Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
El Primitivo - Etapa 11: San Romao - Melide
Camino de Santiago: El Primitivo

Galicia, Octubre'19-P'21

 

Camino de Santiago: El Primitivo

Etapa 11: San Romao - Melide

Asturias y Galicia - España

Mapas IGN 1/25000: 97-I, 96-II y 96-IV

Inicio: San Román / Romao de Retorta, Galicia - España

Fin: Melide, Galicia - España

Recorrido básico: Albergues de San Román de Retorta (0,0 K) – Agrela-Castrelo (2,9 K) – Burgo de Negral (3,5 K) – Vilacarpide (3,9 K) – O Pacio (5,0 K) – Desvío Albergue Cruz (6,1 K) – Pena da Galiña (7,1 K) – Ferreira (7,5 K) – Parroquia Augas Santa (9,0 K) – A Leboreira (10,3 K) – Augasxantas-PonteSantiago (11,1) – San Xorxe (11,3 K) – Montecelo (11,7 K) – Merlán (12,8 K) – A Seixas (13,6 K) – Casacamiño (15,3 K) – Àrea Recreativa O Hospital (16,2 K) – Alto de Torques (17,4 K) – Vilouroiz (19,9 K) – Vilamor Arriba (21,7 K) – Vilamor Baxio (22,8 K) – Ponte a Pedra (23,9 K) – Curutelo (24,3 K) – Compostela (25,4 K) – O Forte Velo (27,2 K) – O Forte Novo (27,7 K) – Melide Iglexia (28,6 K) – Melide Albergue Privado Centro (28,9 K).

Acceso Recorrido Wikilock: C.S.P.: E-11 San Romao - Melide

Total: 28,9 Kms / 8,0 Horas.

Desnivel: +719 Mts. y Desnivel: - 866 Mts.

Señalización: Conchas y flechas peregrinas del Camino de Santiago, además de varios paneles informativos al respecto.

Día soleado, aunque lo costó un poco arrancar.

 

Creative Commons License

¡Ultreia et Suseia!

 

 


Camino de Santiago – El Primitivo es un amplio documento gráfico en catorce capítulos que pretenden narrar nuestra personal experiencia andariega y cultural realizada en el año 2019 con rumbo SurOccidental hacia Galicia, en nuestro personal Camino de las Estrellas, siguiendo los pasos del primer Peregrino declarado oficialmente. Ahora, en el 2021, lo publicamos con cierto retraso por motivos que a nadie se le pueden escapar. Sinceramente el 2020 no fue un buen año para nadie, los peregrinos no iban a ser una excepción. Nos encontramos en la última etapa de El Primitivo, aunque aún nos quedan dos para llegar a Santiago de Compostela. Efectivamente, con el entronque en Melide (objetivo de hoy) enlazamos con el camino francés y ahí acaba nuestros camino desde Oviedo. Evidentemente nosotros seguiremos unos cuarenta y cinco kilómetros (muy populares) hasta saludar personalmente al apóstol Santiago el Mayor. Ya se huele el final, así que no vamos a entretenernos más en el preámbulo y arrancamos con la narrativa de nuestra personal aventura siguiendo el Camino de las Estrellas Peregrinas de El Primitivo.

 Tras una noche tranquila, pues estábamos solos en la sala que nos ubicaron, un privilegio o ventajas de peregrinar fuera de la temporada estival, nos toca afrontar la última etapa del Camino Primitivo y a partir de Melide, adentrarnos en El Francés, en la vorágine turi-peregrina (con todos mis respetos). Existen otras opciones como ir a enlazar Palas de Rei (más atrás aún) y otra un poco más complicada que estuvimos viendo en su momento pero que nos olvidamos de ella.

El desayuno, previo encargo, nos lo dejó listo la noche anterior el hospitalero, así que no perdimos mucho tiempo en el mismo. Rápido y sencillo podríamos decir simplificando. Pese a todo y aunque aún era de noche, creo que fuimos los últimos en salir por la puerta del gran caserón. Mañana oscura bajo la niebla empezamos a caminar con rumbo Occidental el cual mantendremos casi toda la larga jornada andariega, solo en la proximidades de Melide viraremos un poco al Sur. Arrancamos ascendiendo también y después bajar, para volver a subir y bajar. Esta va ser la constante orográfica de la etapa de hoy, de tal manera que al final de la jornada apuntamos más de setecientos metros de desnivel positivo y casi novecientos del negativo.

