ¿por qué gritan los humanos?. Seguimos nuestro turisteo, compramos algún recuerdu de la zona y pillamos unos bocatas para comer en una de las áreas de descanso que hay por la zona, las cuales son de agradecer ya que tienen donde sentarse y poder tomar un café e ir al baño. Son áreas que ya conocíamos de la vez anterior y nos llamaron la atención. Alguna de estas necesitábamos en nuestru País, ya que en ellas se puede estar tranquilamente sin molestar e incluso algunas tienen zona de aparcamiento de caravanas donde puedes pasar la noche y seguir viaje. A nosotros nos sirven para comer, tomar un café e ir al baño.

(Catedral de Carcassone)

(Enormes gárgolas la adornan)

(¿Por qué gritan tanto los humanos?)

(Hace años tantas terrazas no existian)

Después de la parada para comer nos vamos hacía Narbonne, donde tenemos el alojamiento del día. Una ducha y pequeño descanso y a conocer la ciudad. La llaman la Pequeña Roma de Francia. Así que nos vamos a patearla. Aquí se nota que no es muy turística pues hay menos gente, se pueden sacar fotos sin problemas.

(Narbonne, en la Francia más romana)

(Momento de fotos, ya que las calles están vacias)

(De paseo por Narbonne sin mucho agobio, la verdad que se agradece)

(La catedral está tan oculta entre los edificios que casi no la podemos ver)

(Pero sus grandes gárgolas nos vuelven a sorprender)

(Su expresión triste nos llama la atención)

(Escultura de Romuno y Remo con su loba)

Vemos que también tiene un canal por donde surcan los barcos e incluso vemos que uno es vivienda habitual. De nuevo a buscar donde tomar algo, pues aquí parece que comienzan a cerrar primeros los establecimientos hosteleros. Encontramos uno en la zona del canal, que para nuestra sorpresa tenía tapas como en España, así que allí sentados al fresco del anochecer tomamos algo. Otra ciudad que también nos sorprendió y la cual no conocíamos. Un poco relax y nos vamos para el alojamiento. ¡Ahh, antes habíamos comprado sumistro para la cena! ya que hoy el alojamiento es en un apartamento y con el día tan guapu podemos cenar en la guapa terraza. Luego hora de descansar que mañana tenemos que seguir viaje.

 

ó

¡Vamos a seguir regresando a casa!

********************

 

Francia: Bayonne

* Mieres del Camín (Asturias) - Chamonix (Francia) – Lago Leman (Suiza) – Chamonix – Annecy – Carcassonne - Narbonne y Bayonne (Francia) – Mieres del Camín (Asturias): 2400 Kms – 27,0 Horas. 

Esto se va acabando, hoy nos toca volver a facer maletes, cargar a nuestru Blue y poner rumbo a Bayonne, donde pasaremos el último día y noche de nuestras pequeñas vacaciones por el país vecino. Aunque cansados del largo viaje, aún venimos con fuerza para recorrer Bayonne. Pues aunque Felipe y Alba hace poco que estuvieron, nosotros ya hace tiempo que por aquí pasamos. De nuevo en carretera y también con tráfico a dolor. ¡Uff, tanto los conductores como los viajeros tenemos ganas de llegar a Bayonne!. Llegamos y vamos a nuestru alojamiento. Un poco de descanso y a patear la ciudad.

(De nuevo en Bayonne - Francia)

(Contemplando el gran puente sobre el Adur)

Estamos alojados antes del gran puente que salva el río Adur, así que una vez que descansamos, nos vamos a dar un paseo por Bayonne. Alba, en precaución de que vuelva a llover, portea su paraguas, pues para hoy dan tormentas. Bayonne, nos vuelver a sorprender por sus edificios bien conservados. Aprovechamos a pasear por sus calles ahora que parece que está todo tranquilo.

(Alba, siempre precavida portea su paraguas)

(Por ahora podemos pasear tranquilamente)

(Nos sigue sorprendiendo los edifcios bien conservados)

(Una mirada desde el interior)

La conservación de sus edificios así como su construcción siempre me encantó, me quedó mirando para ellos como si fuera la primera vez que los veo. ¡Qué bien que sigan guardando su identidad! Veo en los dinteles de los bajos comerciales unas placas, me voy a ver una y ¡ohh! -mirai ponen en ella lo que fue, los distintos negocios que hubo y lo que son ahora. -Anda ye verdad. En todos los sitios deberían facer esto para que todos supiesemos lo que fue y lo que es una manera de nun olvidar nuestru pasado.