(01 San Román de Retorta / Albergue Público y Privado, 0,00 k./ 588 m.a. / 8:15 h.)

Lo dicho, bajo la gris niebla vamos siguiendo la abundante señalización peregrina sobre terreno de pista y asfalto muy desgastado, clásico de las carreterinas rurales y dejando de lado pequeñas aldeas como la de Castrelo o A Grela. La verdad que uno tiene una sensación muy rara, de mucha soledad, tal parece que en recodo del camino te va aparecer una alimaña. Mary decía que teníamos que haber dormido una horina más para salir con mejor luz. Algo de razón llevaba pero la etapa iba a ser larga, de las de treinta kilómetros y no había que relajarse mucho, después llegamos a Melide tarde y no podemos disfrutar de unas merecidas horas de relax. 

(La mañana se presenta muy gris, le cuesta amanecer)

(Entre el bosque y la niebla con una sensación muy...)

(Transitando entre fantasmales aldeas)

Mucha información y oferta de establecimientos de alojamiento y cafetería, que con el fresco mañanero apetecía tomar otro cafetín más. Con estas cábalas llegamos a Burgo de Negra y por carreterina secundaria, nos adentramos en los Montes do Salgueiro camino de Vilacarpide y O Pacio. Fue antes de entrar en esta pequeña aldea gallega donde volvemos a encontrar la tarjeta de nuestro compañero misterioso, esta parece que caida y pisada para después ser recuperada por otro peregrino que las va siguiendo también. Buen entretenimiento el que estamos teniendo, a parte del partidillo amistoso de las conchas peregrinas que disputan Alf y Mary. 

(02 Castrelo - A Grela, 2,90 k. / 522 m.a. / 9:00 h.)

(Tentaciones para tomar un segundo cafetín mañanero)

(La verdad que va uno con cierto temor entre la niebla mañanera)

(03 Burgo de Negral, 3,50 k. / 551 m.a. / 9:15 h.)

(04 Vilacarpide, 3,95 k. / 580 m.a. / 9:20 h.)

(Un triste y solitario perro nos sale al paso, pero sin mucho entusiasmo)

(Esta parece que ha caido y otro peregrino la puesto en pie de nuevo)

En Pacio un negro estornino nos da un toque de atención, debía ser del gran tractor que por la estrecha carreterina circulaba realizado sus tareas agrico-ganaderas. La verdad que intimida un poco, así que tenemos que tener mucho cuidado y no ir muy relajados, siempre atentos, pues encima este tenía mucho trasiego, pues varias veces pasó a nuestro lado. Esta zona tan rural ya llamó nuestra atención en la ocasión del 2010, aunque de aquella todo era más manual y menos maquinaria.  

(Uff, pinta mal la entrada en Pacio)

(Un ruidoso estornino nos recibe en Pacio, tal parece que nos quiera avisar de algo)

(Mucha atención, existe mucha maquinaria agricola-ganadera trabajando)

(05 Pacio – Iglesia, 5,00 k. / 540 m.a. / 9:35 h.)

Atrás la bucólica iglesia de Pacio con su cementerio, cruceiro, hórreo al más puro estilo gallego y así llegamos a rebasar a los compañeros de la jornada anterior que habían empezado en Lugo e hicieron noche en la casa rural vecina a los dos albergues de San Romao de Retorta donde nosotros habíamos también pernoctado. Muy entretenidos llegamos al desvío hacia unos de los albergues posibles de esta zona no muy habitada. Hablamos del Albergue Cruz Ferreira, solo a cien metros del camino. Nosotros seguimos carreterina adelante y pronto el cruce hacia muchos sitios aunque los indicadores que nos interesan es el de Ferreira y Augasantas.  

(A buena marcha vamos adelantando alguno de los peregrinos más madrugadores)

(Precioso hórreo gallego en mitad del camino)

(Vamos a mejor marcha de la que pensábamos, alcanzamos a otros más)

(06 Desvio Albergue Cruz, 100 mts, 6,10 k. / 560 m.a. / 9:50 h.)

(Nosotros hacia Ferreira y Aguasantas)

En el desvío de Pena da Gaiña, que nos baja hacia Ferreira, donde encontramos un bar abierto y un poco más allá un albergue. No paramos y en poco nos vemos a la vera del Ponte Ferreira entrando en el Concello de Palas de Rei y la Comarca Da Ulloa rincón donde también existe posibilidad de alojamiento. Vamos a la vera del bucólico río Ferreira y después a subir un poco para encontrar con una carretera de más nivel, la CP-2901, donde el tráfico ya se nota y por ella tenemos que transitar con extremo cuidado. Al poco otro albergue, con muy buena pinta exterior, nos sale al paso. Nada que ver con los pocas posibilidades que existían una década atrás.  

(07 Pena da Galiña – Bar y Albergue, 7,10 k. / 540 m.a. / 10:05 h.)

(Giro a la izquierda y a bajar hacia Ferreira)

(Pequeño detalle a la vera del camino)

(08 Ferreira – Albergue privado que cierra el 01/X, 7,50 k. / 517 m.a. / 10:10 h.)

(Ponte Ferreira, otro concello más en nuestra cuenta andariega)

(Bucólico rincón este de Ponte Ferreira)

(Después del encuentro con el arroyo toca subir y tropezar con la carretera, esta un poco más transitada)

(Otro albergue más, además con muy buen pinta, mucho ha cambiado en 10 años)

Con la niebla aún presente, aunque con el cielo azul empezando a ser algo visible, seguimos carretera adelante y entramos en la Parroquia de Augas Santas. Hora de volver a subir, se trata de unos cien metros de desnivel hasta alcanzar un alto donde un camino nos saca de la carretera para adentrarnos, ya con cielo azul al completo, en la población A Leboreira. Unos metros por la zona rural y después de nuevo en la carretera principal que nos baja hasta Augasxantas – Ponte Santiago donde tenemos unos momentos fotográficos ante la pétrea figura de Santiago. Unos cientos de metros más allá tropezaremos con las tumbas exteriores de la iglesia de San Xorxe, las cuales, a pesar de ya conocerlas, nunca dejan de impresionar. 

(La niebla sobre el asfalto y en arriba empieza a verse el cielo azul)

(09 Parroquia de Augas Santas, 9,00 k. / 576 m.a. / 10:30 h.)

(10 Alto camín, 9,70 k. / 613 m.a. / 10:40 h.)

(11 A Leboreira – Bouzachás, 10,30 k. / 603 m.a. / 10:50 h.)

(Estos paseinos bajo la cubierta de los árboles son los que más nos gustan)

(Hora de bajar y visitar al apostol a la vera del camino, a parte de hidratarse un poco)

(12 Augasxantas – Ponte Santiago, 11,10 k. / 566 m.a. / 11:05 h.)

(13 San Xorxe - Iglesia con cementerio, 11,30 k. / 550 m.a. / 11:15 h.)

Por asfalto hasta Montecelo y después a entrar en precioso camino de tierra cubierto de grandes árboles norteños que hacen las delicias de cualquier caminante por soso que sea. Parece que el amigo de las tarjetas le gustan mucho los bosques porque en este precioso transito volvemos a encontrar otra tarjeta más. En la población nos reentramos con el asfalto y en una de sus casas encontramos un antiguo hórreo gallego, un cabazo totalmente hecho de material vegetal, nada de piedra (salvo sus pegoyos). Realmente toda una curiosidad, pues nunca nos habíamos encontrado con uno igual. Después su pétrea iglesia con su clásico cementerio.  

(Montecelo y a seguir por asfalto)

(Dos "peregrinos" muy quietos)

(¡De nuevo al bosque!)