(¡Cómo me encantan estos edificios!)

(Un detalle de los bajos comerciales, de lo que fueron y ahora son)

(La soleada tarde invita al terraceo)

(Pero que fachades más guapes)

(Otres muy guapes con sus contraventanas hacía afuera)

Hoy nos toca cenar un poco más temprano que otros días, ya que donde quieren Felipe y Alba cierran pronto. Pero para allá vamos a preguntar si tenemos sitiu. Tenemos suerte aún hay poca gente y nos asignan una mesa rápidamente. Hoy toca de nuevo una buena gallette, con sidrina. Ya, ya sé que nun ye de escanciar, pero a nosotros nos gusta desde el primer día que la probamos en la Bretaña francesa. Así que bien fresquina nos la traen. Enseguida llegan con los platos de la cena, ¡vaya como los portea el propio cocinero! todo un artista. Después un rico postre para que no nos entre la fame de noche.

(Nos vamos a la cena)

(Volvemos a la cocina bretona que tanto nos gusta)

(Un buen crépe como ellos llaman, o un buen frixuelu como nosotros decimos)

Cenamos de maravilla, así que con la barrigota llena volvemos a pasear otro poco. El cielo comienza a oscurecer y suenan truenos lejanos. Volvemos a cruzar el puente pasa visitar un poco la otra parte. Felipe y Alba dicen que se van, los entendemos están cansados, nosotros también pero Félix quiere esperar a que las luces se enciendan para sacar unes guapes fotos del puente con el refleju en el agua.

Comienza a tronar cada vez más cerca, así que mis miedos ya están conmigo. Guardo mi cámara y mi móvil, no tengo ganas de problemas, los relámpagos se ven cada vez más cerca. Apuro a Félix para que deje ya de fotografiar. Nos vamos antes de que comienze a llover. Justo en la puerta del hotel cae el gran chaparrón, ¡Uff, menos mal que ya estoi bajo techu! Las tormentas me pueden ¡qué le voy a facer! Pero ahora ya en nuestra habitación que truene y relampaguee todo lo que quiera.

(Vaya viciu con les fachades, pero llaman tanto la atención...)

(Esperando que se enciendan las luces del puente)

(Luces y reflejos sobre el Adur)

A pesar de los trunos y la tormenta dormimos como marmotas, ¿será la emoción del viaje? no lo sabemos pero nos levantamos todos descansados. Ahora el último largo de carretera para llegar casa. En un principio teníamos pensado parar en Bilbo, pero el agua continuo del viaje nos hace desistir y pasar la zona tranquilamente. Pararemos en Laredo donde comemos, además aquí parece que no llueve.

Un pequeño paseo para bajar un poco la comida y nos vamos hasta el coche, de nuevo en carretera, para afrontar los últimos kilómetros de este largo viaje. Por suerte, desde Laredo hasta Mieres del Camín no nos llovió, así que viajamos con tranquilidad.

Esto se acabó chic@s, llegamos cansados pero satisfechos de esti gran viaje que nos prepararon Alba y Felipe, sabían que teníamos ganas de conocer la zona y no nos defraudó nada de lo que nos prepararon para conocer. Seguro que tendremos que volver en otra ocasión para dar otru pequeñu repasu a la zona. Ahora sólo desde aqui decir: ¡Gracies Güajes por esti gran Viaje, un Placer viajar a vuestru lau! ¡VOLVEREMOS!

 

¡Hasta pronto Alpes!

 

 

 

 

* Aviso: En todos los documentos asociados a www.jfcamina.es, incluidos los Wikilocs, solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos. Queda a la responsabilidad de cada uno la utilización correcta del mismo, además de tomar todas las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán de muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.

 

 

 

Si quieres ver los diario de temporadas anteriores mira en el siguiente enlace donde los encontrarás todos:

 


¡Visita nuestro libro de visitas y deja tus mensajes!

 


* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.