(Otra tarjetina de aliento para seguir a buen ritmo)

(Pero que guapos son estos paseos bajo la techumbre vegetal del bosque norteño)

(Cada vez que nos acercanos a una población... el asfalto aparece)

(14 Merlan, 12,80 k. / 549 m.a. / 11:45 h.)

(El compañero Alf porta un papel que encontró tirado en el bosque y necesita un cubo)

(Precioso detalle de un modelo de cabazo muy primitivo)

(Clásica iglesia gallega, con su cementario, todas tan bucólicas)

De Melán vamos subiendo camino de A Seixas y tenemos que hacer un alto para ceder el paso a un rebaño de vacas que van a pastar un prado cercano. La llegada A Seixas nos generaba cierta expectación porque recordábamos que en el año 2010 era un albergue del Primitivo muy nuevo y bien considerado. No teníamos intención de tomar un café en él porque no era la hora oportuna para que el mismo estuviera abierto. No importó mucho, pero solo de momento, pues vimos que unos metros más allá habían abierto una gran instalación de hostelería que nos venía como anillo al dedo. Mucho cambió esto, le decía a mis compañeros. La pena es que nuestros “gozo en un pozo”. Sí el local parecía abierto pero desde dentro nos decían que estaba cerrado. La verdad que nos quedamos un poco “ploff”

(Se nota que ha salido el sol, hasta los perros lo agradecen)

(Hora de hacer un alto en camino para ceder el paso de las vacas que van al prado)

(15 As Seixas - Albergue y bar, 13,60 k. / 585 m.a. / 12:00 h.)

(La cosa pintaba muy bien, pero el establacimiento aún estaba cerrado)

Con la decepción de A Seixas nos adentramos por precioso camino de bosque hasta Casacamino donde viraremos a la derecha (al Norte) y subiremos hasta el Área Recreativa de O Hospital donde realizaremos un pequeño descanso para comer algo de fruta que portábamos en la mochila. Quince minutejos de relax y a negociar la cuesta que nos espera hasta alcanzar el punto de mayor altitud de la jornada con sus 706 metros de altitud. Hablamos del Alto de Torques donde nos sacamos una foto como si en una cumbre cualquiera estuviéramos.  

(Como no hay café en Seixas seguimos la marcha, aunque un poco...)

(16 Casacamiño, 15,25 k. / 636 m.a. / 12:30 h.)

(Hora de virar a la derecha y tirar para arriba con ganas)

(Un pequeño altillo hasta llegar a la aldea de O Hospital)

(Sin pararnos en la aldea O Hospital y continuamos la marcha hasta alcanzar el área recreativa)

(Otro precioso detalle de construcción rural gallega)

(17 Área recreativa de O Hospital, 16,15 k. / 655 m.a. / 13:00 – 13:15 h.)

(Tras 15 minutos de fruta y relax... ¡A subir un poco más!)

(18 Alto de Toques, 17,40 k. / 706 m.a. / 13:25 h.)

Dejamos atrás el alto de Toques y comenzamos a descender, ahora todo para abajo, aunque con el clásico sube y baja. Como novedad muy notoria tenemos al fondo la gran visión del final de etapa de la jornada. Sí, ya vemos Melide, pero aún quedan unos doce kilómetros de nada. Mira que parece que queda cerca, pero las revueltas y cambios de desnivel nos llevarán aún unas tres horas de marcha. No importa, ahora todo es más suave, cielo azul precioso y la moral está muy alta. Así que a buen ritmo para con un poco de suerte comer algo en un bar de Vilamor Baixo que conocemos de la anterior ocasión. Con lo estratégicamente bien situado que está en El Primitivo no creemos que haya cerrado.  

(-¡Melide a la vista!)

(Sí Melide se ve cerca, pero aún quedan unos cuantos kilometros)

(La naturaleza haciendonos la ola a nuestro paso, así da gusto salir de casa)

Como ya anticipamos el transito muy llevadero entre asfalto y tierra pasando por núcleos rurales muy bonitos, seguro que la clara luz de día los hace aún más. Así pasamos por Vilouroiz y Vilamor de Arriba con su guapa iglesia a la vera del camino, la de Santo Estevo de Toques (donde se puede sellar si está abierta), su cementerio, cruceiro y su hórreo cercano lleno de colorido. También tropezamos con mucha publicidad de posibles alojamientos en Melide y la tarjeta de nuestro compañero misterioso. ¿En algún momento lo conoceremos? Seguro que sí, aunque se hará de rogar, ya veremos.  

(Otro detalle literario sobre la rama de un árbol)

(19 Vilouroiz, 19,90 k. / 569 m.a. / 14:00 h.)

(A la derecha dejamos una iglesia más y nosotros hacia las dos Vilamor)

(Trazado cómodo y blando, además de llano, así que vamos rápido)

(¡Happy!)

(Señalización de Petrogrifo "Da Pena Ferrada" datado de la edad de Bronce / Edad del Hierro)

(Puentín sobre reguero y a entrar en Vilamor Arriba)

(La publicidad para pasar la noche son abundantes, nosotros ya tenemos ralizada la reserva)

(Otro cruceiru más y seguro que pronto la iglesia con el cementerio)

(20 Vilamor Arriba, 21,70 k. / 457 m.a. / 14:30 h.)

Bajamos a Vilamor Baixo y el compañero Alf va delante a la caza de que el bar que le había citado estuviera abierto, son cerca de las tres de la tarde y ya hay ganas. No fallamos, justo doblar una esquina a la derecha y encontrar el bar El Carburo abierto, su mirada sonriente lo decía todo. Un rotulo a la entrada del bar nos decía que solo nos quedaban 55 kilómetros hasta Santiago, en dos etapas los despachamos. Nos prepararon unos bocatas y algo de postre, también unas refrescantes cervezas y un cafetín. Una hora muy relajada, se nota que la faena ya está casi terminada, aunque aún queda una hora larga para llegar a destino.  

(Grande y bello hórreo gallego, buenas tierras tenía el amo)

(21 Vilamor Baxio, Bar Carburo – Quedan 55 Kms a Santiago, 22,80 k. / 458 m.a. / 14:45 – 15:45 h.)

Con el depósito lleno volvemos a cargar la mochila al hombro y rumbo SurOcciental vamos en busca del entronque con el Camino Francés en Melide. Durante los seis kilómetros que restan serán todos por asfalto pasando por pequeños núcleos de población que aún mantienen el toque rural como los de Ponte a Pedra, Curutelo, Compostela, Zaramil y O Campiño. Solo cuando entramos en O Forte Vello se deja notar la construcción más urbana propia de las núcleos mayores, sobre todo las aceras al lado del asfalto.  

(De nuevo en El Camino)

(Ahora ya todo por asfalto hasta Melide)

(22 Ponte a Pedra, 23,90 k. / 436 m.a. / 16:00 h.)

(23 Curutelo, 24,30 k. / 444 m.a. / 16:10 h.)

(Atención a los vehículos y a los peregrinos)

(24 Compostela, 25,40 k. / 443 m.a. / 16:25 h.)

(25 Zaramil. 26,20 k. / 436 m.a. / 16:35 h.)

(Parece que un poco de sombra apetece)

Alcanzamos Forte vello y transitando por la ancha acera al borde de la ancha carretera pasamos a Forte Novo y unos cientos de metros más doblamos la esquina para cruzar el paso de peatones que, virando a la izquierda, al sur, nos da la entrada a la calle que nos lleva hasta la iglesia de San Pedro de Melide donde sellaremos nuestra credencial peregrina. Después trescientos metros más con la mochila al hombre en busca del Albergue privado O'Cruceiro ubicado en la Ronda de la Coruña nº2.  

(26 O Forte Vello, 27,20 k. / 448 m.a. / 16:50 h.)

(27 O Forte Novo, 27,70 k. / 449 m.a. / 17:00 h.)

(El Primitivo ya se nos acaba, a punto de entroncar con el Camino Francés)

(Un paso de peatones y en Melide centro estamos)

(Aunque antes una paradina para disfrutar de este bello detalle a la vera de El Primitivo)

(28 Melide Iglexia, 28,60 k. / 449 m.a. / 17:10 h.)

Cuando llegamos al albergue donde teníamos reservado pasar la noche nos quedamos un poco… La verdad que el edificio impresionaba. La señora que nos atendió también, un tanto enérgica nos parecía. La verdad que no nos extraña porque pelear con tanta gente durante toda una temporada agota y moldea carácter. Subimos a la sala de literas que nos asignaron y solos otra vez. No está mal, siempre es un extraño placer el solo escuchar el zumbido nocturno de tus conocidos compañeros, da como más confianza. En esta ocasión, ya que vamos a entrar en la zona más “chip” del Camino de Santiago tocaba hacer lavado de ropa, así que hora de entenderse con la lavadora y esperar que todo acabe. Allí el señor de la recepción nos echó un cable y todo salio de perlas, así que pronto pudimos dar una vuelta y buscar donde se encuentra la famosa Pulpería Ezquiel, otro punto de referencia importante en El Camino.  

(29 Melide – Albergue privado, 28,90 k. / 449 m.a. / 17:15 h.)

Mientras la lavadora acaba, es un excelente momento para compartir nuestras anotaciones sobre el recorrido realizado, además de una ficha con todos los puntos de paso importantes, su kilometraje, altitud y horario de paso, siempre está bien saber lo que nos va a llevar a un paso tranquilo y disfrutón como es el que nosotros empleamos siempre en nuestras andanzas, tanto las montañeras como las peregrinas. También añadimos el recorrido o “track” compartido en la red social Wikiloc, aunque igual no es tan necesario como en otras actividades andariegas pues la señalización al respecto es muy abundante, pero si está bien para saber exactamente los puntos que hemos pasado. Con respecto a todos los documentos asociados a jfcamina, advertimos encarecidamente que “Solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos. Queda a la responsabilidad de cada uno la utilización correcta del mismo, además de tomar todas las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán de muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad. También lo relacionado con la legislación administrativa y ambiental del espacio donde nos estamos moviendo”.  

(Ficha de nuestra octava etapa en El Primitivo: San Romao - Melide)

 

 (Si tienes algún problema en la visualización pincha este enlace para una visualización directa)

No hubo muchos problemas con la localización de la pulpería famosa, pues casi al lado la teníamos. Así que dimos una vueltina por el casco urbano para hacer tiempo y después a dar cuenta de las clásicas viandas gallegas, además de sus caldos y postres. Ya es una ceremonia clásica esta de llegar a Melide, igual que cuando llegas a Fonsagrada. De Obligado cumplimiento. Tras la cena toca hacer lo clásico, antes de recogernos en el albergue. Sí, hora de buscar un bar madrugador que nos pueda dar el desayuno, que no es muy agradable andar deambulando por los pueblos buscando un bar abierto a primera hora de la mañana. Hubo suerte y al lado del albergue existía una churrería que nos venía de perlas, así que bien contentos que subimos para nuestros aposentos, antes de las diez, que no queremos que se enfaden con nosotros.  

(Momento de celebración)

En la sala solos, un excelente momento para hacer un recuento de como ha salido el partidillo conchero entre Asturias y Galicia. Hoy parece que lo forasteros, los asturianos, ganamos por goleada, sí un 107 – 84. Ya sabéis, conchas con radios cerrados apuntando hacia Santiago, en dirección de la flecha amarilla, estilo asturiano (según decían en Fonsagrada) frente a los radios abiertos apuntando a Santiago al estilo gallego. Las de Asturias a la derecha de la calzada y las de Galicia a la izquierda.

Nadie nos molestaba y nosotros seguíamos hablando en voz baja tranquilamente hasta que el último cerró la boca porque ya nadie le escuchaba. Razón no faltaba pues la penúltima etapa hacia Santiago de Compostela, de que será: Melide – Arzúa– Pedrouzo será larga (35 Kms) y con muchos subes y bajas. Así que a descansar que la caminata será larga e intensa.  

¡Felices Sueños!

JFCamina

 

Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.